Formas de aislamiento sin paneles de yeso

Scarlett Laliberté · 26 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 24 abril, 2019
Existen diversas formas de aislamiento sin necesidad de utilizar paneles de yeso: para resguardar de los ruidos, las temperaturas y las paredes desprotegidas.

Un buen aislamiento es fundamental a la hora de reformar una casa o adquirirla. De él dependerá parte de la calidad de vida que se tendrá en ella por los diferentes aspectos que trata, siendo una solución común el uso de paneles de yeso, pero ¿conoces otras formas de aislamiento con técnicas diferentes?

Aislamiento de los ruidos sin paneles de yeso

Yeso en las paredes.

Los paneles de yeso son muy útiles como aislantes, pero es posible utilizar otro tipo de materiales para ejercer esta función cuando se trata de proteger la acústica de una sala.

Una de las técnicas más sencillas es el uso de pintura aislante. Este material está fabricado con una base de agua y látex, también contiene microesferas, resinas y filtros que forman una capa absorbente de los sonidos. Basta con armarse de pinceles y rodillos para probar esta solución.

Para insonorizar de forma sencilla y sin necesidad de utilizar paneles de yeso también se pueden aprovechar elementos de la decoración de la vivienda. Colocar estanterías cargadas de libros pegadas a las paredes conseguirá amortiguar cualquier ruido externo de la sala, o al menos ayudará considerablemente a hacerlo.

Para el suelo son muy efectivas las moquetas o las alfombras gruesas. Este tipo de texturas absorben las ondas sonoras e impiden que se trasladen a otras habitaciones.

Si se trata de impedir que los ruidos externos accedan a la casa sin utilizar paneles de yeso, existen soluciones sencillas y estructurales. Un buen método podría ser la instalación de doble acristalamiento.

Esto se puede aplicar en ventanas y cristales de terrazas o balcones. Los vidrios deben tener un espesor de seis milímetros como mínimo para que esto sea efectivo. Las persianas también son excelentes aislantes, especialmente las cajas de persiana.

Aislamiento térmico sin paneles de yeso

Corcho proyectado.
Corcho proyectado / antihumedades.es

Los paneles de yeso también son aplicados para apartar las temperaturas externas del interior de los inmuebles. Este tipo de aislamiento es muy importante, ya que puede suponer un gran ahorro, además de mejorar la habitabilidad.

Conseguirás que se gaste menos energía en calefacciones o aire acondicionado. Esto se verá reflejado en la economía del hogar y también será positivo para el medio ambiente. Una buena instalación de base mejorará sin duda todos estos aspectos.

Una opción muy efectiva y poco complicada es la aplicación de corcho proyectado en las paredes. Para ello no será necesario involucrarse en grandes obras o procesos demasiado tediosos.

Esta técnica se puede utilizar tanto en el interior de la vivienda como en el exterior. El material no debe superar los 4 milímetros de espesor según los expertos.

Existen otros métodos sin paneles de yeso que aíslan toda la casa, pero necesitan un poco más de técnica. Una forma muy efectiva es insuflar una cámara de aire en la vivienda.

Esto se consigue realizando pequeños agujeros en el tabique interior que forma la cámara de aire. Se aísla de una manera bastante rápida el cerramiento que contiene el tabique interior donde se insufla el material de aislamiento. El material más común para ello es el poliestireno.

Aislamiento de una pared puntual de la casa

Lana de roca.
Lana de roca / cantitec.es

Puede ocurrir que necesites aislar una pared de una habitación sin utilizar materiales de yeso y de forma eficaz. En ocasiones, se trata de una zona puntual que trae problemas, o de una habitación que se usa de forma más frecuente que otras de la casa.

También sucede cuando un cuarto es la medianera con la caja de escaleras del edificio y se presentan problemas con las temperaturas. Además de realizar un aislamiento, podría ser útil revestir esa pared con lamas de madera.

Una opción muy eficaz es la aplicación de aislante de lana de roca que se puede adherir a la propia pared. Para ello, será necesaria la aplicación de un cemento cola especial para la colocación de estos paneles.

Estos materiales tienen, además, propiedades impermeables y ayudarán con posibles humedades o inclemencias climáticas. Después, podrás añadir una cobertura de madera, dejarlo perfectamente aislado y muy estético.

Todas estas técnicas son bastante sencillas, y la mayoría de ellas son perfectamente aplicables por uno mismo sin necesidad de profesionales.