Cómo organizar tu librería

Teresa Montes · 27 julio, 2018
Si eres de los que se pasa tardes enteras leyendo seguro que tienes un espacio concreto destinado a tus colecciones de libros preferidos. Esto, a veces, puede suponer un problema, ya que puedes no saber cómo organizar tu librería sin convertir tu casa en un caos.

Si eres de los que se pasa tardes enteras leyendo seguro que tienes un espacio concreto destinado a tus colecciones de libros preferidos. Esto, a veces, puede suponer un problema, ya que puedes no saber cómo organizar tu librería sin convertir tu casa en un caos.

Tenemos mil y una opciones para colocarlos. Sin embargo, estéticamente, las estanterías pueden no parecer ordenadas y no quedar bonitas. Esto pasa porque las llenamos de libros y objetos decorativos que no siguen ningún patrón visual.

Por eso, en el post de hoy te damos algunos consejos muy útiles y sencillos de llevar a la práctica. Tus estanterías parecerán otras y podrás presumir de ellas. ¡Hasta leer allí te parecerá más armonioso!

Primer paso: vaciar la librería

Lo primero que tendrás que hacer es vaciar todos los libros de la estantería o mueble donde los tengas colocados para empezar a ordenarlos. Una idea muy útil es que los separes por grupos de libros siguiendo el patrón que más cómodo te resulte: tamaño, autor, temática, etc.

También puedes aprovechar para tirar objetos que no te gusten y regalar libros que ya no quieras tener en casa. Esto hará que te resulte más fácil ordenarlo todo.

Tipos de estanterías para libros

Estanterías bajas

Este tipo de estanterías tienen la finalidad de aprovechar todo lo que podamos el espacio. Puedes combinar la colocación de libros poniéndolos vertical u horizontalmente para que se cree un efecto visual diferente.

Es indudable que su gran capacidad de almacenaje, permite incluir un montón de libros y mantener ordenada nuestra librería particular.

Visualmente no resulta pesada, ya que cuando nosotros la miramos, no encontramos libros, sino que se sitúan un poco más abajo, al tener un tamaño más pequeño. Por eso, una buena idea es aprovechar la repisa de arriba para colocar objetos decorativos, lámparas o fotos que no sobrecarguen el mueble. De esta forma, conseguiremos armonía visual.

Estantería modular con cajas para dormitorio

Estanterías a medida

Esta estantería te quitará de muchos problemas, ya que al hacerla a medida tú decides el orden, la colocación y el tamaño. Habla con algún profesional que lo pueda hacer y acuerda las medidas para que no haya ningún problema a la hora de anclarla al hueco destinado.

Es muy fácil la colocación de los libros, ya que tú diseñas la altura de las baldas y, por tanto, puedes escoger donde irán los libros que tengan mayor y menor tamaño.

Este tipo de estanterías, aparte de solucionarnos la colocación, aporta una gran belleza estética en el espacio donde decidas ponerla. Además, se adapta a todo tipo de estilos. Desde el más moderno, hasta el más clásico, y puedes hacerla del material que más te guste.

Diferentes formas de organizar tu librería

Por tamaños

Esta es la forma más clásica de organizar tu librería. Siguiendo esta colocación, los libros de mayor tamaño irán los primeros seguidos de los más pequeños.  El problema es que para buscar un determinado libro, será necesario recordar bien su tamaño.

Esta colocación resulta atractiva y tremendamente fácil para tener todos nuestros libros ordenados. No obstante, para que quede visualmente bonito, tienes que ser exhaustivo midiendo las dimensiones de los ejemplares y alternarlos en las diferentes baldas y compartimentos.

Es importante, para no sobrecargar la estancia, colocar algún elemento decorativo, planta o foto.

Por colores

Otra de la forma de ordenar libros y que más en tendencia está ahora es por colores. Para ello, deberemos separar los libros por el color que tengan en el lomo. Cuando ya los tengamos separados, los clasificaremos por tonalidades más concretas de color.

Después, decidiremos el orden de los colores. Una buena idea es seguir una escala cromática de color que vaya derivando los colores más fuertes en subtonos. También podremos jugar con las posiciones de cada libro para darle otro toque especial a la estantería.

Por temas

Para los perfiles más detallistas y profesionales, otro orden a seguir es por temas. Mediante esta colocación, obtendremos un orden más preciso de nuestros libros. La biblioteca de nuestra casa se parecerá a la de una prestigiosa librería.

Además, lo mejor de esta organización es que facilita mucho la búsqueda de un libro, ya que, al no estar colocado por estética no nos resultará nada difícil encontrarlo.

El contra de esta colocación es a nivel estético ya que cada libro puede estar diseñado de una forma y corremos el riesgo de que visualmente sea dispar.

Organizar por orden alfabético

Otra colocación exhaustiva de libros por orden alfabético. De esta forma, nuestros ejemplares quedarán ordenados por nombres y títulos.

Como la anterior, es una buena idea de disponer nuestros ejemplares y encontrarlos fácilmente. Un tip muy útil para que queden bien ordenados es comprar separadores con lengüeta para mejorar la búsqueda de cada ejemplar.

No satures la estantería

Como ya venimos advirtiendo, es realmente importante que la estantería no quede saturada de libros y objetos. Tendremos que evitar la sensación de caos y “pesadez visual”.

Por eso, tendremos que colocar los libros de una forma que se aproveche el máximo espacio, pero también intentado dejar espacios vacíos para evitar esa saturación de la que hablamos. Deja al menos un 10% de la librería sin nada para que no se vea muy llena.

Para conseguir una estantería armónica y bella tendremos que seguir la premisa del “menos es más”.

Estantes con cajones de frutas

Añade accesorios

Cestos o cajas de mimbre

Como bien sabemos, el mimbre es un material que está totalmente en tendencia. Colocado en una estantería con libros puede dar esa sensación de delicadeza y rusticidad.

Aparte de que incluyendo este tipo de elementos ganamos en espacio para almacenar, queda realmente bonito y rompemos con la sobrecarga de libros.

Flores y velas

Las velas y los detalles en cristal favorecen mucho los ambientes en una casa. Y, sobre todo, en las estanterías con libros, ya que casa muy bien con esa estética. Al igual que los anteriores, proporcionan elegancia y finura. 

Las flores también dan un aire fresco a las librerías que estén muy llenas. Se suelen utilizar para que los ambientes “respiren” y se llenen de colorido.

¿Te animas a dar otro aire a tu estantería?