Dónde situar adecuadamente el ordenador en casa

Francisco · 22 julio, 2018
¿Aún no sabes dónde colocar el ordenador en tu casa? Ten en cuenta los siguientes aspectos para aclarar tus ideas y elegir el lugar más adecuado

A la hora de ubicar el ordenador en el hogar, pueden surgirte dudas, ¿dónde sería mejor?, ¿hago una habitación exclusiva para él?, ¿el salón sería buen lugar? Veamos algunos consejos sobre dónde situar adecuadamente el ordenador en casa.

Este aparato es una herramiento de trabajo que probablemente se utilice casi a diario. Es importante disponerlo en un lugar cómodo, que se adapte a nuestras necesidades y cumpla la funciones básicas.

Evidentemente, si se sitúa en una habitación u otra, se debe estudiar la zona para saber si está cumpliendo una labor decorativa o simplemente funcional.

Atendiendo a los siguientes aspectos se puede discernir más claramente los espacios que mejor le corresponden al ordenador.

Tipologías y formatos

En primer lugar, hay que tener en cuenta qué tipo de ordenador se tiene en casa. Existen dos posibilidades únicamente:

  • Ordenador de sobremesa: históricamente, este formato ha sido el más habitual en las casas.  Su tamaño es amplio, ocupa más espacio y tiene una pantalla de mayores dimensiones.
  • Ordenador portátil: tiene menos años de historia y ha ido evolucionando hacia formatos más decorativos y estéticos; su diseño es más reducido, esbelto, sencillo y no ocupa demasiado espacio.

En las décadas de los 90 y del 2000 el ordenador de torre tuvo mayor número de ventas a nivel mundial; solía ser un ordenador familiar, útil para distintas actividades diarias, tanto de jóvenes como de adulto.

Sin embargo, desde el año 2007 en adelante, los portátiles comenzaron a ganar presencia en las casas y se convirtió en un dispositivo individual; es decir, cada persona comenzaba a tener su propio ordenador, incluso los estudiantes.

En la actualidad, el ordenador portátil es el predominante en las casas y entre las personas. Esto no quita el que haya un ordenador de sobremesa también, por lo que en los hogares puede haber uno portátil y otro fijo.

– No tengo miedo a los ordenadores. A lo que tengo miedo es a la falta de ellos.-

Isaac Asimov

La estética: aspecto a tener en cuenta

El ordenador de sobremesa, tal y como se ha dicho antes, tiene mayor dimensión, es más amplio, requiere más número de complementos y no es portátil; por tanto, debe permanecer en el lugar donde se coloque.

En cambio, el portátil ofrece otras posibilidades. Así, se pueden encontrar las siguientes características estéticas en cada modelo:

  • Macintosh: pantalla única (apaisada) en la que se integra todo el sistema operativo; por tanto, no requiere torre y posee una linealidad muy depurada y un perfil muy interesante para la decoración.
  • Ordenador de torre tradicional: suele estar compuesto por CPU, pantalla, teclado, ratón, etc. En este caso, se está hablando de distintos módulos: diferentes líneas, mayor espacio de ocupación, diversas geometrías
  • El portátil: en un mismo aparato se integra la pantalla y el teclado. Son estéticamente más bellos en la línea, tienen mayor depuración en la forma y más sencillez y finura.
ordenador imac sobremesa

¿Cuál sería la mayor diferencia entre ellos? Este último que se ha explicado facilita en gran medida su colocación y funciona perfectamente como complemento decorativo.

Tanto para el ordenador de torre y como para el iMac hay que tener muy presente que pueden generar más tensión con la decoración, pero si se amoldan a la estética del lugar pueden proporcionar armonía en el espacio.

Espacios donde colocar el ordenador

Es posible que la mayor duda sea dónde colocar el ordenador en casa. Existen diferentes posibilidades, pero en cada una hay que trabajar su disposición si se quiere amoldar bien al contenido decorativo del espacio.

  • El dormitorio: un lugar cómodo y asequible para el aparato; se puede establecer un escritorio con espacio suficiente para cualquier formato de ordenador. Se recomienda situarlo próximo a una ventana.
  • El salón: un espacio delicado por tener gran número de elementos decorativos. No debe ser protagonista ni atraer toda la atención; es preferible que se sitúe en un lateral, sin quitarle espacio a otros muebles.
  • Despacho: quizá este sea el mejor lugar donde colocarlo; una habitación donde el protagonista puede ser él, ya que esta habitación se destina para el estudio y el trabajo.

Relación con el mobiliario

Es importante tener en cuenta el ambiente, la atmósfera, el contenido decorativo y el objetivo que se quiere alcanzar. No hay que disponer un ordenador de forma aleatoria; se debe estudiar muy bien cada espacio.

Existen diferentes formatos y tipos de ordenadores; por eso, escoge aquel que pueda ser más ventajoso para la estética del lugar; de hecho, también se venden con colores.