Recursos avanzados para soportar mejor las lluvias torrenciales

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Las inclemencias meteorológicas pueden generar daños en las viviendas. Para prevenir, lo mejor es que tengamos recursos efectivos que nos protejan siempre que haya un temporal intenso.
 

Las inclemencias meteorológicas pueden generar graves secuelas en las viviendas, especialmente en aquellas que no están acondicionadas. Por eso, vamos a conocer algunos recursos avanzados para soportar mejor las lluvias torrenciales.

Actualmente, se realizan construcciones con todo tipo de materiales resistentes a cualquier adversidad. Sin embargo, aquellas que son más antiguas posiblemente carecen de la protección necesaria como para hacer frente a un fuerte temporal.

Un aspecto que debemos tener en cuenta es la situación de la casa. ¿Realmente conocemos su estado?, ¿sabemos de qué elementos se compone? Es preferible conocer bien cada detalle y sentirnos seguros en lugar de arriesgar y padecer consecuencias desastrosas.

Protección de las paredes ante las lluvias torrenciales

Cómo prevenir las goteras en casa

Según la localización de la vivienda y su orientación, puede sufrir en mayor o menor medida los chubascos. A partir de ahí, se generan las goteras y humedades en los interiores. Si no se realiza un aislamiento adecuado, tendremos problemas anualmente.

Los exteriores suelen ser de mampostería ya sea de piedra o ladrillo; por tanto, una solución efectiva es la crema de protección impermeable que, con realizar una pasada por la superficie, penetrará al instante por el muro sin dejar rastro aparente una vez pasadas 24 horas.

 

¿Este sistema qué nos proporciona? Repele el agua y evita que se empape el material. En el fondo, es un bloqueador de humedad que permite que transpiren las paredes de forma natural y ayuda a conservar mejor el calor.

Un recurso eficaz que garantiza la seguridad de la casa durante muchos años.

4 recursos para proteger el techo ante las lluvias torrenciales

Recursos contra las lluvias torrenciales
Imagen: Onduline / pinterest.es

Evidentemente, el techo es la parte de la casa que más sufre las lluvias torrenciales. Sin un buen sistema de protección, es cuestión de tiempo que aparezcan todo tipo de imperfecciones en los interiores. Veamos 4 recursos útiles:

  1. El sistema de onduline bajo teja es uno de los recursos más empleados. Se sitúa en cualquier tipo de cubierta, consiguiendo impermeabilizar y acabar con la condensación. Posee un sistema ondulado que se adapta muy bien a las tejas y ofrece una durabilidad de hasta 30 años.
  2. Por otro lado, hay que destacar la lámina impermeabilizante autoadhesiva. Es un producto maleable que se adapta muy bien a la superficie del tejado. En el fondo, es como una tela asfáltica que aisla a la perfección, aunque requerirá una renovación al cabo de unos pocos años.
  3. La pintura preventiva, conformada por pigmentos, resinas y otros aditivos minerales, nos puede ayudar a tener un refuerzo a modo de aislante térmico y prevenir, así, los problemas de humedad. Además, conviene que tenga una aplicación superior de poliuretano.
  4. Una precipitación intensa o el propio viento pueden producir el movimiento de las tejas. Es importante que estas queden bien fijadas; son sistemas de anclaje consistentes capaces de soportar cualquier tipo de inclemencia. Por este motivo, no solamente hay que atender al interior, también hay que tener cuidado con el exterior.
 

Canalones resistentes para soportar las lluvias torrenciales

Recursos contra las lluvias torrenciales

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es el proceso de desagüe. Para ello, es imprescindible que dispongamos de los canalones suficientes como para poder desalojar el agua recibida del techo y que se constituyan de materiales resistentes y duraderos.

El PVC es, por norma general, el más empleado. Resulta indudable su eficiencia y, sobre todo, que se pueda trabajar fácilmente con él; sin embargo, cada vez son más las viviendas que deciden utilizar el acero inoxidable. A su vez, no muestra señales de desgaste ni corrosión y, por supuesto, no es endeble ante las inclemencias del tiempo.

Lo que principalmente demandamos es que pueda soportar la lluvia en cualquier época del año y que no se dañe por el calor o las bajas temperaturas.

Las cadenas de lluvia: un efecto estético para la fachada

Cadenas de lluvia
Imagen: pinterest.es

Una vez que disponemos de un buen sistema de aislamiento y desagüe, podemos favorecer la bajada del agua hacia el suelo mediante una técnica japonesa: las cadenas de lluvia, conformadas por distintas piezas de hierro forjado que crean un efecto estético.

 

De esta manera, desciende el agua de forma rápida, protegiendo la fachada, sin salpicar y produciendo una sensación visual realmente atractiva. En realidad, estamos hablando de un recurso estético que se caracteriza por tener un componente funcional.

Rougeron, Claude: Aislamiento acústico y térmico en la construcción, Barcelona, Editores técnicos asociados, 1977.