Los techos reclaman protagonismo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 10 mayo, 2019
Los techos también son tendencia y llegan pintados de colores, con molduras y rosetones, revestidos de madera o en ladrillo visto. ¿Cuál es tu favorito?

Este año, los techos han empezado a tener toda nuestra atención, y es que atrás quedaron esas grandes superficies olvidadas pintadas de blanco, lisas y desangeladas. Ahora se llevan de colores, con molduras y hasta con luces. Estas son las tendencias en lo que a techos se refiere.

Techos que son tendencia

Con color

Techo amarillo.

Si quieres crear un espacio muy original, puedes pintar el techo de algún color que lo haga destacar del resto de la decoración. Si tienes techos altos, se llevan los colores oscuros, como el azul marino o el verde esmeralda.

Un truco consiste en pintar una franja en la pared como continuación del techo, haciendo una especie de efecto bóveda que lo hará muy especial y acogedor.

Si por el contrario tus techos son bajos, un buen truco consiste en pintarlos de algún color suave y añadir las molduras en color blanco, dará una sensación de amplitud y de equilibrio.

Molduras, rosetones, cornisas y techos falsos

Molduras para techos.

A través de la escayola darás un sinfín de intenciones a tu hogar, desde el clasicismo de molduras de inspiración botánica, hasta algo más moderno gracias a la geometría y las líneas más sencillas.

Si quieres poner iluminación indirecta de una forma sencilla y sin complicarte demasiado la vida, los techos falsos te permiten la instalación de apliques para decoraciones modernas y minimalistas.

Las molduras siempre van a dar mucha elegancia a cualquier ambiente, pudiendo jugar con sus formas y extendiéndolas en algunas paredes o columnas de la casa para dotar cada espacio de una esencia muy particular.

También puedes añadir un rosetón al techo de tu salón, especialmente si es grande. Es un ornamento que le da mucha vida a los techos y se coloca centrado en la habitación o para enmarcar una lámpara.

Por último, tenemos las cornisas, las cuales sirven de transición entre el techo y la pared. Con una cornisa, además de decorar, podrás disimular grietas o esconder los rieles de las cortinas.

Techos con papel pintado

Techos con papel pintado.
Techos con papel pintado / pinterest.es

El papel pintado es una de las tendencias que más fuerte ha pegado en los últimos años, de ahí que lo hayamos visto no solo en las paredes, sino vistiendo armarios y cajones o en los techos.

Si quieres darle un aspecto totalmente vintage a tu casa, puedes poner papel pintado con un diseño muy retro en el techo. Para algo más bohemio te recomendamos un paisaje bucólico o un estampado floral. Combinado con una cornisa harán un tándem perfecto.

Con vigas vistas

Techo con vigas de madera.

Ya sean de metal, de hormigón o de madera, las vigas en los techos son unos recursos decorativos totalmente originales y capaces de enamorar a cualquiera.

El material que elijas dependerá del estilo que tengas en casa. Por ejemplo, para un loft moderno industrial nada mejor que el hormigón o el  metal, mientras que la madera es perfecta para decoraciones rústicas.

Techos de madera

Vigas de madera para buhardilla.

Revestir un techo de madera es muy aconsejable si lo que buscas es dar calidez a un espacio grande y alto. Puedes crear efectos ópticos dependiendo de la manera en la que coloques los listones y jugar con la dimensión de la habitación.

Con volumen

Techo pintado para dar volumen.
Techo pintado / pinterest.es

A través de las molduras y de los colores se pueden crear techos con volumen que enmarquen una gran lámpara de diseño. Nos encanta como lucen las molduras circulares que le dan todo el protagonismo a las alturas. Mira aquí cómo hacer lámparas decorativas originales.

Techos de ladrillo visto

Techo de ladrillo visto.
Techo de ladrillo / uxban.com

Esta es otra de las opciones que tienes para darle toda la personalidad a los techos de tu casa. Hay muchas construcciones antiguas que, ademas, conservan la forma abovedada de sus habitaciones, lo que le da un plus al lugar y te permite exhibir los materiales originales casi sin tratarlos, logrando un ambiente rústico, místico y personal.

Los techos han reclamado el protagonismo, y como ves, hay muchas formas de dárselo: pintura, papel, molduras, vigas… ¿Se te ocurre alguna más?