La iluminación del hogar: claves para acertar

24 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
La iluminación es, sin duda, uno de los elementos determinantes a la hora de conseguir una ambientación agradable en nuestra vivienda. Veamos algunas claves para no cometer errores.

La iluminación del hogar es uno de los factores que más determina la decoración final. Para conseguir una iluminación adecuada, resulta imprescindible conocer las características y necesidades básicas de cada casa.

Es preciso estudiar de antemano la orientación que tiene la vivienda, las medidas y el tamaño de cada una de las estancias; así como la ubicación de las ventanas y entradas de luz natural, la distribución del mobiliario, los tonos y las texturas de los revestimientos.

También debe considerarse con antelación qué tipo de actividad va a desarrollarse en cada uno de los espacios, ya que esto determinará no solo las fuentes de luz, sino también el tipo, e, incluso, el modelo de lámpara.

Elegir adecuadamente los lugares en los que situar los focos de luz y su orientación es tan importante como el tipo de bombilla, del que dependerán, a su vez, la calidad y el cromatismo de la luz.

La iluminación del hogar: una buena ubicación de la luz

Iluminación de una casa.

De entrada, debe tenerse en cuenta que es preferible pecar por exceso que por defecto a la hora de colocar nuestras luminarias. La ubicación correcta de la iluminación es un aspecto fundamental para la comodidad de la casa, y, sin embargo, es uno de los más difíciles de planificar.

Es muy importante pensar en la instalación eléctrica cuando ya se ha decidido la distribución de las habitaciones, y siempre antes de pintar. Hay que saber dónde irá el sofá, el rincón de lectura, la cama…

Solo planificándolo de esta forma, se estará a tiempo de crear nuevos puntos de luz y nuevos enchufes (si fuera necesario) sin estropear la pintura y el trabajo realizado.

Los avances tecnológicos que tienen lugar en la actualidad aconsejan tener en cuenta, además, no solo las necesidades en relación con los puntos de luz y de corriente, sino también la tecnología que se quiere incorporar de forma inmediata y a medio y largo plazo.

La iluminación del hogar: tipos de luz

Tipos de luces para casa.

En general, se suele aconsejar que todas las habitaciones de la casa incorporen tres tipos de iluminación:

  1. General: ilumina por completo una estancia. Debe ser potente, pero difusa.
  2. Ambiental: es más tamizada y ayuda a delimitar zonas. Consigue iluminar sin crear sombras.
  3. Puntual: es una iluminación directa orientada a puntos concretos.

La elección de cualquier haz de luz dependerá del tamaño de la habitación y de la altura que tengan los techos. Por regla general, se precisan 20 W por metro cuadrado.

Iluminar toda la casa

Iluminar casa.

Ya sea luz indirecta, cenital, puntual o rasante, cada tipo tiene su momento y su lugar adecuado dentro de la casa. La elección y distribución de la iluminación de un salón se puede hacer pensando en lámparas de distinto tipo: una luz central puede combinarse con luces indirectas que animen un rincón o destaquen un elemento decorativo.

Por el contrario, en el baño suele aprovecharse la combinación de luz y color para ampliar las posibilidades que, a priori, ofrece un lugar eminentemente funcional.

La cocina, por su parte, también ha requerido siempre de una iluminación nítida que facilite las tareas de elaboración de alimentos. Esto lleva a considerar también la combinación de luces generales y halógenas con las que conseguir a la vez un ambiente acogedor.

Una iluminación distinta merecen las estancias de la casa dedicadas al trabajo, en las que pueden tenerse en consideración los focos de luz tipo flexo, que se caracterizan por concentrar el haz de luz emitido.

En las zonas de paso es preferible optar por focos empotrados, ofreciendo gran luminosidad y no impidiendo la decoración en los espacios más estrechos.

Hay que decir que los apliques de pared cumplen una misión específica en la iluminación de todas las estancias de la casa, ya que son, generalmente, elementos de luz complementarios que contribuyen a definir una atmósfera.

Esperamos haberte resuelto algunas dudas sobre cómo iluminar tu hogar de la manera más adecuada. Como puedes ver, no es una tarea complicada.