Qué debes tener en cuenta para diseñar tu casa a medida

Sofía Sangrador · 18 marzo, 2018
¿Quieres aprender a diseñar tu casa a medida? En el siguiente artículo te dejamos varios consejos, para saber qué tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

Aunque diseñar tu casa a medida puede parecer algo complicado, no es imposible. Nuestra principal preocupación debe ser lograr una distribución práctica a la vez que funcional, con el máximo aprovechamiento del espacio disponible.

También sería interesante plantearnos la posibilidad de construir espacios que puedan ser ampliados en el futuro, en función de nuestras necesidades de cada momento. Piensa que unos años más tarde quizás haya crecido la familia o ha surgido la necesidad de un espacio que antes no necesitabas.

No olvides nunca tener a mano papel y lápiz, para poder visualizar mejor todas las ideas que te plantees. Empieza con bocetos, que al final se convertirán en un plano a escala. Con el plano conseguirás que el resultado final se acerque a todas las ideas que tengas en mente. Otra opción consiste en utilizar programas online 3D.

Además, debes proponer un presupuesto de acuerdo a tus posibilidades. Tienes que ser realista, no quieras hacer cosas que no vas a poder pagar.

Por último, recuerda que es más importante construir espacios de calidad que espacios de grandes dimensiones.

A continuación te dejamos otras ideas que debes tener en cuenta a la hora de diseñar  tu casa a medida.

Ubicar las zonas de acceso

Es algo esencial: piensa que muchas veces hay solo una manera de acceder a las casas. Sin duda, esto condicionará la distribución del resto de la casa.

Esto es importante sobre todo si vives en una urbanización o en chalet, ya que en este tipo de viviendas suele haber jardín o zona con piscina, por lo que es frecuente que haya una puerta de acceso por esas zonas, normalmente traseras.

Además, ten en cuenta cuál será la orientación de la fachada principal, ya que determinará la distribución de todo el espacio restante.

Por otro lado, no olvidemos que en algunas viviendas hay patios interiores y/o terrazas. Esto supone la ampliación del número de accesos a la casa.

Por último, debes pensar en los posibles sistemas de seguridad, siempre adaptándolos a tu presupuesto. Para ello es importante conocer la zona en la que va a estar ubicada la casa, así sabrás qué riesgos puede haber.

Zona de acceso a la casa.

Medidas de puertas y ventanas

Para escoger las ventanas y puertas ideales para tu casa, debes tener en cuenta las dimensiones de las habitaciones, para que el resultado sea equilibrado, proporcional. Es muy importante tener en cuenta la altura del techo y la medida de los tabiques.

En los dos casos hay una serie de medidas estándar. Piensa que los marcos ocuparán algunos centímetros más que debemos sumar a las medidas de las puertas y ventanas.

En el caso de las ventanas, debes tener en cuenta la orientación de cada habitación, para aprovechar y potenciar la luz natural disponible. Las zonas que recibirán más luz son aquellas orientadas hacia el sur.

Una última idea: ten en cuenta el espacio que ocupan las puertas al ser abiertas, al ser giradas. Se abren hacia dentro, así que hay que dejar un poco de espacio disponible para que no choque la puerta con muebles u objetos.

Medidas para las puertas y ventanas.

Zonas privadas y comunes

Por otro lado, debes reflexionar sobre tus necesidades presentes y las posibles necesidades futuras. Siempre darás más importancia a unos espacios u otros.

En función de esto, hablamos de dos zonas, las de carácter más social o más íntimo. Esto dependerá un poco de la personalidad de cada uno. También de dónde quieras pasar más tiempo o de cuántas personas vayan a vivir en la misma casa.

Si por ejemplo, hacemos mucha vida común, puede venir bien una cocina americana.

Además, debes mirar con vistas al futuro. Si en el momento de la construcción de la casa hay niños pequeños en la familia, piensa que primero vas a necesitar zonas de juegos y en unos años después, zonas de estudio. Lo bueno de tener la opción de diseñar tu casa a medida es que puedes solucionar más fácilmente todos estos aspectos.

Por último, recuerda que da bastante tranquilidad saber que existe la opción de construir una casa con dos pisos, ya sea en el momento de la construcción o más adelante. Tener una casa con dos pisos es la mejor manera de establecer la división en zonas comunes y privadas. Si finalmente decides construir dos pisos, es muy importante la ubicación de la escalera, al igual que la tipología escogida.

Metros útiles y metros construidos

Es fundamental conocer la diferencia entre ambos conceptos, es la manera de saber cuánto mide de verdad tu casa, cuál es su superficie realmente.

  • Metros útiles: por así decirlo, son los metros que podemos pisar al acceder una vivienda. Se incluye la superficie ocupada por los armarios empotrados.
  • Metros construidos: son todos los metros construidos en el interior de la vivienda. En este caso debemos contar también con la superficie ocupada por elementos estructurales, como muros, tabiques, conductos de ventilación… Lo único que no se cuenta como superficie construida son los altillos o sótanos que midan menos de 1,5 m. Para ello debemos medir nuestra vivienda.

Si tu vivienda pertenece a una comunidad de vecinos, se puede hablar de superficie construida con elementos comunes. Ejemplo de ello son las escaleras o los pasillos.

Diseño 3D de tu casa.

Conclusión

Con estas ideas te resultará algo más fácil diseñar tu casa a medida. Así, el resultado se acercará mucho a las ideas que tenías en mente antes de embarcarte en el proyecto.

Aún así, siempre va a haber algún tipo de restricción, algún inconveniente con el que no contábamos. Tenemos que solucionarlos intentando adaptarnos al plan establecido originalmente. Recuerda que hay muchos profesionales que podrán ayudarte.

Por último, piensa que tu diseño debe cumplir con varias normativas necesarias para poder habitar las viviendas y que debe estar perfectamente integrado con el entorno.