3 consejos para proteger una encimera de madera

Sofía Sangrador · 7 marzo, 2019
Si tienes en casa una encimera de madera, conoce los siguientes consejos para protegerla de la mejor manera.

Como ya sabemos, la madera es un material que requiere muchos cuidados para poder mantener un buen aspecto. En este artículo, vamos a centrarnos en la protección ideal para una encimera de madera.

Pero ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una encimera? Por ejemplo: cuál es la frecuencia de uso que planeamos darle, si queremos que sea fácil y rápida de limpiar o, por ejemplo, cuál será la más adecuada para el estilo decorativo de nuestra vivienda (esto es algo fundamental).

En el caso de optar por una encimera de madera, no hay que olvidar que tendremos que darle cuidados a menudo. Obviamente, dependerá un poco del tipo de madera que escojamos, aunque en general, todas necesitan más cuidados que otros materiales.

Sin duda, las de madera darán un toque natural, orgánico, cálido y acogedor a nuestra cocina. A continuación, te dejamos nuestros consejos para que esté siempre bien protegida y cuidada, para tener una mayor vida útil.

1. Protege la encimera de madera de las manchas y la humedad

Encimera de madera.

Esto se consigue, en primer lugar, manteniéndolas limpias. Tampoco es necesario que seas un maniático del orden y la limpieza, pero sí te recomendamos que lo hagas de una manera bastante periódica.

En caso contrario, comenzará poco a poco a acumularse la suciedad, lo que estaría seguido de la aparición de manchas. Para ello, puedes usar detergentes neutros o alcohol. No uses ningún tipo de producto abrasivo, ya que dañaría la superficie.

Y tampoco dejes encima, sin nada de por medio, los recipientes calientes, quedaría marca al instante. Lo mismo ocurre con el agua, podría dilatarse la superficie. Algo tan usual como la marca de un vaso sobre muebles de madera, si no lo limpias a tiempo, puede estropear la encimera.

2. Cepilla y lija

Cuidados de una encimera de madera.

Para que la superficie siga manteniéndose en buen estado, sin imperfecciones, es importante que de manera periódica la cepilles y lijes (para eliminar astillas, por ejemplo). Además, debes tener cuidado con los estropajos o esponjas que uses para proteger la encimera de madera, ya que pueden llegar a rayar la superficie.

En el caso de que haya grietas, puedes rellenarlas con cera. Debes aplicarla con un trapo sobre la superficie cuando todavía esté caliente. Una vez esté fría, debes frotar con el trapo para que el resultado sea completamente homogéneo y no se note ninguna diferencia al pasar la mano por encima.

Que haya alguna grieta no significa que la encimera de madera esté defectuosa, ni mucho menos, pero sí debes darle este tratamiento para que no vaya más allá.

3. Barniza la encimera de madera

Barnizar muebles

Barnizar los muebles no es nada nuevo: es necesario para que tengan una mayor vida útil. La principal característica es que cierran el poro de la madera, por lo que no la dejan transpirar. Protege, sobre todo, de las manchas o la acumulación de polvo (hay muchos trucos para eliminar el polvo en casa).

Nos referimos a estos productos como productos de acabado, al igual que, por ejemplo, los lasures. La principal diferencia entre ambos es que los lasures no cierran el poro, por lo que penetran en toda la fibra de la madera. En Internet puedes adquirirlos de manera rápida y sencilla.

Lo más importante es que no te descuides y realices estas tareas de forma periódica, para que la madera luzca siempre bien y tenga una mayor vida útil.