3 ideas para decorar con alfombras

18 abril, 2018
Desde las ideas más clásicas a las más atrevidas. A continuación te damos varias ideas para que decores tu casa con alfombras.

Decorar con alfombras es sencillo ya que son uno de los objetos de decoración más clásicos. Se adaptan a todo tipo de viviendas, sea cual sea su estilo decorativo y tamaño. Además nunca pasan de moda y las podemos encontrar en una amplia gama de precios. Como ves, no hay ninguna excusa para no incluirlas en nuestra vivienda.

A continuación te damos varias ideas para decorar con alfombras con las que esperamos encuentres inspiración.

1. Alfombras para separar espacios

Cada vez es más común que en la mayoría de las casas el comedor y la sala de estar se encuentren en la misma estancia. Si queremos que haya una unión entre ambos espacios pero que al mismo tiempo quede clara la diferenciación entre la zona de descanso y la de comer una opción es colocar una alfombra.

Elige una alfombra grande y colócala preferentemente en la zona de descanso. Si por el contrario la colocas en la zona de comedor tendrás que estar constantemente limpiándola porque es inevitable que se manche a la hora de comer.

En cambio, si la colocas en la zona de sofás será mucho más cómodo y acogedor.

La mayoría de la gente cuando está en el sofá está descalzo, así que es más cómodo pisar una alfombra.

Te recomendamos que la alfombra sea más grande que la zona en la que se encuentren los sofás. Lo idóneo es que quede un borde alrededor de 20 centímetros. Así se limita más claramente la distinción entre las dos zonas.

Respecto al color, dependerá de tus gustos. Ten en cuenta que si el sofá es de un color llamativo y también colocas una alfombra en colores vivos la combinación será demasiado estridente.

Alfombra para separar espacios.

2. Alfombras colgadas en la pared

A priori parece una idea un poco descabellada, pero si te paras a pensarlo una alfombra no tiene por qué estar colocada en el suelo. De hecho, algunas alfombras son tan bonitas y delicadas que da pena pisarlas. Así que ¿por qué no decorar con alfombras como si se tratara de un cuadro? En algunos países como Rusia es muy común ver alfombras colgadas en las paredes de los salones, así que no es una idea tan alocada.

Un buen lugar para colocar la alfombra es en el pasillo  o en el salón detrás del sofá. La alfombra lucirá como si se tratara de un tapiz. Si vas a decantarte por esta opción lo mejor será que elijas una alfombra fina, así podrás colgarla más fácilmente.

¿Por qué no cuelgas una alfombra con forma de semicírculo a modo de cabezal?

Otra opción es que la alfombra haga la función de cabezal colocándola detrás de la cama. En este caso una redonda quedará perfecta. La coloques donde la coloques, lo que es seguro es que va a aportar calidez al hogar además de originalidad.

Alfombra para decorar las paredes.

3. Calidez en el recibidor al decorar con alfombras

El recibidor es el acceso a tu casa y por lo tanto la primera impresión que las personas que entren se van a llevar. Si colocas una alfombra aportas calidez y entrar es más agradable y acogedor. En esta zona de la casa podemos optar por dos tipos de alfombras. Elige cual es la que más se adapta a tu vivienda y día a día:

  • Alfombra tipo felpudo. Estas alfombras son menos estéticas y más prácticas. Si vives en una zona en la que llueve con frecuencia son tu mejor opción ya que te ahorrarás el tener que estar limpiando el suelo  día tras día. Dentro de este tipo de alfombras están los felpudos rectangulares o las alfombras que podemos tener enrolladas y colocar cuando sea necesario. Si quieres colocar un felpudo rectangular tienes que saber que son el elemento perfecto para darle a la casa un toque desenfadado. Puedes encontrar muchos como estos con frases divertidas y originales.
  • Alfombra convencional. Este sería el tipo de alfombra que puede haber en cualquier zona de la casa. Solo te la recomendamos para el recibidor si no tienes niños, mascotas y si no sueles entrar con los zapatos sucios al hogar. En el resto de la casa no importa que sea una alfombra más delicada. En cambio en el recibidor pisamos con los zapatos sucios porque acabamos de entrar de la calle y la alfombra presentará un aspecto descuidado al poco tiempo de colocarla.
Alfombra de rayas para el recibidor.

Te puede gustar