El microcemento como alternativa para los suelos

15 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
El microcemento viene consolidándose como una excelente alternativa para aplicar en tu hogar debido a sus grandes prestaciones mecánicas, aunadas a un espectacular acabado y a su gran versatilidad.

El microcemento como alternativa para los suelos está ganando cada vez más adeptos. Este material aumenta cada vez más su popularidad en la arquitectura y en el diseño de interiores.

Esto se debe a que gracias al microcemento podemos conseguir suelos altamente resistentes, soportando muy bien condiciones climáticas adversas y, sobre todo, golpes y arañazos.

Este pavimento se puede instalar como elemento decorativo en una amplia gama de colores. Además del encanto de su aplicación artesanal, podemos darle continuidad a nuestros espacios con este material. Este material es muy versátil, por lo que podemos aplicarlo desde el suelo hasta los paramentos.

Su versatilidad también permite que sea un excelente material para exterior. En muchas de las terrazas se está utilizando el suelo de microcemento, ya que sus características hacen que resista de manera muy satisfactoria las variaciones climáticas.

Además, el microcemento puede combinar con múltiples estilos decorativos por su amplia gama de colores. Con esta flexibilidad puede ser colocado en cualquier estancia que hayas pensado.

¿Qué es el microcemento?

Decoración de casas con microcemento.

El microcemento es un material compuesto de resinas poliméricas, áridos de grano muy pequeño y elementos cementosos. La composición del material irá variando en función de la marca y el fabricante.

Su aplicación debe darse de manera continua y en múltiples capas. Si queremos darle color al acabado, debemos agregar pigmentos a esta composición.

Sin ser un material de reciente aparición, se ha popularizado mucho en los últimos años. Esta circunstancia se ha debido principalmente a que su uso es muy difundido en las reformas en España. Es un material que gana puntos en el momento de su elección gracias a su alta durabilidad, algo muy buscado por los clientes.

La composición de este material asegura una adherencia extraordinaria, permitiendo que se fije a casi cualquier superficie. Gracias a esta cualidad es utilizado comúnmente para cubrir hormigón, yeso, cemento, gres, baldosas o pladur, entre otros.

¿Qué beneficios tiene para los suelos?

Baño hecho con microcemento.

Entre las muchas características beneficiosas de este material, podemos citar su gran resistencia. Tiene una gran variedad de acabados en colores y texturas y no necesita juntas de dilatación. Este tipo de pavimento no se expande o contrae con los cambios de temperatura, como ocurre con otros materiales.

El microcemento se encuentra compuesto por resinas y otros materiales de alta resistencia, soportando los esfuerzos al que es sometido. Al no tener juntas de dilatación, este material puede ser continuo, sin uniones entre las piezas.

Este material tiene una excelente adherencia, lo que le permite ser utilizado sobre distintas superficies. Como excepción, la aplicación sobre parqué o tarima flotante se dificulta, debido a su continuo movimiento.

Se utiliza en interiores y en exteriores por su gran versatilidad. Debido a que puede adherirse a una diversidad de materiales, no necesita de obra mayor para su instalación.

No será necesaria maquinaria de gran envergadura para su aplicación, y su mantenimiento es sencillo. Al aplicar el microcemento, necesitamos darle un sellador con el fin de protegerlo de las manchas, incrementando sus cualidades químicas y mecánicas, todo esto con gran acabado a nivel estético.

Diferencias entre el microcemento y el cemento alisado

Microcemento en el salón.

La diferencia más notable entre estos dos materiales es el espesor. El microcemento es un revestimiento de bajo espesor, entre 2 y 3 milímetros. Por otra parte, el cemento alisado tiene un espesor de entre 5 y 7 centímetros. Esto va a repercutir a su vez en el peso de la estructura, siendo el microcemento más ligero que el cemento alisado.

El cemento alisado necesita juntas de dilatación, una característica que no es propia del microcemento. La colocación del microcemento puede ser tanto vertical como horizontalmente sin problema, cualidad que no comparte con el cemento alisado.

El microcemento como alternativa para los suelos: algunas desventajas 

Suelo de microcemento para el salón.

La desventaja más grande del microcemento es el elevado precio que requiere su aplicación. Es notable la diferencia que este tiene frente a otros materiales. Comparativamente, el microcemento requiere más tiempo de aplicación y secado. La aplicación de un suelo de microcemento oscilará entre los 4 días y una semana.

También podemos nombrar como inconveniente que el microcemento para suelos no es un buen aislante térmico. Como recomendación, debemos moderar su uso en climas fríos.

Cuando el suelo de microcemento sufre daños, debemos repararlo por paños completos. Al no tener juntas de dilatación, puede tener problemas de fisuras, producto del movimiento del subsuelo. Tiene una mala impermeabilidad, por lo cual, la base necesita un sellado adecuado.

Como hemos visto, a pesar de tener algunas desventajas, el microcemento es una gran alternativa para los suelos de tus espacios. El microcemento se viene consolidando como una excelente alternativa en las reformas. Si estás pensando realizar una en tu hogar, no dudes en utilizar este material de altas prestaciones.