Espacios difíciles, soluciones grandiosas

Mónica Heras Berigüete·
Los espacios difíciles pueden guardar verdaderos tesoros, si usas tu creatividad. Mira y llénate de inspiración.
 

Siempre hay zonas en las casas que pueden suponer un reto decorativo: columnas, retranqueos, paredes inclinadas… pero todas ellas son capaces aportar un punto de funcionalidad que no habías imaginado. Nos hemos propuesto buscar soluciones para todos esos espacios difíciles y aprovechar, así, cada centímetro. Continúa leyendo y encuentra ideas para resolver tus problemas de almacenaje y decoración.

Espacios ideales

Zona de estudio
Imagen: pinterest.es

Si tienes un retranqueo, ¡no te preocupes! Puedes crear una perfecta zona de estudio o de trabajo. Solo tienes que colocar una tabla o un escritorio en el hueco y varias baldas a distintas alturas para almacenar todo el material. 

Ahora solo necesitas la silla adecuada, una planta, un flexo y ¡listo! Ya tienes un rinconcito para que puedas concentrarte. 

Ese hueco debajo de la escalera 

Espacios difíciles: zapatero bajo la escalera
Imagen: pinterest.es

Si tienes una escalera con un hueco, debes saber que tienes un verdadero tesoro en casa. Hay muchas formas de sacarle partido a ese espacio y una de ellas es poner un zapatero, de esta forma evitarás el desorden en tu armario y aprovecharás esos centímetros.

 

Pero, si eres un amante de los vinos, también puedes poner ahí tu pequeña cava particular haciendo un mueble con separadores para las botellas.

Espacios difíciles: techos abuhardillados

Buhardilla

Las buhardillas tienen un encanto especial, pero puede resultar complicado aprovecharlas al cien por cien.

Sin embargo, las opciones son infinitas y van desde colocar un armario a medida en la zona más baja, crear un precioso mirador para disfrutar de las estrellas o una zona de juegos a la altura de los más peques.

Las esquinas, esos espacios difíciles

Mueble rinconero para espacios difíciles
Imagen: pinterest.es

Si tienes un baño pequeño y no sabes cómo aprovecharlo ¡sácale provecho a las esquinas! Los muebles rinconeros pueden ser ideales para ganar metros.

También, es posible que tengas un salón con espacios difíciles. En ese caso, una de las ideas que más nos gusta es poner una chimenea. ¡Sí! Puedes optar por una estufa de pellets que apenas necesitan instalación y emiten un calorcito súper agradable.

Si tu cocina tiene poco espacio, aprovecha una pared libre para colocar una barra para colgar los accesorios: los cucharones, el colador e, incluso, unas macetas con aromáticas. También, puedes poner un tablón que te sirva como desayunador y que te ayude a despejar espacio de la encimera. 

 

Muebles de doble uso

Espacios díficiles: almacenamiento
Imagen: ikea.com

Si tienes un espacio difícil y pequeño, puedes ponerte creativo con el mobiliario. Nos encantan los cabeceros de las camas con estantes laterales para colocar los libros, por ejemplo.

Además, los sofás con espacio oculto para almacenaje, pueden resultar todo un acierto para mantener el salón en orden.

Espacios difíciles: ¿qué hago con la colada?

Lavandería

La lavadora y la secadora suelen ser de esos electrodomésticos que ocupan mucho espacio y le restan puntos a la estética. Hazles un armario a medida y colócalas una al lado de la otra, así tendrás todo lo que necesitas para hacer la colada a mano.

Si tienes sitio suficiente coloca unas estanterías y una barra para colgar perchas y será un rincón de plancha perfecto.

El recibidor, tu gran aliado

Entrada de casa con mueble de almacenaje

Por muy estrecha que sea la entrada de tu casa, puedes tener un recibidor que te dé mucho desahogo. Un armario pequeño en el que guardar los abrigos (o en su defecto un perchero de pared), un zapatero y un banco con almacenaje para poder sentarte a descalzarte y guardar los bolsos en el interior.

 

Aprovecha los pasillos

Armario en el pasillo
Imagen: pinterest.es

Los pasillos son espacios difíciles por definición pero, realmente, pocas veces pensamos en ellos. En uno de los tabiques, puedes poner una librería; te bastará con que tenga unos 30 cm de fondo. Si es lo suficientemente ancho, puedes colocar algunos armarios en la pared de enfrente.

No hay espacios difíciles, solo poca imaginación. Con algo de ingenio lograrás aprovechar tu casa mucho mejor.

Imagen principal: pinterest.es