¿Sabes cómo ganar metros y luz en tu vivienda?

Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Siempre has querido tener una casa espaciosa y bien iluminada, pues te vamos a dar algunos secretos para que tus sueños se conviertan en realidad.
 

¿Qué te parece la idea de ganar metros y luz en tu vivienda? ¿A que suena bien? Exprimir los metros al máximo y multiplicar la claridad darán una mayor sensación de amplitud a tu casa.

Para ello, juegan un papel primordial el uso de la luz natural, el color de las paredes y textiles, el mobiliario, el tipo de suelo y la carpintería, además de la distribución de todos los elementos decorativos.

Ganar metros y luz en tu vivienda, claves para acertar

Sumar claridad

Espejo en el suelo.

Aprovecharla y multiplicarla, estas son las dos premisas básicas que hay que tener en cuenta en relación con la luz. Para ello, es fundamental despejar las ventanas de obstáculos y vestirlas con telas ligeras y de tonos claros.

Si quieres colocar un sofá o un mueble frente a un ventanal, elígelo bajo. También, es muy buena idea servirte de espejos para multiplicar la claridad. El lugar idóneo para colocarlos es en la pared perpendicular a la entrada de luz.

Apuesta por un espejo con un diseño cuadrado y biselado porque aportará más profundidad. Eso sí, no te olvides de pintar en colores claros la pared donde irá colocado.

 

Aportar colores claros

Salones con un toque turquesa en los accesorios y sofá gris

Los tonos claros te ayudarán, sin dudas, a reflejar la luz. En pintura, el blanco jamás pasa de moda, así que es una apuesta segura por su gran capacidad reflectora. Este color nunca falla.

No descartes, sin embargo, los tonos neutros, como los piedra o los pastel porque te van a ayudar muchísimo a la hora de ganar metros. Te recomendamos que obvies los tonos oscuros.

Además de ganar luz, la pintura puede ayudarte a cambiar las dimensiones del espacio. Si te preguntas cómo, te damos la respuesta: pinta el techo de un tono más claro y lo elevarás visualmente.

Si optases también por ganar profundidad, deberás pintar una pared de un color más intenso. Ten en cuenta que, si quieres que la estancia parezca más ancha, lo ideal es pintar las paredes laterales de un tono claro que se funda con la carpintería y el techo más intenso.

En los textiles, la clave está en reservar colores más suaves para las piezas grandes, como los sofás, y los más oscuros para los elementos decorativos más pequeños, como los cojines.

 

Para las cortinas elige visillos, casi translúcidos, que permitan el paso de la luz a la vez que te pongan a resguardo de miradas indiscretas. Las cortinas de hilo de lino o de algodón son una solución bonita y natural.

Ganar metros y luz con el mobiliario

Estantería de libros encima de la puerta.
Estantería / pinterest.es

Elige muebles proporcionados con la estancia. En contra de lo que pudiera parecer, en pocos metros es mejor una sola pieza grande que muchas pequeñas ya que, de lo contrario, empequeñecerás el espacio.

Para aprovechar al máximo el espacio, los muebles a medida son la mejor opción. Con ellos obtendrás una distribución más adecuada a tus necesidades. Verás como les sacas mucho partido.

Una buena idea es planificar una librería alta, con tan solo 20 cm de fondo, ya que dará sensación de altura a los paramentos de tu estancia. Ten en cuenta que es preferible que esté fabricada con materiales ligeros, como la madera y el cristal.

No olvides elegir mobiliario de líneas rectas, de doble uso, que no dificulte el paso de la luz. Una mesa de cristal o con patas de tijera y un asiento alistonado son siempre buenas opciones.

 

Elegir los suelos y la carpintería adecuados

Salón en verde y rosa.

En general, los tonos claros y de acabado brillante, tanto en pavimentos como en puertas y ventanas, reflejarán más y mejor la luz. Ten en cuenta, sin embargo, que un suelo oscuro que contraste con un techo claro lo elevará.

Si eliges un pavimento de piezas o lamas pequeñas, lograrás dar a tu estancia sensación de amplitud. En cambio, los que eliminan las juntas, como el microcemento, dan sensación de continuidad.

En cuanto a la carpintería, si pintas las puertas en un tono claro, el resultado será más liviano. También es una buena opción que lleven cristal ya que multiplicará la luz de la habitación.

Eso sí, elige las ventanas de diseño corredero, ya que no restan metros cuando necesitamos abrirlas. No te olvides de las oscilobatientes, ya que son muy prácticas en cuartos infantiles, cocinas y baños.

En cualquier caso, el secreto está en mantener una proporción entre paredes, pisos y carpintería, por lo que elegir uno de ellos en una tonalidad más oscura, no tiene porque empequeñecer el espacio.

 

Y ahora, ¿a qué esperas para empezar a transformar tus estancias?