Cómo decorar una cena romántica

11 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Sorprende a tu pareja con una cena romántica, donde la decoración genere un ambiente distendido, relajado y sutil. Un momento único que quedará para el recuerdo.

En la vida, hay momentos únicos que deben quedar para el recuerdo. Especialmente aquellos que pasas con tu pareja. Hay que cuidar al detalle cada celebración que tengáis. Por ese motivo, te mostramos cómo decorar una cena romántica.

En ocasiones, se da la situación en que tienes que preparar una cena para impresionar a la persona que amas. Este hecho, no solamente implica que tengas que preparar unos buenos platos de comida, sino también en cuidar todos los detalles decorativos.

El principal objetivo es convertir ese momento en algo inolvidable. Por eso, la tarea no es sencilla. Sin embargo, cuando se hacen las cosas bien, conseguirás un refuerzo positivo con tu pareja y demostrarás el aprecio que le tienes a través de la decoración.

Los momentos íntimos mejoran las relaciones de pareja

Decorar una cena romántica.

No cabe duda que el poder pasar un rato de tranquilidad y conexión íntima con tu pareja hace que te sientas bien, refuerza los lazos entre los dos y mejora la calidad de vida. La idea fundamental es salir de la rutina y evadirse de la realidad.

En cuanto le demuestres un esfuerzo por hacer una cena romántica, reforzarás el vínculo afectivo y se valorarán las buenas intenciones; quedando ese momento para el recuerdo. Pero no olvides que hay que escoger bien todos los recursos.

– Para mejorar la vida en pareja, hay que tener momentos íntimos y tratar de sorprender.-

Escoge el espacio apropiado para decorar una cena romántica

Espacio para una cena romántica.

Posiblemente, tengas en casa más de un espacio donde poder realizar la cena. Escoge aquel que consideres más oportuno y que sea también cómodo:

  • El salón es un lugar idóneo, por su amplitud y por tener una decoración más perfeccionada que otras habitaciones de la casa.
  • El comedor es otro espacio muy apropiado, siempre y cuando la mesa sea proporcional, ya que suelen ser más grandes y no conviene que haya una separación entre los dos a causa de su magnitud.
  • La terraza es un lugar muy interesante, especialmente en verano. Se sale de la rutina y se utiliza para algo que normalmente se hace en el interior del hogar. Eso sí, en el caso de que sea demasiado pequeña, conviene buscar otro sitio.

La mantelería, escoge la más elegante

Mantelería para una cena romántica.

Para poder sorprender, hay que partir, en primer lugar, de la estética de la mantelería. Ten en cuenta el tipo de vajilla que después utilizarás. De esta manera, podrá haber una correspondencia con el mantel.

  • En el caso de que no quieras atribuirle demasiada importancia y que sirva de soporte neutro, un buen ejemplo son los tonos oscuros: azul marino, negro, granate, etc.
  • El color blanco siempre ha sido un referente en el mundo de la decoración. Puede ser un buen recurso; no obstante, para poder sorprender, puedes optar por otro tono que pueda despertar mayor interés.
  • Los colores dorados y plateados pueden resultar demasiado deslumbrantes. En el caso de que quieras aportarle a la cena un toque de glamour, no dudes en utilizarlos.
  • Por otro lado, si escoges el color rojo, recuerda que vas a darle pasión y fuerza al acto.

La vajilla

Vajilla para una cena romántica.

La elección adecuada de la vajilla debe ser algo crucial. Tal y como se ha dicho anteriormente, debe haber una relación con la mantelería y que no choque estéticamente. Así, se conseguirá decorar una cena romántica a la perfección.

  • Platos de color blanco en el caso de que el mantel sea oscuro, ya que si se ponen de color negro, no se genera contraste y puede resultar complicado ver el plato. Sin embargo, en el caso de que el mantel sea de un color claro, pueden ponerse platos oscuros.
  • La cubertería debe corresponder con el tipo de comida. En este caso, para no generar tensión con el resto de decoración, conviene que sean de tono plateado.
  • En cuanto a las copas, deben ponerse al menos tres: una para el agua, otra para el vino y otra para el champán. Es importante que cuides todo esto y que cada copa corresponda con la bebida.

Otros recursos

Pétalos para una cena romántica.

Para rematar la decoración de la cena, hay que aplicar otros pequeños recursos que pueden generar buen clima y acondicionar el espacio adecuadamente:

  • Flores o pétalos que pueden ponerse por la mesa.
  • Un centro de mesa de tamaño reducido que sirva de eje decorativo central.
  • Música que ambiente la velada.
  • Iluminación tenue y cálida que permita generar un clima distendido.