Estilo funcional urbano: comodidad y pragmatismo

16 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
Si tienes un pequeño apartamento situado en la ciudad y no sabes qué estilo darle a tu vivienda, te recomendamos leer este post, ¡te será de gran ayuda!

El estilo funcional urbano se adapta a la vida moderna. Las limitaciones de las nuevas construcciones, junto a un nuevo concepto de vida urbana, dieron como resultado la aparición de este estilo.

Lo que da sentido al diseño funcional urbano es su visión práctica y sencilla de la decoración. Surge con la aparición de un nuevo concepto de vivienda, caracterizada por la falta de espacio y la ausencia de detalles arquitectónicos.

Este hecho se combinó con una nueva realidad social: cada vez eran más las personas con poco tiempo para dedicar al hogar. Así apareció un estilo funcional, sencillo y de fácil mantenimiento.

Comodidad y versatilidad en el estilo funcional urbano

Decoración urbana.

En sus interiores contemporáneos prima la comodidad y se evitan las frivolidades, sobre todo cuando afectan a la distribución del espacio y a su uso.

En general, predominan las líneas rectas, sobrias y ligeras. En los muebles se busca la facilidad de montaje y desmontaje. Por ello, se prefieren las composiciones modulares, las cuales permiten variar la distribución con más facilidad.

También se privilegian los muebles extremadamente prácticos y los que cumplen varias funciones, como las librerías o el mobiliario bajo, sirviendo para separar espacios.

Para que el hogar resulte cómodo y práctico, es importante que cada cosa tenga su lugar y que sea fácil de encontrar. Por ello, en este estilo se utiliza con frecuencia mobiliario destinado al almacenaje, que además se sitúa en los rincones más insospechados de la casa para aprovechar al máximo los metros.

Materiales de todo tipo

Salón urbano.

Este estilo no discrimina ningún tipo de material. En sus ambientes conviven armónicamente los materiales naturales, como la madera y el cuero, con los industriales, como el acero, el aluminio y el vidrio.

Para el revestimiento de los suelos, se recurre al parqué y las baldosas de cerámica que son los tipos de pavimentos más usados. Sin embargo, también son muy comunes los suelos flexibles, como las losetas de vinilo y de linóleo.

Los tejidos favoritos para la ropa del hogar tienen una variedad muy amplia. Se utilizan tanto las fibras naturales como el algodón, el lino y la lana, así como los tejidos de última generación -trevira, chenilla, microfibra-.

La alfombras y las moquetas en tejidos naturales, como la fibra de coco, el yute…pueden ser un buen complemento para rematar la decoración de los suelos.

¿Cómo usar el color en el estilo funcional urbano?

Colores en el estilo urbano.

Te preguntarás qué colores son los más adecuados para este estilo, así que vamos a darte algunas pautas para que sepas cuáles elegir. Las viviendas urbanas no siempre disponen de una buena iluminación natural, por lo que conviene decorar las paredes y los suelos con colores claros.

Del mismo modo, al utilizar una gama de tonos pálidos y luminosos se conseguirá disimular la falta de espacio, aspecto muy común en estas construcciones.

Lo más indicado en estos casos es usar uno o dos colores claros, con sus diferentes tonos y subtonos, y aplicarlos a todos los elementos del conjunto decorativo, añadiendo pinceladas de color en algunos elementos.

Color funcional

No obstante, cuando se dispone de una vivienda amplia y luminosa, se puede hacer un uso audaz del color. En estos casos, es muy acertado el contraste de colores para la decoración de las paredes.

Otra forma muy recomendable de aportar colorido a las estancias es mediante el uso del papel pintado con estampados alegres que le den al ambiente un toque cool.

Crear un espacio íntimo con el estilo funcional urbano

Rincón de estilo urbano.

Muchas veces nos hemos quejado de que las vistas urbanas no siempre son todo lo estimulantes que se podría desear. Asimismo, los bloques de viviendas están en ocasiones tan cerca unos de otros que pueden suponer una falta de intimidad.

Por esta razón, este estilo pone una gran atención en las cortinas, persianas y estores, elementos que ayudan a aislar visualmente la vivienda. Sus materiales preferidos son el lino, el algodón y las organzas naturales. De esta forma, se rehuye de los cortinajes demasiado pesados y aparatosos.

Seguro que habrás sacado buenas ideas de este post, ahora solo falta que puedas empezarlas a poner en práctica. ¡Es hora de sacarle partido al espacio de tu vivienda urbana!