5 recomendaciones para elegir la alfombra correcta

Si tienes dudas a la hora de elegir una alfombra, ten en cuenta las siguientes recomendaciones para hacer una buena compra.

Elegir la alfombra correcta puede ser una tarea aburrida y complicada, pero no te preocupes porque con nuestras recomendaciones conseguirás elegir con éxito la más adecuada a tu casa.

Normalmente, centramos la atención en muebles o paredes; en ocasiones olvidamos la importancia que tiene el suelo y las posibilidades que nos ofrece para poder decorarlo.

A continuación te presentamos una serie de recomendaciones que pueden ser útiles a la hora de elegir la alfombra correcta.

1. Escoge calidad y buen estilo

Los países musulmanes y orientales han sido centros de producción muy importantes a lo largo de la historia. De ellos se han aprendido las mejores técnicas.

Generalmente, las alfombras persas, paquistaníes, caucásicas, indias o nepalíes han obtenido de un gran renombre internacional y han copado los mercados.

No obstante, ¿cuáles son las mejores para nuestro hogar? Veamos algunos ejemplos de alfombras:

  • Persas: han gozado de gran preeminencia social; son de gran calidad, con dibujos curvilíneos y florales, de colores vivos y resistencia al paso del tiempo. Muy recomendables las de seda.
  • Parquistaníes: calidad en el material, tiene un diseño más geométrico, como es la alfombra Jaldar, y con tonos más neutrales.
  • Caucásicas: las denominadas Kazak son perfectas para todo tipo de decoración; se ha utilizado el algodón como materia prima y la textura es muy suave.
  • Indias: tradicionalmente eran elaboradas con lana de oveja o con seda, siguiendo el estilo hindú. Los motivos decorativos son de clara inspiración persa; sin embargo, se conforman por una paleta cromática de terrosos.
  • Afganas: realizadas en seda, suelen ser hechas en tonos rojizos, con formas curvas, líneas muy dinámicas y simetría perfecta.
  • Nepalíes: de tamaño reducido, suelen tener motivos lineales más novedosos, eliminando las geometrías y con colores más diversos: azules, blancos, grises, cálidos etc.
Alfombra persa para decorar un salón.

2. Elegir la alfombra correcta: materiales

Por supuesto, es preferible gastar más dinero en un material resistente que no en uno que a corto plazo se desgasta. Debemos evitar precios bajos, puesto que están asociados a una calidad también baja.

La lana, la seda y el algodón son materiales muy comunes en las mejores alfombras del mercado. La textura es inmejorable y nuestros pies agradecen su comodidad.

Si buscas un material que sea aislante del frío y del calor, la lana o la moqueta es lo que buscas para elegir la alfombra correcta. Sea la época que sea, el contacto con la alfombra te resultará gratificante.

En cambio, si lo que realmente deseas es una con resistencia a las manchas y fácil de limpiar, las realizadas con fibras naturales son una buena elección.

Las fibras naturales es un formato más novedoso que encaja muy bien en viviendas modernas. Si la alfombra va a ser muy utilizada diariamente, este material aguanta el paso del tiempo.

Invierte en calidad, te saldrá muy rentable.

Alfombra para salón con sofás.

3. Tamaño, ¿cuál es el mejor?

Si dudas entre tener una alfombra grande o pequeña, ten clara tu idea de dónde estará colocada la alfombra, ya sea en el salón, dormitorio o pasillo.

Para el salón es recomendable tener una alfombra de mayor tamaño situada debajo de la mesa central y tangente al sofá. Su situación atraerá la mirada, por eso no puede ser de tamaño reducido.

En el caso de que el salón tenga mesa-comedor, puede situarse debajo de ésta una alfombra que sea de un tamaño inferior a la anteror. Para ello, es recomendable escoger una con fibras naturales.

En cuanto al dormitorio, la situación idónea es junto a la cama. Las dimensiones no deben ser muy amplias; mejor que sea a escala y proporción con la cama.

¿Otros lugares dónde situar alfombras? En el recibidor de la entrada, puede colocarse una de estilo persa que atraiga la mirada de los invitados y desate buenas sensaciones.

¿Y en el pasillo? Es un buen lugar para disponer una alfombra alargada; eso sí, que sea resistente, puesto que será transitada a diario.

Alfombra de un dormitorio infantil.

4. Color e intensidad

El color será el motivo por el que atraer nuestra mirada. ¿Cuáles son los colores más comunes para las alfombras? Te ofrecemos algunos ejemplos:

  • Rojo: es preferible que no sea de gran intensidad, sino más bien desgastado.
  • Granate: encaja a la perfección con el mobiliario.
  • Cálidos/terrosos: cualquiera de estas tonalidades puede ser buena elección.
  • Azul oscuro: mejor no utilizar gamas claras dentro de los azules.
  • Beige: tono más atrevido pero con carácter neutral.
Alfombra de color rojo en un baño.

5. ¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar una alfombra?

Es probable que encuentres en internet numerosas tiendas donde comprar alfombras. Es recomendable que antes de elegir puedas probarla.

Ante todo, que la tienda te ofrezca garantía de calidad, que te dejen palparla y sentir la textura; no te fíes de fotografías en internet.

Por otro lado, que te ofrezcan todo tipo de información, especialmente asegúrate de que puede limpiarse fácilmente y que no se deteriorará con el paso del tiempo.

Finalmente, comprueba que la calidad-precio corresponde adecuadamente y fíate de las mejores marcas para elegir la alfombra correcta.

Alfombras de calidad.

Te puede gustar