La casa Cap Ferret, naturaleza en el interior del hogar

26 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
El diseño de esta vivienda tenía como premisa respetar la naturaleza del entorno, sin olvidar que debería ser una casa en donde el usuario viva a gusto.

La casa Cap Ferret guarda una relación estrecha con la naturaleza de la bahía Arcachon, en Francia. Establece con esta una relación directa y con el espacio donde se inserta, permitiendo pasar los pinos existentes a través de su estructura. Es un proyecto paradigmático en lo que se refiere al tratamiento de la naturaleza preexistente en el lugar donde se inserta.

Esta casa se eleva unos metros con respecto a la cota del suelo de la colina donde se edifica. La casa se levanta lo suficiente como para poder circular siempre por debajo de ella. Al asentarse puntualmente con su estructura de pilotes, Lacaton & Vassal intentan no alterar demasiado el paisaje.

La arquitectura de Lacaton & Vassal busca que sus espacios sean más amplios mediante un espacio extra, que inicialmente no se encontraba en el programa. Este espacio extra es para Lacaton & Vassal una manera de desplazar las fronteras de su arquitectura.

Con esto se difumina el límite entre el interior de la arquitectura y su entorno, y el espacio extra introduce una porción del exterior en el interior del edificio.

Además, resulta fundamental porque modifica los límites internos de la vivienda. Este espacio extra cuestiona la lógica convencional de la planta arquitectónica. La arquitectura de Lacaton & Vassal da prioridad al proyecto, su usuario y la relación con el entorno.

“Estamos trabajando siempre en proyectos diferentes, pero nuestro comportamiento es siempre el mismo. El objetivo no es crear obras de arte, sino construir viviendas en las que el usuario viva a gusto. En nuestro trabajo, lo básico es el ser humano; sin él no se necesita de la arquitectura”, Anne Lacaton.

Lacaton & Vassal, construir en la naturaleza

Interior de la casa Cap Ferret.
Interior / atlasofplaces.com

Lacaton & Vassal es un estudio de arquitectura fundado en 1987 en París. Se encuentra compuesto por Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal, quienes se forman en Burdeos.

Su obra se desarrolla centrada principalmente en la relación entre la forma, la función, la economía y el entorno. Su visión se centra en el estudio y entendimiento de la vida contemporánea y sus relaciones. Buscan diseñar espacios para satisfacer las necesidades de los usuarios a través de este entendimiento.

Además, aplican la innovación tecnológica, como en la casa Cap Ferret, donde se utilizan materiales y métodos constructivos innovadores. Los espacios diseñados por este estudio francés buscan ser diáfanos y amplios.

Las premisas de diseño de Lacaton & Vassal, que vienen tanto de su formación en Burdeos como de su paso por África, se centran principalmente en usar lo que está a su disposición.

“Mantenerse sencillo» es, quizás, su principal aspiración. También buscan aprovechar el aire libre, honrar la luz, la libertad y la gracia. Este estudio practica la arquitectura social basada en la economía, la modestia y la belleza de sus contextos.

La casa Cap Ferret

Interior de la Casa Cap Ferret,
Interior / metalocus.es

Esta pequeña casa se sitúa en la espectacular bahía de Arcachon, en la costa occidental de Francia, abierta al océano Atlántico en el golfo de Vizcaya.

La casa Cap Ferret ha sido diseñada por los arquitectos franceses Anne Lacaton y Jean Philippe Vassal. Esta casa ha sabido mantener un diálogo de respeto con su entorno, integrándolo de una manera acertada en su interior.

El terreno estaba compuesto por un tramo de dunas elevadas y cubiertas con madroños, mimosas y 46 pinos. Para evitar la tala de pinos y el desbroce de la vegetación baja de los madroños, se utilizaron doce micropilotes que perforan de ocho a diez metros el terreno. Finalmente, con esto también se evitan los pesados movimientos de tierra que degradan el terreno.

Los pinos se conservan, incluyendo los situados dentro de las cuatro paredes del edificio. Como resultado, estos árboles atraviesan la casa en soportes especiales adaptados al vaivén producido por el viento, su crecimiento y su mantenimiento en buen estado de salud.

Este uso de pilotes recuerda al pabellón de Sverre Fehn para la Bienal de Venecia que se celebró en 1958, cuarenta años antes de la construcción la vivienda. Esto resultaba necesario debido al ambiente natural mucho más valioso que se tenía en este proyecto.

Espacios de la casa Cap Ferret

Terraza de la casa Cap Ferret.
Terraza / metalocus.es

La casa se divide en dos zonas diferenciadas, la zona de día, donde se encuentra la terraza, la sala de estar y la cocina; y la zona de noche, con las habitaciones y sus respectivos baños. Se accede desde una escalera de caracol situada en la colina.

Esta escalera llega a una pequeña terraza donde se accede a la sala de estar con la cocina incorporada, la cual divide las cuatro habitaciones. Dos habitaciones son de uso familiar y las otras dos habitaciones son para invitados. Cada dos habitaciones les corresponde un baño y un aseo.

Por lo tanto, esta vivienda es un ejemplo de respeto por el entorno, de entendimiento de las condiciones preexistentes y de aplicar estrategias para hacer de los problemas una solución.

Resulta necesario revisar este tipo de proyectos que se adecuan de manera sencilla a su entorno natural sin dejar de tener una gran calidad.