¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar una encimera?

arantza · 21 febrero, 2019
La encimera de tu cocina es un elemento primordial a la hora de elegir la decoración de esta estancia. Gracias a la amplia oferta que hay en el mercado, puedes elegir la más afín a tus gustos y necesidades.

A priori, comprar una encimera parece una acción sencilla si tenemos en cuenta que solo se trata de un mueble más que se instalará en la cocina. El problema viene cuando ese mueble es una parte esencial de la cocina que tiene que tener unas características especiales por el continuo uso que se le va a dar.

Como se trata de una decisión que se debe tomar con calma y estudiando todas las opciones posibles, a continuación te dejamos diferentes opciones a tener en cuenta a la hora de comprar una encimera.

Primer paso para comprar una encimera, plantear tus necesidades

Encimera de silestone en blanco y negro.

El primer paso a la hora de comprar una encimera es plantear las necesidades que esta debe cubrir. En la encimera se trabaja, se cocina e, incluso, en muchas ocasiones sirve como mesa para comer. Por todo esto, se trata de un mueble que debe tener una gran resistencia y perdurabilidad en el tiempo. Estos deben ser los dos requisitos indispensables que se deben tener en cuenta a la hora de comprar una encimera.

En un segundo lugar, aparecen aspectos más concretos que se elegirán de acuerdo a los gustos y necesidades de cada uno. Si quieres que la encimera no necesite mantenimiento, o si le das más importancia a que aguante mejor el calor, son algunos de estos ejemplos. En tercer lugar, el diseño. La encimera debe ir acorde con todos los demás elementos de la cocina para no romper la estética del espacio.

Tipos de encimeras según el material

El material es el elemento principal a tener en cuenta a la hora de escoger y comprar una encimera. Debes escoger el que más te guste, pero también el que mejor se adapte a tu vida diaria dentro de la cocina. A continuación te dejamos los tipos de encimeras más comunes según los materiales con los que están realizadas.

Encimeras laminadas

Encimera lamianda Silestone gris.
Encimera laminada / leroymerlin.es

Si quieres una encimera económica a la vez que resistente y práctica, esta será tu mejor opción. Las encimeras laminadas son baratas, fáciles de limpiar y apenas necesitan mantenimiento. Otra de sus características es que este material puede imitar casi a la perfección la madera o la piedra. Si tienes niños en casa, esta será también la mejor opción, pues las huellas en las encimeras laminadas son casi imperceptibles.

Encimeras de granito

Encimera de granito Duetto.

Si las encimeras laminadas se caracterizan por su precio económico, las de granito lo hacen por ser resistentes, tanto a las altas temperaturas, como a los rayados que puedan producirse, a los impactos y a las manchas. Al igual que las encimeras laminadas, estas no necesitan prácticamente mantenimiento y su limpieza es sencilla.

Encimeras de madera maciza

Encimera de madera.

Este tipo de encimeras tienen características más diferentes que las otras dos anteriores. Las ventajas de utilizar madera como material para la encimera son las siguientes:

  • Son más suaves y cálidas al tacto.
  • La madera dará estilo y diseño a tu cocina.
  • Estarás utilizando un material totalmente natural y orgánico.
  • Existe la posibilidad de lijarla para seguir dándole uso al material.

Como inconvenientes, observamos los siguientes:

  • Resisten peor la humedad.
  • No quedan bien en todos los estilos de cocinas.
  • Su mantenimiento es mucho más costoso que el de los otros materiales.
  • El material está más expuesto a rayados, manchas y deterioro.

Otros aspectos a tener en cuenta

Encimera blanca.

Si bien es cierto que el material del que esté fabricada la encimera es el aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de comprar una, también hay otros aspectos que se deben apreciar.

  • La altura: normalmente las encimeras son de unos 85 centímetros. Debes tener en cuenta tu altura o la de la persona que más vaya a utilizarla para que se encuentre cómoda.
  • El grosor: el grosor medio que se suele utilizar es entre 2 y 3 centímetros.
  • El canto: la forma de los bordes también es otro aspecto a tener en cuenta.