Wes Anderson, lecciones de decoración

Mónica Heras Berigüete · 1 febrero, 2019
¿Conoces las películas de Wes Anderson? Son verdaderas joyas estéticas que pueden servirte de inspiración para decorar tu casa.

En el cine, encontramos verdaderos maestros no solo de la cámara, la actuación o la fotografía, sino también de la decoración. La estética forma parte fundamental de una puesta en escena con sentido, y hay directores  que son verdaderos maestros, con un talento especial para el manejo de los colores y las formas. Wes Anderson es uno de ellos, el director de El gran hotel Budapest, nos da lecciones a la hora de crear cada uno de los escenarios en los que transcurren sus películas.

Descifrando a Wes Anderson

Características de Wen Anderson.
Características de Wes Anderson / wesandersonpalettes.tumblr.com

Las tres claves para entender a Wes Anderson en sus lecciones de decoración son: un impecable manejo de la paleta cromática, un don innato para las proporciones y la simetría y una estética bañada de nostalgia. Con esto, Anderson se ha convertido en un referente, más allá de si su películas te gustan o no, en términos de decoración.

Tanto es así, que existen varias páginas que se dedican a buscar esa estética en paisajes alrededor del mundo. La más famosa tal vez sea la de Wally Koval, a quien puedes seguir en Instagram como @AccidentallyWesAnderson, y enviarle tus fotografías de estilo Wes.

El arte del color, por Wes Anderson

Utilización de colores por Wes Anderson.
Utilización de colores / wesandersonpalettes.tumblr.com

Si hay algo por lo que identificamos al director, es por el uso de la paleta cromática. Los que ven sus películas la relacionan con los colores pastel, y aunque hay mucho de cierto en esto, Anderson también se ha atrevido incluso con los grises, los marrones y el negro. Solamente hay que ver la película Isla de perros.

Para que veas lo precioso de su trabajo con el color, echa un vistazo en Tumblr Wes Anderson Palettes, donde podrás apreciar el finísimo engranaje que hace, no solo en cada película, sino con cada escena.

Desde los rosas de la apetecible pastelería de El gran hotel Budapest, los amarillos y el verde olivo en Moonrise Kingdom, los ocres de Fantástico Sr. Fox, el color mostaza que tiñe a Gwyneth Paltrow en Los Tenenbaums. Una familia de genios, o esos verdes, azules y amarillos que vemos durante el Viaje a Darjeeling.

Lo que provoca a través del color es pura sinestesia, esa reacción de nuestros sentidos por medio de la cual evocamos emociones sin la necesidad de palabras. Y eso, es puro arte.

Una simetría libre

Simetría en las películas de Wes Anderson.
Simetría / wesandersonpalettes.tumblr.com

Otro de los sellos representativos del director es la geometría. Pero no te equivoques, él no busca que sus escenarios sean pares, que todo sea como un espejo idéntico, aburrido y cuadrado. Ahí radica su genialidad. Él recrea lugares ordenados y perfectos que tienen cabida dentro la historia. Sus sets son como pequeñas postales que, a su vez, están llenas de detalles. Cada mesa, cada librería, cada pared es otra estampa en sí misma.

Un aire retro

Aire retro en las películas de Wes Anderson.
Aire retro / wesandersonpalettes.tumblr.com

La nostalgia es el tercer elemento presente en la estética de Wes Anderson. Todo está bañado de un aire retro, aunque con un toque de modernidad por ahí escondido. Busca piezas clásicas, antigüedades, objetos que evoquen viajes, papeles pintados, pero todo con un sentido. Por muy recargada que parezca una decoración, nunca habrá nada que no cumpla un cometido.

Efecto Wes Anderson, lecciones de decoración en casa

Aplicar los colores de Wes Anderson en tu casa.

Después de leer todo esto, es posible que te preguntes cómo puedes aplicar esta preciosa escenografía en tu casa, una casa normal y corriente sin tanto decorado. Pues bien, resulta más fácil de lo que piensas.

Para empezar, elije bien tu paleta cromática. Mira las propuestas que hace el director y que te hemos dado, y si quieres más, en Tumblr Film Palettes o en Film Palettes encontrarás ejemplos de otras películas, como Titanic, Pulp Fiction, Orgullo y Prejuicio, entre otras.

Por otro lado, dale pinceladas vintage a tu decoración con algún mueble, con las lámparas o incluso con los textiles. Finalmente, cuida las proporciones, el orden y la simetría de la que te hablábamos: dos mesitas auxiliares en el salón, con una estantería de lado a lado de fondo.

Juega a ser el director de tu casa, a llenarla de sensaciones a través del color y de la composición del espacio. Aprovecha las lecciones de decoración que nos da Wes Anderson en cada película y hazlas tuyas.