Nuestros consejos para decorar una habitación pequeña

2 junio, 2018
¿Tienes una habitación pequeña y no sabes cómo sacarle el mayor partido al espacio? Aquí tienes 4 consejos básicos para decorar una habitación pequeña con éxito.

La decoración de interiores en general siempre es un proceso que debe tener una buena planificación. Más aún si se trata de decorar una habitación pequeña.

Al decorar espacios más reducidos las dudas más habituales que surgen son, por ejemplo:

  • ¿Cuál es la mejor distribución?
  • ¿Qué muebles debo poner?
  • ¿Cuántos elementos decorativos podré integrar en el espacio?
  • ¿Cómo decoro las paredes?
  • ¿Qué colores utilizo?

Lo más importante que debemos saber es que decorar una habitación pequeña requiere de mucha creatividad para ser recursivos y así aprovechar al máximo el espacio del que disponemos.

Existen ciertos trucos que pueden ayudarnos a conseguir que una habitación pequeña de la sensación de ser más grande.

Por ello, en el artículo de hoy queremos darte 4 consejos fundamentales y fáciles de llevar a cabo para decorar una habitación pequeña.

¿Problemas con una habitación pequeña?

Cómo decorar una casa pequeña.

Ante todo queremos que quites de tu cabeza la idea de que una habitación pequeña, lejos de ser una buena estancia, es un estorbo, un problema o un quebradero de cabeza.

Una habitación pequeña puede ser una gran habitación si sabemos como distribuirla y decorarla. 

Es un error creer que porque una estancia sea pequeña no tiene potencial o solo sirve de trastero. Nada más lejos de la realidad, pues una habitación pequeña puede convertirse en un acogedor despacho. 

También en una cálida habitación de invitados o en una divertida habitación infantil. 

Por eso, los consejos que te damos a continuación aplican para cualquier uso que le vayas a dar a esa habitación pequeña en la que tanto piensas.

Consejos para decorar una habitación pequeña

1. Orden y organización

El primer consejo que podemos darte es que ante todo guardes el orden y la organización. En espacios pequeños cualquier cosa fuera de su lugar ya genera desorden.

Sabemos que es difícil encontrar un sitio para cada cosa, sobre todo cuando lo que nos hace falta es precisamente eso, sitio.

Habitación ordenada.

Sin embargo, puedes elegir muebles multifuncionales que te ayuden con el almacenamiento. 

Por ejemplo, si el uso que le vas a dar es de habitación, escoge camas canapés. Si vas a colocar algún puff, elige aquellos en los que en su interior hay espacio para guardar cosas.

Si, por el contrario, vas a formar una pequeña oficina o lugar de estudio puedes elegir mesas plegables o abatibles de pared y también sillas plegables. 

2. Guarda la proporcionalidad

El segundo consejo que creemos súper importante a la hora de decorar una habitación pequeña, es el de guardar el principio de la proporcionalidad. 

Esto quiere decir que en estancias de un tamaño más reducido, colocar elementos decorativos o mobiliario muy grande hace ver la habitación mucho más pequeña de lo que es. 

Mobiliario minimalista.

Por ello, es importante que elijas elementos de lineas finas y no robustas. Ten en cuenta que debes guardar ciertas distancias.

Por ejemplo, entre la cama y la cómoda o el armario. Es  importante que, aunque la habitación sea pequeña, podamos movernos con facilidad y sin ningún impedimento por toda la estancia.

3. Los colores

Otro aspecto importante a la hora de decorar una habitación pequeña son los colores.

Los colores claros hacen que la estancia se vea más luminosa y al verse más luminosa da sensación de amplitud. 

Dormitorio con colores claros.

Por ello, te aconsejamos que elijas muebles en colores claros, así como los textiles. Evidentemente puedes añadir un toque de color en algunos elementos decorativos específicos. 

Los elementos transparentes, al dejar pasar la luz, contribuyen a que el espacio se vea más amplio.

4. Profundidad

Por último, uno de los trucos más infalibles para hacer una habitación pequeña más grande es añadirle profundidad.

Para ello coloca algunos espejos de forma estratégica, por ejemplo en el cabecero de la cama. 

Salón con profundidad.

También puedes jugar con el color de las paredes. Por ejemplo, si todas son de color claro, elige la del fondo y píntala de un tono más oscuro. 

El papel de pared o papel pintado también es un buen recurso para añadir profundidad.

Conclusión

Decorar una habitación pequeña no tiene que ser un proceso frustrante.

Todo lo contrario, produce una gran satisfacción ver como un espacio pequeño se ha convertido en una estancia con grandes posibilidades cuyas características son el orden, la organización, los espacios de almacenamiento y la amplitud.

Estamos seguros que con estos consejos podrás decorar y organizar esa habitación pequeña que tantos quebraderos de cabeza te traía de forma exitosa.

Te puede gustar