Ideas para decorar con conchas marinas y caracoles

Yamila Papa · 17 enero, 2019
Puedes decorar con conchas marinas y caracoles para darle a tus ambientes un estilo más playero u oceánico. Saca a relucir tus dotes artísticos y disfruta del DIY con toda la familia.

¿Eres fanático de la playa? ¿En tus últimas vacaciones has estado en el mar y has recolectado caracoles? Entonces, lo mejor que puedes hacer es decorar con conchas marinas y demás recuerdos del océano.

No importa si vives a cientos de kilómetros de la playa, o si tu casa, queda a escasos minutos de la arena y las olas. Convierte tu hogar en un refugio marino y siente que siempre te encuentras de vacaciones.

Cómo decorar con conchas marinas y caracoles

No hace falta que sea verano para disfrutar del aire de mar…, o al menos de su aroma característico a sal. Si cada vez que te vas de vacaciones traes una bolsa llena de caracoles que encuentras en la orilla, quizás no sepas bien qué hacer con todo ello. Puedes decorar con conchas marinas y demás recuerdos oceánicos con las siguientes ideas:

1. En recipientes de vidrio

Tarros de cristal con conchas.

Pueden ser botellas, jarrones o frascos de conservas que ya no uses. En el caso de que compres los frascos, te recomendamos que sean de colores azul o verde, así pueden combinar mejor con la decoración marina.

Lava y seca bien. Después, introduce las conchas marinas y caracoles. Primero, los más grandes, y luego, los pequeños. Puedes mover un poco el frasco para que se acomoden solos. Por último, puedes colocar elementos rústicos en el exterior del frasco (cuerdas, yute, ratán, rafia, etc.).

2. Centros de mesa

Centros de mesa con conchas.
Centros de mesa con conchas / elpantanorestaurante.com/

¿Te gustaría tener un centro de mesa especial para una cena romántica? Entonces puedes crear uno con un recipiente de vidrio, un poco de arena, una vela y las conchas marinas y caracoles en los alrededores. Queda más que bonito, y te hará recordar las últimas y bonitas vacaciones con vistas al mar.

3. Marcos

Marco para espejo hecho con conchas.

¿Has acumulado una gran cantidad de conchas marinas y caracoles? ¡Decora un espejo o un cuadro! Es cuestión de pegarlos de forma tal, que queden en todo el marco.

Otra opción que puedes hacer para decorar con conchas marinas, si no tienes demasiadas, es pegar una o dos en un marco para fotografías. Aprovecha para poner una imagen alusiva a las vacaciones marinas.

4. Móviles

Móvil de conchas para el techo.

El sonido del mar puede oírse si acercamos el oído a un caracol…, o al menos eso es lo que dicen. Pero con los móviles, puedes lograr música cada vez que sople el viento. La idea es que las piezas puedan chocar entre sí y generar sonidos.

Para hacer móviles, necesitas un sostén (una madera, una rama, un palo, una cuerda) y luego colgarle hilos con las conchas y caracoles en los extremos. Los hilos deben ser de diferentes largos.

Los puedes colgar en la ventana, en el techo del balcón o hasta dejarlo en la habitación de tu bebé, sobre la cuna. Así, cada vez que se muevan, recordarás la última vez que has estado caminando por la playa.

Otra opción es hacer guirnaldas de conchas marinas, colocándolas en el borde de la ventana, en un mueble… Incluso, puedes ponerles luces y decorar los espacios exteriores de tu hogar. ¡O para las próximas Navidades!

5. Macetas

Macetas de plantas decoradas con conchas.
Macetas de plantas / lidl.es

Una excelente manera de decorar con conchas marinas y caracoles es pegarlas en diferentes recipientes que tengas. Lo más común es usarlas en las macetas. Puedes elegir el diseño que más te guste, pegar más o menos ejemplares, pintarlas o dejarlas con el color natural…

Y además de macetas, también puedes decorar cofres, cajas para los saquitos de té, cajas donde colocas el maquillaje o las cremas, portalápices, etc.

6. Figuras e imanes

Animales hechos con conchas.
Animales conchas / euroresidentes.com

¿Tienes niños pequeños? ¿Qué te parece la idea de usar conchas marinas y caracoles para crear cuadros de bricolaje? Elabora piezas de dominó o de otros juegos infantiles con estos elementos.

Puedes pintarlos como desees y armar figuras de otros animales, después ponerles un imán y pegarlos en la puerta de la nevera. Será muy divertido, pasaréis momentos en familia y dejaréis de lado el aburrimiento del invierno.

Con estas ideas para decorar con conchas marinas y caracoles, ya no tendrás una montaña de recuerdos de las vacaciones acumulando polvo y sin darles el lugar que se merecen. ¡Tu casa se convertirá en un refugio de playa, aunque vivas en la ciudad!

Gómez-Gastélum, L. (2007). Los colores de las conchas marinas en el antiguo occidente de México. El caso del Posclásico. Revista Mexicana de Biodiversidad.