Consejos para equipar una cocina pequeña

Teresa Montes · 31 mayo, 2018
Con estos consejos, tu cocina no parecerá tan pequeña. Ganarás en amplitud y profundidad.

Sabemos que es difícil equipar una cocina pequeña. Y más, si eres de los que utiliza mil electrodomésticos cada día. No sabemos donde ubicarlos sin que molesten y ocupen mucho espacio.

La cocina de por sí, es una de las estancias de la casa en la que más tiempo pasamos. Ya sea para cocinar, comer algo, tomar alguna bebida… Y claro, a parte de ensuciarla constantemente, corremos el riesgo de dejarlo todo siempre descolocado. Y esto, en una de dimensiones más reducidas, se nota más.

En el post de hoy, te contamos algunos trucos para que tu cocina pequeña siempre esté ordenada y equipada de la mejor forma. ¡Aunque no sea muy grande también puede lucir mucho!

Tipos de organizaciones: equipar una cocina pequeña

Lo más importante que tendrás que hacer es adaptar el diseño de tu cocina al espacio disponible que haya. Para ello, tendrás que medir todo bien y valorar la forma más idónea de distribuir todo.

Organización de una cocina pequeña.

Para sacar el máximo partido a tu cocina, existen tres tipos de organizaciones. Serán fundamentales para ahorrar espacio sin tener que renunciar al diseño.

  • En “U”: este es el tipo de cocina idóneo para las que son cuadradas. En el medio se colocan los fuegos, a un lado el grifo de agua y al otro, parte de la encimera para que se pueda trabajar a gusto y cómodamente. El resto de espacio se deja para almacenamiento ya que en las cocinas pequeñas esto se convierte en algo esencial.
  • Con un lado: son aquellas cocinas que tienen encimera en una de las partes. Suelen ser rectangulares con largos pasillo y estrechas. En este caso, lo mejor es aprovechar todo lo que se pueda el largo y comprar muebles móviles que se puedan desplazar con facilidad.
  • En L: esta es, sin duda, una de las mejores distribuciones para una cocina. Permite sacar partido a todo el espacio y distribuir todos los aparatos en dos encimeras que están conectadas. Un truco en esta organización para aprovechar más el espacio es que los muebles no toquen el techo. De esta forma, evitaremos ese efecto agobiante.

Aprovecha cada centímetro

A veces, las cocinas pequeñas pueden llegar a ser muy agobiantes. Si no organizamos bien todas nuestras cosas, es muy fácil que de sensación de desorden. Y esto, hace que visualmente se reduzca mucho más el espacio.

Un truco muy efectivo que tienen en cuenta los profesionales para equipar una cocina pequeña y dar más amplitud al espacio es aprovechar al máximo la luz natural. Es importante no tapar las entradas de luz con cortinas opacas. Incluye estores traslúcidos que permitan entrar prácticamente el 100% de luz.

Muebles blancos para una cocina pequeña.

Para realzar la luz, un truco muy efectivo es que pintes la cocina de blanco. De esta forma habrá mucha más luminosidad y se reflejará mejor. Puedes utilizarlo también en muebles, el suelo ¡e incluso en la vajilla! Parece una tontería pero cada detalle cuenta y todo suma.

Otra opción es incluir alguna vidriera en alguno de los muebles o en la propia puerta de entrada a la cocina. Permitirá dejar pasar la luz y amplificará el espacio.

Un tip que te servirá de mucho es tener una buena campana o extractor de humo. Al ser un espacio pequeño, es importante que inviertas en uno de buena calidad ya que te ayudará a que cocines sin que parezca una hoguera y haya la ventilación adecuada.

Muebles a medida

Algo en lo que sin duda, tendrás que tener en cuenta es el mobiliario. Si quieres ahorrar todo lo posible en espacio, es aconsejable que intentes poner los muebles a medida para obtener un espacio funcional. 

Muebles a medida para una cocina pequeña.

Hay que pensar bien también, donde querrás que vaya cada electrodoméstico para que no suponga un problema a la hora de utilizarlo cada día. Será importante planificarlo bien. Para el espacio de almacenaje, utiliza tu creatividad y sé lo más práctico posible. Incluye muebles con varios compartimentos y aprovecha bien cada esquina para no perder ni un centímetro.

Para potenciar el diseño de tu cocina puedes forrar los electrodomésticos y camuflarlos. Dará la sensación de que forman parte de la pared y ampliarás visualmente el espacio. Eso sí, asegúrate de que los electrodomésticos sean compactos para que se puedan cubrir bien.

Organiza cada mueble de forma que, a un lado de la cocina se sitúe el espacio de almacenamiento y al otro el espacio de trabajo. Así, tendrás todo mucho mejor distribuido y ordenado. 

Conclusión

Como ves, equipar una cocina pequeña no es tan complicado si se planifica bien todo. Con estos consejos podrás ganar mucho más espacio y ser, sobre todo, práctico. Fácil ¿no?