Estilo shabby chic: todo lo que debes saber

Teresa Montes · 19 abril, 2018
El estilo que ha sabido ganarse el corazón de los amantes de la decoración.

Quizá hayas oído hablar del estilo shabby chic en numerosas ocasiones. Pero, ¿en qué consiste realmente? Pues bien, es un estilo que une lo vintage y lo clásico con puntos modernos para hacerlo mucho más atractivo.

Con inspiraciones inglesas, el estilo shabby chic no puede estar más en tendencia esta temporada. Ha sabido ganarse el corazón de los amantes de la decoración aportando un sutil tono romántico a la ambientación de la casa.

En el post de hoy te contamos todo sobre este estilo y te damos algunas ideas por si te animas a incorporarlo en la decoración de tu hogar.

Si todavía no tienes definido cuál es el estilo que quieres para tu casa, ¡el shabby chic será una gran opción!

Origen 

El shabby chic tiene su origen en la época de las grandes casas de campo de Gran Bretaña Su significado abarca dos términos. “Shabby” que hace alusión a lo desgastado o desaliñado. Y “chic”, que hace referencia a todo lo elegante, refinado y distinguido.

Su principal peculiaridad es que mezcla elementos antiguos con modernos para dar un aire desenfadado a las diferentes estancias.  Para ello, apuesta por piezas de decoración clásicas y así, aportar un aspecto más sofisticado con un punto dulce y femenino.

Shabby chic origen.

Colores shabby para ambientes chic

Los tonos que destacan en este estilo son los pasteles. El azul claro, verde menta o rosa, se ven constantemente en las casas con esta ambientación. Los denominados “candy colors” son los que caracterizan al shabby chic. Encajan a la perfección y da un aire suave y dulce a la estancia.

No obstante el color más significativo de este estilo es el blanco. Se utiliza para casi todo. Paredes, muebles, accesorios, textiles… Consiguiendo de esta forma, una mayor sensación de amplitud. Además, mediante este color se consiguen ambientes más cálidos y acogedores 

La gente también suele optar mucho por el color beige. Sobre todo, aquellas personas que tienen niños o animales en casa y les resulta complicado mantenerla limpia ya que el blanco, como todos sabemos, se ensucia muy fácilmente. Por eso, el beige es otra gran opción para conseguir este mismo ambiente, siendo un poco más sencillo su mantenimiento.

Colores shabby chic.

Flores: queremos flores

Como ya hemos dicho, los colores predominantes en este estilo son los tonos pálidos. Y claro, las flores no podían faltar para dar ese punto chic al ambiente. Son sin duda, un must en la decoración.

El protagonismo de los motivos florales se debe, como ya comentábamos antes, a que es un estilo que viene dado de la mano de los ambientes campestres ingleses. De ahí que los elementos naturales como flores y plantas, tuvieran tanta presencia.

Podemos incorporarlas en la estancias tanto en ramos de flores frescas como en cuadros, láminas e incluso estampados. Lo podemos ver en papeles pintados, en fundas nórdicas, cojines, alfombras e incluso en la vajilla, entre otras. Lo que viene siendo una ambientación romántica en toda regla. Esto le da un toque elegante y distinguido que no dejará indiferente.

Flores shabby chic.

Muebles estilo shabby chic: lo antiguo se convierte en moderno

Lo bueno del estilo shabby chic es que tienes total libertad a la hora de incluir los muebles que más te gusten. Aquí entra en juego la creatividad y la imaginación. Una tendencia que se viene observando dentro de este estilo es customizar tus propios muebles y restaurarlos como más te gusten. Atrévete mezclando diferentes materiales y elementos. Sé original y sorprende a todas tus visitas.

No pasa nada por utilizar muebles que sean de otro estilo. Lo importante es que des personalidad a cada pieza. Puedes incluir muebles con detalles en hierro forjado o cobre. Darás un plus más a la decoración. Pero sin duda, los muebles que más se utilizan por excelencia son los de madera.

Eso si, fíjate que los muebles presentan líneas redondeadas y suaves. Un mueble demasiado rectangular o cuadrado rompería esta sutil estética que busca el shabby chic. Ten en cuenta que se busca dar ese aire antiguo a las estancias. Por eso, asegúrate de que tengan un toque desgastado y con imperfecciones. ¡Así será más auténtico!

Una idea para los dormitorios es que incorpores, o bien cabeceros de madera maciza o de metal con toques envejecidos. Si combinamos estos con una funda con estampados florales, tendrás exactamente lo que persigue este estilo.

Nuestra recomendación cuando vayas a escogerlos es que vayas a tiendas de segunda mano o anticuarios. A parte de ser más económicos, encontrarás gran variedad de muebles que podrás retocar y adaptar a tus necesidades.

Mobiliario shabby chic.

El shabby chic es uno de nuestros estilos preferidos. La forma que tiene de buscar lo moderno en lo antiguo es algo que nos apasiona. Anímate y da otro toque a tu casa con este estilo. ¡Déjate seducir por la dulzura de esta decoración!