4 ideas para decorar la mesa de centro

Arantza Martín · 22 febrero, 2019
Tener la mesa de centro decorada es algo esencial en cualquier salón. Aporta un toque distintivo a la estancia.

La mesa de centro es uno de los espacios que más gusta decorar. Sin embargo, cuadrar los elementos para que todos queden en armonía no es tan sencillo como parece. Hay cientos de combinaciones posibles en relación con el tipo de mesa que utilices y la decoración que coloques en ella.

La ventaja que ofrece el decorar este tipo de mesas es la posibilidad de cambiar los elementos de decoración a menudo, ya que no suelen ser de un precio elevado.

1. Elige la decoración según la estación del año

Centro de mesa navideño en un cuenco.

Una de las ideas más innovadoras, y que además servirá para que renueves a menudo la decoración de tu mesa de centro, es cambiarla según la estación del año en la que nos encontremos.

  • Si estamos en verano, puedes utilizar conchas, pequeñas piedras de la playa o arena de colores colocada en un bote o recipiente bonito.
  • Las flores serán el elemento principal de decoración en los meses de primavera, tendrás mil posibilidades diferentes.
  • En otoño, nada mejor que las hojas de los árboles con las diferentes tonalidades de marrón para decorar la mesa de centro.
  • Invierno siempre es sinónimo de decoración navideña.

2. Incluye una caja y una bandeja

Bandeja como centro de mesa.

Estos dos elementos, aunque parezcan simples, pueden ser nuestros grandes aliados a la hora de decorar la mesa de centro. En primer lugar, la caja servirá para guardar aquellos objetos que normalmente están colocados en la mesa, como pueden ser los mandos de la televisión, y que no queremos que estén visibles.

La caja podrá ser del color, material y forma que tu elijas. Puedes comprar una caja lisa y básica, y decorarla a tu gusto de acuerdo con los tonos que tenga el salón. En segundo lugar, utilizar una bandeja ayudará a despejar la mesa más rápidamente cuando, por algún motivo, tengas que quitar la decoración de esta.

Además, podrás colocar en ella más objetos y que parezcan más unificados con la sensación de unidad que produce el colocarlos dentro de la bandeja y no separados.

3. Libros y plantas para decorar la mesa de centro

Flores como centro de mesa.

Apilar varios libros encima de la mesa de centro será un elemento de decoración sencillo pero a la vez práctico. Podrás tener los libros que quieres leer o aquellos que más te gustan al alcance.

La decoración con libros aporta personalidad, gusto y cultura al espacio de la casa donde se encuentren. Dependiendo de las dimensiones de la mesa de centro y del salón o del espacio donde se vaya a ubicar, puedes colocar una planta o maceta.

Sus colores pueden ir en consonancia con la decoración y los tonos utilizados en el salón. Otra alternativa es que utilices también la idea de la que hablábamos antes de las estaciones del año para ir cambiando la planta.

4. El tipo de mesa también es importante

Mesa para almacenaje y con doble altura extensible

Al igual que la decoración que en ella coloques, el tipo de mesa de centro que elijas también será clave. Las mesas con doble espacio permitirán tener más elementos de decoración y de diferentes tamaños. Si quieres colocar objetos más grandes, lo podrás hacer en la parte inferior, y los más pequeños en la parte superior.

Las mesas de centro que tienen espejo como apoyo reflejarán los elementos de decoración que escojas. De esta manera, los colores juegan un papel importante porque serán más llamativos.

Una de las formas más originales de escoger una mesa de centro es utilizando un baúl. Tendrás la ventaja de poder guardar dentro objetos que no utilices a menudo y que no sepas dónde ubicar.

Existen cientos de variedades diferentes de mesas de centro en relación con la forma, el material y el tamaño que quieras utilizar: redondas, cuadradas o rectangulares, más altas o bajas, con apoyo o sin él. La elección debe ser de acuerdo a tus gustos y a tu personalidad, y en consonancia con el resto de decoración del salón.