Prevención de accidentes en suelos húmedos

21 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los accidentes domésticos pueden generar lesiones graves; por eso, es importante prevenir las posibles caídas que puedan producirse a causa de los suelos húmedos.

Las caídas en la propia vivienda son más comunes de lo que imaginamos. De la misma manera que nos puede ocurrir en el trabajo o en un espacio público, también puede suceder en casa; por eso, es importante que tengamos presente un sistema de prevención de accidentes en suelos húmedos.

Los accidentes domésticos pueden llegar a ser muy peligrosos, especialmente si tenemos gente mayor o niños en el hogar. Las caídas sobre suelos húmedos son realmente graves; de hecho, pueden producir roturas de huesos o daños físicos irreversibles.

Generalmente, los lugares públicos están obligados a tener una serie de advertencias y, por supuesto, la prevención de riesgos laborales, pero ¿qué ocurre en el hogar? ¿Solemos tener cuidado? No suele ser así; además, no es un tema baladí.

Valora cuáles son los riesgos

Limpiar el suelo de madera.

Cada vez que fregamos el suelo, el proceso de secado puede tardar bastante tiempo, el suficiente como para que entre alguien, no vea que está mojado y pueda caerse. En este caso, debemos valorar los posibles riesgos que pueden surgir por no tener un criterio de prevención.

¿Qué aspectos debemos valorar? Lo primero de todo es el tipo de suelo, es decir, los materiales. En el caso de la madera, existe un menor riesgo ya que suele absorber más la humedad y la textura es más resistente al deslizamiento.

En cambio, la cerámica es un soporte que reduce nuestra seguridad en cuanto está mojada. Por ejemplo, en la cocina o en el baño solemos encontrar este material que es mucho más resbaladizo y puede suponer un mayor riesgo si no tenemos cuidado.

Si conocemos los tipos de suelos y la manera de fregarlos, podremos prevenir los accidentes.

Seguridad en el hogar: prevención de accidentes

Una vez que conocemos los tipos de suelos que tenemos en el hogar, es momento de saber cómo fregarlos y qué fórmulas de prevención debemos aplicar para no cometer errores. Veamos 4 maneras de evitar accidentes:

  1. Al fregar un suelo de madera, no se recomienda el uso de lejía o solo agua, ya que costará más que se seque y la madera no absorberá correctamente la humedad. Es preferible utilizar vinagre blanco combinado con un poco de bicarbonato de sodio, así el secado es más rápido.
  2. En el caso de un suelo de cerámica, solemos utilizar la lejía pero, cuando echamos demasiada en el cubo, suele generar mucha espuma y esta queda esparcida por la superficie al realizar las pasadas. Por tanto, es mejor echar un tapón de lejía por cada litro de agua.
  3. Para que no quede tan húmedo el suelo, es preferible insistir en el escurrimiento de la fregona. De esta manera, se secará mejor el piso y, cuando trabajemos sobre este, no se encharcará sino que quedará una ligera capa húmeda más fácil de secar.
  4. Otra posibilidad es que, tras haber realizado el fregado del suelo, pasemos otra fregona seca que pueda deshumedecer la superficie. Así, conseguiremos un resultado más efectivo y proporcionaremos más seguridad en el espacio.

Prevención de accidentes en los espacios de trabajo

Prevención de accidentes por suelos mojados

Los servicios de limpieza en oficinas, portales comunitarios y lugares donde transita la gente continuamente requieren un sistema de prevención que evite cualquier tipo de accidente. En el fondo, es obligatorio tener una evaluación de los riesgos y prevenirlos.

Los empleados de la limpieza utilizan señalizaciones de suelos húmedos, algo que es preceptivo. De la misma manera, estos trabajadores deben utilizar un tipo de calzado especial antideslizante. Este tipo de medidas son obligatorias por ley.

En el ámbito doméstico, generalmente no se tiene todo esto en cuenta. De todos modos, no vendría mal utilizar algún tipo de señal para cada vez que queda un suelo humedecido, así la advertencia nos evitará un riesgo mayor.

Un aspecto esencial para la prevención de accidentes

Finalmente, hay que considerar un par de aspectos importantes. Por un lado, siempre que vayamos a fregar un suelo es importante que avisemos al resto de familiares para que sepan que el acceso a un espacio queda restringido hasta que se seque.

Una manera de prevenir es cerrando la puerta, colocando un cartel o simplemente insistiendo en que el suelo se ha fregado. Muchas veces los gestos más pequeños son los que pueden salvarnos de un posible accidente y convertir el hogar en un lugar más seguro.

  • Lindo Wallace, María Luisa: Técnicas del hogar, San José, Universidad Estatal a Distancia, 1996.
  • Rognoni, Patrizia: La limpieza integral de la casa, Barcelona, De Vecchi, 2012.