El interiorismo según Álvaro Siza

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
2 julio, 2019
Las obras de Álvaro Siza se consideran auténticas obras representativas de lo que se considera depuración formal y funcionalidad plena.

En el mundo de la arquitectura moderna, los diseños de interior están siendo cada vez más depurados, no solo a nivel de mobiliario, sino también en la propia arquitectura. En esta ocasión vamos a estudiar el interiorismo según Álvaro Siza y sus novedosas perspectivas que sirven de base para los futuros arquitectos.

Sus obras se ajustan muy bien a construcciones de gran tamaño, sobre todo por la diafanidad que trata de mostrar en los espacios. Se puede comprobar una atmósfera distinta. Por eso, nos ayuda a entender la realidad desde otro punto de vista.

Hablar de Álvaro Siza es hablar de un arquitecto cuyas obras están sirviendo de modelo para las construcciones modernas. Además, la estética y el sentido espacial se convierten en conceptos innovadores. No cabe duda de que muestra aprecio y sensibilidad por el arte.

El ser humano se siente pequeño

Iglesia de Álvaro Siza.
Iglesia / arquitecturaydiseno.es

Las obras del artista portugués tratan de proporcionar la apertura de espacios, haciendo que cada rincón pueda cumplir una misión. Es posible que cuando nos situemos en los interiores nos sintamos pequeños, sobre todo por la expresión de inmensidad que trata de alcanzar.

Sin lugar a dudas, las estructuras se configuran como elementos consistentes y robustos. Los muros son anchos y de gran tamaño, por lo que se establece una conjugación de formas cuyo significado es el de alcanzar el sentido de bloque.

No apoya la idea de entorpecer los interiores con muebles que quiten protagonismo a la arquitectura. En realidad, valora más al continente que al propio contenido. Sin embargo, le importa que exista un vínculo generalizado entre todos los recursos, incluyendo al hombre.

Si se ignora al hombre, la arquitectura es innecesaria.

-Álvaro Siza-

Soledad y depuración espacial en la arquitectura de Álvaro Siza

Edificio de Álvaro Siza.
Edificio / archdaily.pe

El principal propósito del arquitecto es plasmar la idea de pureza ambiental. Este concepto puede resultar abstracto y un tanto subjetivo, pero, en el fondo, es el objetivo que trata de alcanzar: un proceso de amplitud estructural.

  • Tanto de forma horizontal como vertical, las obras de Siza se configuran con diseños de gran tamaño, donde las líneas nos dirigen hacia las sensaciones que realmente queremos percibir.
  • La depuración queda presente en las obras. No hay que establecer interiores con elementos extravagantes, sino más bien sencillez y funcionalidad. En todo momento trata de evitar la saturación decorativa. La vivienda debe amoldarse correctamente a las personas y facilitarles la estancia.
  • No recarga los interiores con demasiados muebles; en realidad, no son necesarios. Puede haber cierta soledad en la organización, sin la obligatoriedad de rellenar. Como hemos dicho anteriormente, el continente influye directamente en el contenido.
  • Los módulos con los que se distribuyen las estancias interiores siempre son básicos. No se complica la vida con elementos disuasorios, más bien al contrario. Siempre debe existir una armonía generalizada, desde la entrada hasta las habitaciones interiores.

Largos pasillos y diafanidad absoluta

Edificio sobre el agua de Álvaro Siza.
Edificio sobre el agua / magaceen.com

El objetivo fundamental al que quiere llegar Álvaro Siza es la diafanidad. Probablemente, sea esta la característica que predomine en sus obras. Los interiores se conforman por grandes espacios y largos pasillos donde juega un papel muy importante la perspectiva.

La direccionalidad, tanto de los suelos como de las techumbres, nos abre campos de visión completamente innovadores. De ahí que sus diseños hayan sido empleados para edificios públicos, auditorios y grandes superficies. Es en este campo de trabajo donde realmente destaca.

Por tanto, debemos tener presente que la producción del portugués es una auténtica innovación para el mundo actual. A todo esto hay que añadir que no le gusta recargar con adornos u otros elementos que puedan distraer; lo principal es la estructura del edificio, que quede visible la magnificencia del arte.

El trabajo del arquitecto es una respuesta al espacio.

-Álvaro Siza-

Interiores prácticos y sutiles de Álvaro Siza

Interior del Pabellón alemán de Álvaro Siza.
Interior / despiertaymira.com

Lo más representativo de este arquitecto es su manera de distribuir los interiores. Siempre trata de que todo esté interconectado. No puede haber una separación demasiado radical entre las partes. La idea de todo esto es que pueda haber comunicación estable.

La practicidad queda presente, facilitando los accesos, haciendo que haya amplitud espacial y que la colocación de las partes sean adecuadas. En este sentido, se trata de alcanzar la idea de plenitud y desasosiego, primando la funcionalidad y garantizando la estética minimalista combinada con ciertos toques de influencia de la Bauhaus.

Fleck, Brigitte: Álvaro Siza, Madrid, Akal, 1999.