Diferencias entre una puerta blindada y una acorazada

arantza · 9 febrero, 2019
En el mercado tenemos dos tipos de puertas muy comunes para nuestra casa. Una es la acorazada, y otra es la blindada. Te mostramos sus características.

La elección de la puerta de la casa es una decisión importante, ya que se trata del elemento que aportará seguridad y tranquilidad a tu vivienda. En el momento de realizar la compra y tomar la decisión, mucha gente no sabe las diferencias entre una puerta blindada y una acorazada. A continuación, os mostramos las diferencias entre unas y otras atendiendo a los elementos que contienen.

El marco y la hoja de la puerta

Puerta acorazada.

El primero de los elementos que pasaremos a examen será el marco de la puerta. La primera de las grandes diferencias entre una puerta blindada y una acorazada es el material del que está fabricado el marco o cerco.

En las puertas blindadas, el material de este elemento es madera, normalmente de tipo aglomerado. De la misma manera, la hoja también será de madera. En cambio, en las acorazadas, este material es metal, que contiene además en su interior omegas de refuerzo. La hoja de esta puerta es de acero, material mucho más resistente que la madera.

En cuanto al resultado visual, la estética de ambas puertas serán similares, si bien es cierto que en el tema de la seguridad, una puerta acorazada será mucho más segura por el material que la rodea. Los ladrones conocen en la gran mayoría de las ocasiones los puntos débiles que tienen las puertas blindadas, por lo que una puerta acorazada será una opción más segura.

Las bisagras

Puerta blindada.

Las bisagras son elementos que sujetan la puerta a su marco y hoja. Aunque se trate de un elemento invisible a la estética y al exterior, hay que tenerlo muy en cuenta, pues es el que sujeta la puerta. Existe una diferencia fundamental entre las bisagras de una puerta y otra.

Las bisagras de una puerta blindada van atornilladas nuevamente al elemento del que está hecho el marco, es decir, la madera. En el caso de una puerta acorazada, las bisagras tendrán dos formas de sujeción diferentes, bien por medio del atornillamiento, o bien por medio de la soldadura, para unirlas con el mismo material del marco de la puerta, el metal.

De nuevo y utilizando prácticamente los mismos elementos que para el marco y hoja de la puerta, las bisagras de las puertas acorazadas mostrarán más seguridad.

La cerradura

Cerradura de una puerta.

Una de las principales diferencias entre una puerta blindada y una acorazada será la cerradura que esta tenga. Para ello, hay que tener en cuenta dos aspectos fundamentales.

El primero de ellos es que una puerta blindada, aunque tenga varios cerrojos, todos ellos se abren con un mismo sistema de apertura. Es decir, abriendo uno, abres todos.

En cambio, en las puertas acorazadas este sistema es diferente. Cada una de los cerrojos es abierto de forma individual, y por ello, solamente se abre el cerrojo que se escoja y no todos. Si quieren entrar a robar, teniendo una puerta blindada el acceso será mucho más sencillo por mucho que cuenten con varios cerrojos.

Además, las puertas acorazadas pueden llevar elementos antibloqueantes, los cuales pueden detectar si la puerta está siendo forzada y bloquear el acceso, y elementos que impiden la manipulación y extracción de la cerradura.

El segundo aspecto a tener en cuenta es el pestillo. Las puertas blindadas suelen tener pestillos de gancho, que al manipularlos son fácilmente hundibles, lo que hace más sencillo el acceso a la vivienda.

La llave y el cilindro

Llave y cilindro de una puerta.

La diferencia quizás más destacada entre una puerta blindada y una acorazada reside en su cilindro y en su llave.

Los cilindros de las puertas blindadas tienen menos protección y, por lo tanto, son abiertos a través de técnicas como el ganzuado, partiendo el cilindro o con un taladro. En cambio, las puertas acorazadas tienen cilindros ensayados y certificados, que evitan los métodos de apertura comentados en las puertas blindadas.

En cuanto a las llaves, cualquiera que tenga acceso a la llave de una puerta blindada puede realizar una copia. Mientras que las llaves de una puerta acorazada no permiten su réplica si no es mediante la copia de la tarjeta de la banda magnética, mucho más complicado de realizar.

Teniendo en cuenta que las puertas más actuales vienen con un sistema de defensa ante estas copias, la puerta acorazada será mucho más segura.