Una decoración a prueba de accidentes domésticos

Mónica Heras Berigüete · 28 marzo, 2019
Vamos a crear ambientes seguros para evitar al máximo posible los accidentes domésticos. ¿Hacemos un repaso de toda tu casa?

Tener una casa a la última es uno de nuestros motivos, pero también es importante lograr una decoración a prueba de accidentes domésticos, y más si sabemos que en nuestras casas se producen la mayor parte de estos incidentes.

Las quemaduras, las caídas y las intoxicaciones son los principales causantes de accidentes domésticos en España, así lo dio a conocer un informe sobre Detección de Accidentes Domésticos y Ocio (DADO), que arroja que en nuestro país 1,7 millones de personas sufrieron un percance en casa o en actividades de recreo en un año.

Pero no se trata de que cunda el pánico, más bien de poner remedio y de que tu casa se convierta en un refugio seguro.

Muebles con fijación de pared

Espejo en el suelo.

Si tienes muebles pesados y estanterías, debes cuidar de que estén bien fijados a la pared con un taladro, alcayatas y todo lo necesario para evitar que se pueda caer. Los espejos grandes apoyados en el suelo son un recurso estético divino, pero no son seguros, y a la hora de cuidar a tu familia más vale prevenir.

Cuidado con los suelos, evita accidentes domésticos

Alfombras granates.

Elige bien el tipo de suelos que vas a poner. Siempre procura poner un pavimento antideslizante. De cualquier modo, vigila que se sequen bien cuando friegues antes de pisarlos, y doble precaución si los has encerado.

Si haces uso de alfombras, mira que tengan un bajo adherente o fíjalas al suelo para evitar tropezones.

Los aparatos eléctricos

Planchas de pelo.

No dejes nunca un aparato eléctrico cerca de un lavabo, cualquier descuido podría hacerlo caer y provocar que te electrocutes.

No te subas a los muebles

Persona subida a sillas.

Comprendemos que no vas a llegar a lo alto de todos tus muebles, pero así es como suceden muchos accidentes domésticos, intentando limpiar las lámparas subidos a una silla inestable.

Si tienes que encaramarte en algo, a menos busca una escalera y hazlo cuando tengas compañía en casa, por si llegaras a caerte.

Cuidado con los incendios

Precaución en los incendios.

Provocar un incendio resulta más fácil de lo que parece. No utilices los radiadores como secadoras, ni pongas un trapo encima de las lámparas para disminuir la intensidad de la luz. Cualquiera de estas cosas podría quemar la tela y comenzar a arder.

Y otro detallito, nos encanta la decoración con velas, y ahora no vamos a decirte que están prohibidas, pero vigílalas cuando las enciendas para evitar accidentes domésticos.

Si tienes mascotas, cuidado con los accidentes domésticos

Perro mordiendo un cable.

Por tu seguridad y la de tu familia, pon atención en que tu mascota no mordisquee los cables. Esto, además de dañarlo a él, podría causar un corto circuito.

¿Tienes puertas de cristal o ventanales?

ventanales grandes con jardín

Si tu respuesta es sí, ni lo pienses, señaliza los ventanales con alguna pegatina. Sabemos que es tu casa y que la conoces, pero más de un despistado se ha estampado contra el cristal de su propia casa, o algún invitado. El choque, además de un fuerte golpe, puede provocar que se rompa el cristal causando cortes graves.

Esto es de cajón

Cajones llenos.

No los llenes demasiado para que el peso no te los vuelque encima, y pon topes para que no se abran totalmente. También pon especial cuidado en la forma en la que guardas los objetos peligrosos, como los cuchillos, podrías cortarte cuando vayas a sacarlos, siempre con el mango hacia adentro.

Doble atención si hay niños en casa, debes evitar los accidentes domésticos

Tapar enchufes.

Si tienes hijos, hay que elevar el nivel de precaución. Aquí te dejamos información para que veas cuáles son los accidentes domésticos más comunes en los niños. Además de todo lo anterior, cuida estos puntos:

  1. Tapa los enchufes para evitar que metan los dedos.
  2. Deja fuera de su alcance todos los productos tóxicos, como medicinas o utensilios de limpieza.
  3. En la cocina, cuidado con los fogones. Pon un protector en la vitrocerámica y coloca siempre las ollas o sartenes lo más atrás posible.
  4. Ojo con los atragantamientos. Pon atención de no dejar a su alcance alimentos con los que puedan ahogarse.
  5. Pon protectores en los cajones que no quieras que abran y en las puertas para protegerlos de que se pillen los dedos.
  6. Protege las esquinas de los muebles para evitar coscorrones.
  7. Si tus ventanas son bajas, coloca barandillas o algún sistema de seguridad.

Ten todos estos consejos en consideración, por muy obvios que parezcan, a veces damos por sentadas demasiadas cosas, y es justo así como suceden los accidentes domésticos.