Trucos efectivos para desatascar las cañerías sin desarmarlas

Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
20 diciembre, 2018
Muchas veces las tuberías de nuestro hogar sufren atascos que impiden que salga el agua correctamente. Aprende en nuestro post a desatascarlas y a llevar un correcto mantenimiento de las mismas.

Hoy nos ocupamos de un problema bastante molesto que nos ocurre de vez en cuando en casa. Algunas veces el desagüe del fregadero de la cocina o de alguno de los lavabos o la ducha en el baño se atasca.

Nuestro primer consejo es que intentemos evitar que esto ocurra. Podemos realizar un buen mantenimiento de prevención en todos los desagües de la casa.

No siempre tenemos el tiempo de hacer esto, pero añadirlo a nuestras rutinas de limpieza nos evitará algún que otro disgusto y más trabajo extra. Si de todas formas termina por ocurrir, hay algunos trucos caseros que te servirán para solucionarlo por ti mismo.

Mejor prevenir

tubería blanca

Teniendo cuidado y adquiriendo ciertos hábitos, podemos prevenir que los residuos empiecen a cumularse en las tuberías y evitar así posibles atascos. Hacer una limpieza de mantenimiento de los desagües en casa es fundamental para la buena salud de las tuberías.

Evitarás así los posibles atascos y también mantendrá a raya los malos olores y los gérmenes que se puedan ir acumulando y que son muy perjudiciales también para tu salud.

Son rutinas sencillas que deberemos realizar una vez a la semana y que no llevan mucho tiempo. Solo hay que planificarlas y recordar llevarlas a cabo. Como con casi todo, es mejor prevenir que curar.

Algunos trucos para mantener los desagües limpios de residuos

Mantenimiento de tuberías.

  • No se debe verter grasa por los desagües. Cuando limpiemos sartenes u otro tipo de menaje que contenga la grasa de haber cocinado es muy importante que no la vertamos por el desagüe del fregadero. La grasa se acumula en las paredes de las tuberías y van estrechándolas poco a poco.
  • Tampoco debemos arrojar por los desagües restos de pinturas, disolventes o sustancias químicas similares.
  • Lo mejor es guardar los restos de grasa y sustancias químicas en recipientes cerrados y llevarlos a un punto limpio.
  • Una vez por semana es conveniente verter por los desagües media taza de levadura química y media de vinagre blanco.
  • Se tapa el desagüe durante unos minutos y a continuación vertemos una olla de agua hirviendo. También puedes sustituir la levadura por bicarbonato sódico. Con estos consejos de mantenimiento, evitarás muchos de los molestos atascos y no necesitarás desatascar las cañerías.

Desatascar las cañerías una vez que ya se han atascado

Desatascar cañerías.

Si todos los consejos anteriores llegan tarde y ya tenemos problemas con los desagües, existen algunos trucos para desatascar las cañerías de manera sencilla y sin tener que acudir a un profesional.

Suele ser bastante fácil y en muchos casos podrás resolverlo tú mismo. Tampoco necesitarás productos específicos para ello, ya que suelen ser muy contaminantes para el medio ambiente y algo peligrosos de usar. Empezamos por los trucos más sencillos:

  • Puedes recurrir al clásico desatascador. Una herramienta que no puede faltar en casa. Consiste en una ventosa grande de goma, muy resistente, con un mango de madera que se coloca encima del desagüe. Se presiona la ventosa y se suelta rítmicamente para que produzca el efecto de vacío necesario para remover los residuos que hayan provocado el atasco.
  • También puedes utilizar el alambre de una percha. Desdobla la percha hasta que el alambre quede recto, conservando la forma del gancho. Solo hay que introducir el alambre por el desagüe por la parte del gancho hasta dar con el atasco y utilizar el mismo para sacar los desechos que lo hayan producido.
  • Otro remedio casero que funciona bien es llenar de agua una botella de plástico de litro y medio, de las que compramos con agua embotellada. Coloca la boca de la botella llena de agua en el desagüe. Procura que no se derrame demasiada agua al hacer esto. Una vez colocada boca abajo, presiona fuertemente la botella desde arriba de manera que el agua de la botella entre con fuerza en el desagüe.
  • Utilizar el mismo truco de la levadura química y el vinagre que dimos para mantener las cañerías limpias. Si el atasco no es muy grave, esto puede funcionar también para desatascarlo.
  • Otro remedio muy potente y parecido a este es la sosa cáustica. La disolución de la sosa cáustica para desatascar cañerías es de una taza por cada litro de agua. Si nos decimos por este truco, hay que proteger bien las manos y los ojos y tener mucho cuidado con su uso, ya que la sosa cáustica puede producir quemaduras químicas importantes.

No desesperes

Dependiendo de la gravedad del atasco, muchos de estos trucos pueden no funcionar a la primera. Es recomendable repetir la operación un par de veces antes de rendirse. Generalmente, el segundo intento es el que consigue desatascar las cañerías sin necesidad de desmontarlas.