Feng Shui: distingue las zonas de tu casa

Mónica Heras Berigüete · 22 enero, 2019
¿Quieres una casa en paz y armonía? El Feng Shui nos puede ayudar y empezaremos por trazar el Mapa Bagua, así que toma papel y lápiz que comenzamos.

Ya hemos hablado mucho acerca del Feng Shui (y prometemos seguir haciéndolo). Nos encanta lo útil que resulta a la hora de armonizar ambientes y hacerlos mucho más amables.

Esta filosofía ancestral está llena de sabiduría y nos invita a utilizar la energía a nuestro favor. Para ello, la decoración de nuestras casas juega un papel fundamental.

Para que el Feng Shui logre su objetivo, se vale de muchas herramientas, pero hay una de la que parte todo lo demás, y que sin ella, es difícil hacer un estudio completo: el Mapa Bagua.

¿Qué es el Mapa Bagua del Feng Shui?

Mapa Bagua.
Mapa Bagua / equilibrio-fengshui.blogspot.com

A través del Mapa Bagua, vamos a conseguir un plano energético de nuestra casa, relacionando cada espacio con un aspecto fundamental de nuestras vidas.

De hecho, se divide en nueve áreas e intervienen los cinco elementos, las formas, los materiales, los colores y hasta el yin y el yang. Todo esto nos da un diagrama aplicable a cualquier espacio, tanto a una casa u oficina, como a una sola habitación.

¿Cómo se traza un Mapa Bagua?

Cómo trazar un Mapa Bagua.

El Feng Shui parte del trazado de este mapa como herramienta principal para poder trabajar. Si nos ubicamos en la puerta de entrada, debemos trazar una línea recta horizontal de un lado a otro y, a partir de ahí, dividirlo en nueve partes iguales.

En la puerta siempre ubicaremos alguna de las áreas de la parte de debajo de nuestra cuadrícula: saber y cultura, carrera y profesión, y viajes y amistades. A partir de ahí, sabremos con qué área se relacionan el resto de habitaciones de la casa.

Las nueve áreas y su significado

Estas son las áreas en las que el Feng Shui divide los espacios:

1. Prosperidad y riqueza

Paredes en azul marino.

Se relaciona con la suerte y buena fortuna y el elemento que la regenta es la madera. Sus colores son los rojos, los morados y los azules. Cuidado si tu zona de la riqueza recae en un baño, ya que puedes tener pérdidas económicas. Si es así, todo tiene solución: baja la tapa del váter siempre y pon plantas de hojas colgantes para atraer prosperidad.

2. Fama y reputación

Salón rojo, morado y rosa.

Habla de lo que queremos llegar a ser, de nuestros deseos y de lo que nos gustaría proyectar al exterior. Para potenciarlo, utiliza el rojo, el rosa o el morado. Su elemento es el fuego, por lo que nunca deben faltar las velas.

3. Amor y matrimonio

Colores tierra y blancos del estilo Slow Design.

Esta área de tu casa está relacionada, no solo con el amor en pareja, sino también con cómo nos relacionamos con los demás, y mucho tiene que ver el vínculo con la madre, incluso con la naturaleza. De ahí que sus colores sean los tonos tierra. Haz que en esta zona la decoración esté regida por cosas pares: dos candelabros, dos mesitas de noche, dos jarrones, etc.

4. Salud y familia

Salón verde pistacho.

El color verde y el elemento madera son sus representantes y nos llevan a conectar con nuestras raíces. Según los expertos en Feng Shui, si en nuestra vida tenemos situaciones del pasado sin resolver, difícilmente lograremos avanzar y consolidar nuevos proyectos.

5. Creatividad e hijos

Combinación de colores soft para el salón.

Es el elemento metal y sus colores son el blanco y los tonos pastel. Está relacionado con nuestra capacidad de dar a luz proyectos, de dar forma a todo lo que proyectas de principio a fin.

6. Saber y cultura

Ejemplo de wall layering en colores oscuros.
Decoración en negro / pinterest.es

El amor por uno mismo está ubicado en esta área. Es el lugar donde encontramos la paz y la solidez, la reflexión, el autoconocimiento. Sus colores son los azules, los verdes y el negro. En cuanto a la decoración, utiliza materiales suaves, cálidos y amorosos que nos inviten a la relajación. Así como una iluminación indirecta.

7. Carrera y profesión

Plantas y Feng Shui.

Aquí está nuestra profesión, la forma en la que nos mostramos al mundo, las relaciones sociales. Si quieres obtener más claridad en este sentido, utiliza los colores oscuros, el agua y las formas orgánicas. Imprescindibles las plantas naturales aquí.

8. Viajes y amistades

Fotografías colgadas en la pared

En esta zona vamos a tener el centro de nuestro crecimiento personal, el reconocimiento a quienes forman parte de nuestro camino. Pon fotos de viajes, recuerdos de lugares que te hayan llenado de felicidad y emplea el blanco, el negro y el gris.

9. Centro

Decoración de una bola Feng Shui.

En el centro de este cuadrado de nueve partes está la zona que nos ancla. Aquí el orden es imprescindible, nos dice el Feng Shui, y es donde puedes colocar una bola de cristal que equilibre las energías.

Ahora que ya tienes tu mapa y sabes cómo potenciar cada zona de tu hogar con el Feng Shui, iremos dándote más tips para decorar y armonizar espacios.