Usar toques rosas para una decoración femenina

1 mayo, 2018
Déjate inundar por el rosa e incluye este color en cada parte de tu casa.

El rosa es el color femenino por excelencia por lo que no puede faltar en una decoración femenina. A la hora de utilizar este color para decorar hay que tener cuidado porque es muy fácil pasar de una estancia dulce, romántica y acogedora a una hortera. Es por ello que hay que utilizarlo en los tonos más adecuados y en su justa medida.

Si el rosa va a ser el color predominante en la estancia lo más recomendable es que sea un tono pastel. De lo contrario la habitación será muy estridente. Desde aquí te recomendamos que el rosa sea el de los detalles, de los elementos decorativos y que vaya a acompañado de otros colores más neutros.

Si estás pensando en decorar con tonos rosas, a continuación te damos unos consejos para que uses toques rosas y así logres una decoración femenina.

El color rosa en el salón para una decoración femenina

El salón es la estancia principal de la casa. Es el lugar en el que pasamos la mayor parte del día y en el que tiene lugar las reuniones familiares o las quedadas con los amigos. Es por ello que los toques rosas también tienen que estar presentes en esta parte de la casa.

Los toques rosas van a estar incluidos en los accesorios y no en el mobiliario principal. El rosa no es un color como el ocre, el beige y el blanco sino que se debe utilizar en pequeñas cantidades. El rosa puede estar presente en:

  • Cojines. Una combinación ideal es un sofá gris con cojines en tonos rosas. Puedes combinar cojines rosas con diferentes texturas, materiales y tamaños. Crea una divertida combinación con el rosa como color protagonista.
  • Alfombra. Coloca una gran alfombra bajo el sofá y que se prolongue hasta la mesa. Opta por un material natural y un color rosa palo o similar. Así no se machará tanto y no deberás limpiarla tan a menudo.
  • Lámpara. Si ya tienes cojines y alfombra rosa la guinda del pastel será una gran lámpara rosa que además de iluminar sea uno de los objetos decorativos principales de la estancia.
Salón en tonos rosas.

¿Una cocina rosa?

Quizá la cocina sea el lugar de la casa en el que menos suele estar presente el color rosa. A pesar de ello te vamos a demostrar que una cocina puede tener toques rosas. La cocina que proponemos incluye el rosa en el frente de la encimera. Así, al mismo tiempo que decoramos protegemos esa parte de la pared que tanto se mancha a la hora de cocinar.

Arriesga e incluye un toque rosa también en tu cocina.

El frente rosa puede ser de vidrio si queremos un resultado brillante y con cierto reflejo. En este caso el rosa será más eléctrico y no pasará nada desapercibido. Si por lo contrario buscas algo más disimulado tu material es el laminado. En este caso podrás optar por un rosa pastel.

El último toque rosa de la cocina será el mantel de la mesa. Puede ir acompañado por unos bonitos cojines en el mismo tono para las sillas.

Así de fácil podemos darle un toque femenino a la cocina. El rosa no será el objeto protagonista pero al mismo tiempo será el que atraiga todas las miradas y tendrás una decoración femenina. 

Rosa para la cocina.

Baño con un toque femenino

El baño es el lugar de la casa en el que más se nota la presencia femenina. Las mujeres acabamos ocupando gran parte de esta estancia con nuestros productos y accesorios. Una buena forma de darle un toque femenino al baño es ordenando todos nuestros objetos al mismo tiempo que introducimos algún toque en rosa.

  • Toallas rosas. Colocar en el toallero unas simples toallas en este color ya hará que el baño parezca más femenino. Así de sencillo puedes empezar a introducir el color protagonista de este post.
  • Cortina de ducha. Si tu baño tiene cortina ese es otro de los objetos que puede ser rosa. Si te parece demasiado grande y ves el baño demasiado rosa una opción más disimulada es la de comprar una cortina en otro tono y utilizar una alfombra rosa.
  • Elementos de ordenación. Como hemos comentado anteriormente, el baño suele estar lleno de accesorios y en muchas ocasiones se encuentran desordenados. Una buena forma de ordenarlos y al mismo tiempo darle un toque femenino al baño es comprar cestos, cajitas o algún neceser rosa.
Baño con una pared rosa.

Te puede gustar