Cómo aprovechar al máximo el espacio en tu dormitorio

Pilar 7 marzo, 2018
Te damos una serie de consejos para que puedas aprovechar al máximo el espacio de tu dormitorio. Así podrás tener todo más ordenado y estar más cómodo.

Con el paso del tiempo vamos acumulando objetos en el dormitorio. Cada vez es más complicado tener todo ordenado y que el dormitorio no parezca un lugar agobiante lleno de nuestras pertenencias. Aquí te vamos a dar una serie de consejos para aprovechar al máximo el espacio de tu dormitorio. Ya sea porque es pequeño o porque guardas en él demasiadas cosas. Te vamos a aconsejar cómo aprovechar esos lugares que resultan perfectos para guardar cosas.

Lo primero que debemos comprobar es si tenemos la distribución adecuada. Prueba a mover los muebles porque es posible que colocados de un modo diferente se pueda aprovechar mejor el espacio. Normalmente compramos los muebles y nunca más los movemos de su sitio. Atrévete a crear combinaciones nuevas con las que además de ganar espacio conseguirás darle un nuevo aire a la habitación.

Una vez que hayas distribuido los muebles correctamente y quitado de la estancia aquellos que ocupan espacio pero no son prácticos y no los usamos, llega la hora de aprovechar al máximo el espacio en tu dormitorio.

Aprovecha el espacio que queda bajo la cama

El hueco entre la cama y el suelo es perfecto para guardar cosas que no usamos mucho. No es un espacio muy cómodo para estar constantemente metiendo y sacando objetos pero resulta muy eficaz para guardar cajas. Una de las principales ventajas de guardar objetos debajo de la cama es que pasan totalmente desapercibidos. La colcha de la cama los cubre y nadie sabrá que tenemos objetos guardados.

Por el contrario, otra buena opción es aprovechar el espacio de debajo de la cama a la vez que incluimos elementos decorativos. Un ejemplo es escoger una colcha más pequeña de lo habitual para que se vea la zona más próxima al suelo. Elegiremos unos bonitos cestos de mimbre o cajas decorativas que dejarán verse bajo la colcha.

Aunque podemos elegir cualquier tipo de caja lo más recomendable es optar por una con tapa. El espacio que queda bajo la cama suele acumular bastante polvo por lo que la tapa protegerá nuestras pertenencias.

Cestos de mimbre para colocar debajo de la cama.

Todo lo que puedes colocar detrás de la puerta

La zona de la parte trasera de la puerta suele ser habitualmente un espacio sin uso. A continuación te damos una serie de ideas para que puedas aprovechar al máximo el espacio de tu dormitorio.

  • Percha: siempre viene bien tener una percha en la habitación. Es perfecta para dejar las chaquetas y abrigos y además de este modo se gana espacio en el armario. Si la puerta suele estar abierta pasará totalmente desapercibida y será muy práctica. También es una buena idea instalar una en la pared de los niños, los hay muy divertidos y seguro que les encantan. No olvides poner la percha a su altura para que ellos solos alcancen su ropa.
  • Espejo: si no tienes ninguna pared libre en el dormitorio y necesitas un espejo la puerta es una buena opción. Desde un espejo de gran tamaño hasta uno pequeño, sea cual sea seguro que viene genial. Además, cuando cierres la puerta del dormitorio dará amplitud a la habitación.
  • Accesorios: si eres de esas personas que tienen toda la bisutería desordenada te vamos a presentar la solución perfecta. Basta con colocar un gancho en la puerta para poder colgar una gran funda con divisiones en la que poder tener perfectamente ordenados todos los pendientes, anillos y collares. Además, como son de plástico transparente los encontrarás fácilmente sin necesidad de tener que rebuscar.
Perchero infantil para los niños con formas de elementos.

Muebles multifuncionales

A la hora de amueblar un dormitorio pequeño los muebles multifuncionales son la mejor opción. Son prácticos, cómodos y se les puede sacar mucho partido, así que ten en cuenta esta opción antes de comprar muebles convencionales. Cada vez hay mayor variedad de muebles de este tipo. Desde aquí te dejamos algunos ejemplos para que veas lo ingeniosos y prácticos que son:

  • Litera y zona de estudio: si se trata de una habitación infantil o juvenil de pequeñas dimensiones las camas elevadas ahorran mucho espacio. La zona  inferior es perfecta para instalar un escritorio y una silla y así crear una zona de estudio. Lo único que tendrás que tener en cuenta es la orientación de la cama para que la zona de estudio no quede muy oscura.
  • Cama con cajón inferior: si no sabes donde guardar las mantas, los abrigos durante el verano o cualquier objeto que ocupe mucho espacio lo mejor será que compres una cama con cajón inferior. Son muy prácticas y basta con elevar la cama para acceder a lo que hayamos guardado. Es el lugar perfecto para guardar ropa de otra temporada.
Cama con cajoneras debajo para aprovechar al máximo el espacio.

 

Te puede gustar