Arte urbano: una fuente de inspiración

Ivana Jerman · 25 diciembre, 2018
El Barrio del Oeste en la ciudad de Salamanca es uno de los lugares en donde el arte urbano ha logrado florecer con el paso de los años. 

El arte urbano o callejero, originalmente conocido como Street art en inglés, es la intervención anónima, creativa, libre y, a veces, ilegal de las calles. El movimiento apareció en las grandes ciudades en torno a los años 90 del siglo pasado y, desde entonces, ha llegado a muchas poblaciones, en todas partes del mundo.

Si bien en sus inicios, se centraba sobre todo en la técnica del grafiti, posteriormente tomó otras expresiones, como las plantillas o esténcil, pósteres, esculturas, etcétera. Sin embargo, su objetivo sigue siendo el mismo: intervenir grandes superficies para darle visibilidad a un mensaje en concreto, generalmente, de protesta o reflexión.

Gracias al arte urbano se han creado murales de gran tamaño pintados en distintos rincones de las ciudades. A continuación te mostraremos algunas características y formas para identificar este movimiento urbano.

El arte urbano y su paso por las calles

El arte urbano del Barrio del Oeste, en Salamanca.
Mural de Gepetto. Foto por: Tribuna Salamanca.

También llamado post-graffitti, el arte urbano se puede encontrar en las calles y en otros lugares cotidianos, como el transporte público. De hecho, puede llegar a invadir algunos objetos de la vía pública, como los semáforos, los contenedores de basura, etcétera.

La gran ventaja de esto es que cualquier persona puede apreciarlo pero, a su vez, no llega a tener una vida muy larga fuera de las fotografías.

Existen artistas urbanos (bajo seudónimos artísticos) que, con pocos materiales, han logrado intervenciones artísticas muy bien logradas, estéticamente atractivas y con mensajes contundentes.

Muchos juegan con diferentes ilusiones ópticas, luces, sombras y mezclas de colores y detalles que, en general, desafían a la vista. Por ende, no pasan fácilmente desapercibidos.

Algunos de los murales más famosos tienen una expresión hiperrealista, mientras que otros son complemente caricaturescos. En la calle, pueden encontrarse uno junto al otro, tanto integrados como por separado.

Descubre: Incluye frases inspiradoras en tu decoración

Tipos de arte urbano

Según la técnica empleada, el arte urbano se puede dividir en:

  • Gratifi. Expone un mensaje pero con un sentido estético, por ello, puede incluir dibujos y mensajes cifrados. Un ejemplo de ello pueden ser las expresiones de Acción Poética.
  • Esténcil. Esta técnica combina texto e imagen de una forma más elaborada y, a pesar de que suele realizarse sobre paredes, también puede encontrarse en el suelo y otras superficies.
  • Póster. Consiste en colocar varios impresos para formar figuras de gran tamaño. La idea es captar la atención para que el mensaje no sea ignorado.
  • Esculturas o intervención de otros objetos de la vía pública. Tal y como se mencionó anteriormente, los objetos se intervienen de tal forma que resulten en una mezcla de artes gráficas con escultura.

¿Cuál es la inspiración detrás de los murales?

Por lo general, los grandes murales exponen de una manera muy singular alguna figura política, cultural o bien, un concepto en concreto. Por ejemplo, hay murales dedicados a las madres o a los abuelos, como concepto de pilar, refugio, etcétera.

Los grandes murales pueden llegar a conectar dos edificios o más con un mismo concepto. Sin embargo, no existe ninguna regla específica al respecto. Lo que interesa es comunicar y hacer arte. 

Te puede interesar: Descubre la decoración surrealista

La intervención de objetos

La intervención de objetos de la vía pública es muy propia del arte urbano. Dentro de los objetos más intervenidos se encuentran los contenedores de basura, las cabinas telefónicas y los faroles.

Intervención de un objeto urbano en el Barrio del Oeste.
Bicicleta con macramé de colores. © Zoes.es

Sin embargo, en los últimos años ha crecido el número de intervenciones a macetas, árboles y jardines urbanos. Por ejemplo, se visten los troncos con macramé de colores.

Algunos artistas reutilizan las  tuberías o caños para crear nuevos objetos con cierto aire escultural. Por otra parte, también rescatan objetos viejos, como bicicletas, para darles un nuevo giro y extender su vida útil mediante el arte. En este sentido, el ingenio no conoce límites.

Muchas personas aprecian este tipo de intervenciones porque permiten embellecer las ciudades con color, mientras que otras, están más atentas a las inquietudes sociales que exponen. Ahora bien, más allá de esto, lo cierto es que el arte urbano no deja de evolucionar y aportar a la sociedad.

El arte urbano es mucho más que un conjunto curioso para detenerse a observar un momento, es una forma de expresión original y, sobre todo, consciente a pesar del paso del tiempo.