Elementos a tener en cuenta para optimizar el espacio en la cocina

24 junio, 2018
Para optimizar el espacio en la cocina no hace falta mucho dinero, sino más bien un poco de imaginación y buenas ideas. Te damos ciertos trucos para guardar todo sin problemas.

A diferencia de lo que sucedía hace algunas décadas atrás, hoy tenemos que buscar de qué manera optimizar el espacio en la cocina. Quizás se deba a que ya no se prepara tanta comida casera como antes, o que pasamos poco tiempo en casa. Pero lo cierto es que ese ambiente sigue siendo de los más importantes de la casa.

Tips para optimizar el espacio en la cocina

Sin importar el tamaño que tenga este ambiente del hogar, parece que siempre nos está faltando lugar. ¡Ya no sabemos qué hacer para que todo quepa! Sin necesidad de tirar todo a la basura o de evitar el ingreso a más de una persona a la vez, existen algunos consejos para optimizar el espacio en la cocina que pueden ser de gran ayuda:

1. Coloca estantes en las paredes

Aprovechar las paredes es una de las mejores ideas para optimizar el espacio en la cocina que existen. Los estantes, barras y baldas nos pueden servir para colocar todo aquello que se usa a diario como platos, tazas, cazos… y también para decorar.

Azulejo de cocina como los azulejos del metro.

Por ejemplo, puedes comprar frascos iguales para colocar allí el azúcar, el café, las bolsas de té, el arroz, los condimentos y lo que se te ocurra. Pero cuidado, no caigas en el error de acumular cosas en los estantes, ya que dará la sensación de que la cocina es más pequeña o está demasiado desordenada.

Algunos optan por instalar una tabla con agujeros en la pared (como las que se usan para las herramientas) y luego ponerles ganchos. Así se pueden colgar todas las cosas que empleamos a diario y que no ocupen lugar dentro de los muebles.

Otra opción es poner barras para colgar las cucharas, las tapas de las ollas o cualquier elemento pequeño. ¿Y qué te parece la idea de poner ganchos debajo de los estantes para colgar las tazas? ¡Queda precioso!

2. Elige una mesa-isla

Si tienes algo de espacio en el centro de la cocina, te aconsejamos que optes por una de las famosas ‘mesas isla la cual no ocupa lo mismo que una tradicional y además tiene la ventaja de ser bastante funcional.

Es ideal para una cocina integrada a la sala, se le colocan bancos o taburetes y no sillas (que ocupan más espacio) y en cada lado se pueden colocar estantes o cajones para las cosas de todos los días, como por ejemplo cubiertos, vasos, bandejas, etc.

Decorar una cocina en un piso pequeño.

Si no tienes lugar para una de estas mesas, te aconsejamos que al menos dispongas un estante bajo la mesa ‘común’ para guardar allí los manteles o servilletas.

3. Opta por muebles con puertas correderas y cajones extraíbles

Una buena idea para optimizar el espacio en la cocina es elegir mobiliario que se adapte al ambiente. En el caso de que las dimensiones sean pequeñas, puedes optar por muebles que se abran y cierren con puertas correderas y no de forma tradicional (hacia afuera). De esta manera, podrás colocar una mesa o algo cerca sin necesidad de moverlo de sitio a cada rato.

Por otra parte, en caso de que realices una remodelación de tu cocina, puedes aprovechar para instalar cajones extraíbles en diferentes espacios: debajo de la encimera, al lado de la nevera, en una esquina, etc.

4. Coloca organizadores en los cajones

Uno de los principales errores que solemos cometer es usar los cajones como ‘guarda todo’ y luego no encontramos nada. Si en cambio optamos por los organizadores, cada cosa estará en su lugar y será más fácil hallarlo. Y no solo eso, sino que además tendremos más espacio disponible.

Organizadores para tu cocina.

En las tiendas de decoración y artículos para el hogar podemos comprar todo tipo de organizadores para cajones. O si te animas, puedes armar los tuyos propios en base a las necesidades o espacios específicos.

5. Mantén siempre el orden

Para optimizar el espacio en la cocina no solo hacen falta muebles funcionales u organizadores. También depende de nosotros y de cuán ordenados somos. Y este hábito no está relacionado con el tamaño de nuestros ambientes, aunque se nota más cuando son pequeños.

Una vez que prepares la cena, lava todo y en lo posible sécalo y guárdalo en su lugar. No dejes cosas fuera de su sitio, porque la cocina se verá desprolija y más pequeña de lo que ya es.

Te puede gustar