4 ideas para decorar un tocador

Claves para conseguir un tocador de película.

Los tocadores son lugares destinados a la belleza y el cuidado. No hace falta tener una gran casa para encontrar un hueco dónde ubicarlo. En todas las casas, por muy pequeñas que sean, siempre puedes encontrar un rincón para colocar uno.

Estos sitios son muy útiles para guardar y organizar los productos que utilizamos día a día y no tener todo desordenado y revuelto.

En el post de hoy te contamos algunas ideas para que decores y organices tu tocador como más te guste.

1. Elige el estilo del tocador

Siempre hemos visto los tocadores como pequeños rincones con un estilo colonial y un tanto bucólico. Ahora esto ha cambiado. Puedes escoger el estilo del tocador que más se adapte a tu casa, sin que se convierta en un elemento que desentone.

Uno de los estilos más utilizados en tocadores es el romántico. Los colores suelen ser neutros y abunda el color blanco. También vemos mucho la combinación de beige, marfil y marrón aportando ese toque de armonía a la estancia. Las claves para conseguir este estilo en el tocador son, sin duda, la delicadeza, sencillez y recrear un ambiente lo más acogedor posible. 

Tocador de estilo romántico en blanco roto con detalles en colores pastel.

El estilo vintage es el que está más asociado a los tocadores que podemos ver en películas de época y en los típicos camerinos de las celebrities más famosas. Mantienen algunos elementos clásicos y destacan los colores blancos y negros.

Si prefieres optar por un estilo más moderno puedes poner un tocador revestido de espejos o uno de acrílico. En cuanto al color puedes innovar con colores más vibrantes y llamativos y combinarlos como más te guste.

El estilo country es otro estilo que se utiliza mucho para los tocadores, y en general, en los rincones de belleza. Se suelen combinar con colores pastel, que no destaquen mucho. Se persigue conseguir un espacio desenfadado pero con un punto refinado. Puedes incorporar detalles en mimbre y muebles viejos que hayan sido restaurados para formar tu tocador.

Por último, uno de los estilos más especiales y diferentes para el tocador es el ecléctico. Puedes crear un mix de texturas y colores creando un espacio único. Podrás combinar diferentes materiales que resalten entre sí y conseguir un tocador de lo más llamativo.

2. Busca un lugar con mucha luz

La iluminación es un detalle primordial para este tipo de sitios. Es muy importante que tengas un foco de luz natural cerca. Por eso, es conveniente que sitúes tu tocador cerca de una ventana que reciba bastante sol.

No obstante, a parte de ubicar tu tocador cerca de un punto de luz natural, es muy importante que tengas también un foco de luz artificial. Además, debe ser blanca e intercalar alguna bombilla de luz amarilla para que no quede un efecto demasiado “artificial”. Esto es porque el blanco hace que la luz se refleje, realce los colores e intensifique detalles. Indispensable para poder vernos bien todo el rostro y podernos maquillar sin problema.

Puedes optar por un flexo, que ahora están muy en tendencia, ya que aportan un toque industrial muy interesante. Incorporar un espejo con bombillas directamente, es también una muy buena idea. Hará parecer tu tocador como el de una auténtica celebrity. Otra idea es incluir la regleta de luces “Musik” de IKEA. Es una muy buena opción ya que lo puedes incluir sin ninguna instalación previa y refleja muy bien la luz en este tipo de rincones.

Está claro que, si recibes bastante luz natural, no hará falta tener muchos puntos de luz artificial, y además ahorraremos durante el día. Un buen punto de luz de apoyo siempre será imprescindible en tu tocador.

3. Muebles esenciales

En el mercado podemos ver muebles hechos específicamente para esta función. Los puedes encontrar estructurados con diferentes departamentos, cajones y bloques. Eso sí, siempre incorporando un espejo para que puedas mirarte y maquillarte.

También podemos encontrar tocadores más low cost, escogiendo los elementos sueltos que más nos gusten. Para ello será imprescindible elegir una buena mesa. Es mejor que la compres con diferentes cajones para poder tener más espacio de almacenaje. La mesa puede ser específicamente para tocador o una mesa de vidrio, de madera vieja e incluso, algo que se está viendo un montón últimamente, es utilizar una balda pegada a la pared que funcione como apoyo. Lo fundamental será que soporte nuestro peso y el de todos los productos que utilicemos.

La silla, butaca, banco o taburete es otro de los elementos esenciales. Debe ser confortable porque sobre ella recaerá nuestro peso cuando nos estemos arreglando. A su vez, tiene que tener una anchura y altura que nos resulte cómoda y que después, podamos guardar bien sin que nos moleste.

El espejo es otro detalle imprescindible. Debe estar situado justo encima de la mesa o balda donde estén apoyados los productos para que tenga la altura perfecta para poder vernos. Puedes añadir también un espejo de aumento con un pie de sujeción, o integrado directamente en una parte del espejo. Este tipo de accesorios son muy baratos y te facilitarán enormemente la tarea.

Tocador con espejo en blanco.

Si eres más detallista, también tienes la opción de hacer uno a medida. Ahí podrás elegir bien el tamaño que mejor se adapte a tu espacio, el material y el diseño de los compartimentos.

4. Elementos que ayudan a organizar y decorar

La organización en un tocador es realmente importante. Puedes ayudarte de un cajón grande, una estantería o cajas con diferentes compartimentos para poder guardarlo todo correctamente.

Si, por el contrario, tenemos un tocador más básico, sin mucho espacio de almacenaje, podemos incluir ciertos elementos que nos ayuden a ordenar.

  • Para las personas que tengan más joyitas, podemos poner joyeros encima de la mesa. A la vez que ordenan todos tus complementos, pueden ser elementos decorativos que den un toque más clásico al tocador. Para colocar los anillos, otra opción son las manos de cerámica. Permiten poder sujetar cada anillo en cada dedo. Estas se han convertido en una figura clásica en los tocadores ya que también funcionan como elemento decorativo.
Tocador sencillo en blanco con cajones en la encimera a modo de joyero.

  • Las bandejas decorativas, también permiten organizar bien los productos que tengas encima de la mesa. Puedes poner sobre ellas tus perfumes favoritos o que más utilices, cremas e incluso velas aromáticas para aportar ese punto clásico chic
  • Los corales artificiales también quedan genial en los tocadores. Sirven para sujetar collares o pulseras y dan ese toque de color al ambiente. Los podemos encontrar en color coral, azul, verde. Los que más se están empezando a ver ahora son en tonos cobre, plata y dorado.

Conclusión

Sin duda, los tocadores son geniales para la personas que más les guste cuidarse y tener un rincón destinado exclusivamente a la belleza. ¿Te animas a decorar el tuyo propio?

Categorías: De Paso Etiquetas:
Te puede gustar