¿Cómo decorar una sala de juegos para niños?

9 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Nuestros hijos se merecen un espacio donde puedan jugar, trabajar la imaginación y potenciar la creatividad. De ahí la importancia de decorar adecuadamente una sala de juegos.

Nuestros hijos se merecen lo mejor, especialmente cuando aún son pequeños, momento en el que quieren tener su espacio de diversión y entretenimiento. Si te estás preguntando cómo decorar una sala de juegos para niños, te mostramos algunos consejos a seguir para poder salir de dudas.

Lo primero que hay que tener presente es que esta habitación debe ser un lugar donde los pequeños puedan recrearse, moverse y jugar. No puede ser un espacio pequeño y con una delimitación estructural que cohíba la libertad de movimiento.

En el fondo, es como si tuviésemos que hacer una ludoteca en casa. Por tanto, no conviene que este espacio sea compartido con otras funciones, ni que pueda llegar a ser molesto tanto para niños como, para los adultos. Interesa que haya cierta independencia, colores y dinamismo.

Escoge la habitación que sea más adecuada

Habitación de juegos con tipi.

Por supuesto, la elección de la habitación es algo crucial. Observa tu vivienda y decide qué lugar es el más idóneo para poder llevar a cabo la sala de juegos. No escojas de manera aleatoria; es preferible que hagas un estudio previo y elijas de la manera más certera posible.

Si tienes ya elegido un cuarto, debes tener presente que este ha de ser amplio, espacioso y con posibilidad de albergar muebles y juguetes. De nada sirve tener una sala pequeña en la que apenas puedan moverse. Se convertiría en un lugar claustrofóbico.

Los niños son personas muy activas que necesitan el suficiente espacio como para moverse. Además, será un lugar que compartirán con sus hermanos y amigos, de tal manera que no puede quedarse demasiado pequeño.

Ofréceles lo mejor, un lugar amplio para la recreación.

Aplica un mobiliario infantil al decorar una sala de juegos

Habitación de juegos para niños.

Una vez que se ha escogido la habitación, es momento de amueblarla con aquellos recursos que sean necesarios, funcionales y que estéticamente ofrezcan un contenido infantil. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Estanterías con puertas de colores y estructura ordenada para poder guardar juguetes, objetos y cualquier otro accesorio que tenga que ver con la sala. Es la mejor manera de que pueda haber orden y que el niño aprenda a organizar la estancia.
  • Alfombra o soporte de gomaespuma para que pueda jugar sentado en el suelo. No conviene que esté al descubierto, especialmente si es de madera, ya que puede deteriorarse y, además,es importante tener un suelo cómodo.
  • Mesa y taburetes: pueden ser de colores, dibujos, estampados, con formas curiosas o, simplemente, un formato sencillo y funcional. Lo importante es que le puedan servir para poder realizar sus tareas personales, para estudio o estar con otros niños.
  • Pequeño sofá donde poder estar con nuestros hijos. Debemos tener una cosa presente: este espacio van a asociarlo como si fuera propio de ellos. Por tanto, debemos aplicar algún elemento donde podamos pasar tiempo juntos. Un caso especial puede ser un sofá de tamaño reducido.

Decoración de pared

Habitación de juegos rosa.

Si nuestro hijo tiene algún personaje animado que le guste o algún contenido en particular que le resulte atractivo, ya sea de temática deportiva o social, podemos dirigir la decoración de las paredes hacia ese sentido.

  • Por un lado, se podría decorar con vinilos de personajes de dibujos animados. En internet se pueden encontrar todo tipo de productos y trampantojos con los que poder decorar de manera rápida y sencilla.
  • El color de las paredes es algo fundamental. Si estas van a ser cubiertas con vinilos o pósteres, entonces no interesa tanto que se aplique un color concreto. Pero si vamos a dejar más a la vista los muros, entonces debemos aplicar una tonalidad apacible que sea de su gusto.
  • Un perchero puede ser muy útil, tanto para colgar cazadoras, ropa o cualquier otro elemento que sea preciso.
  • Cuadros decorativos con algún contenido en particular puede ser interesante. No solo aportará color, sino también complementará la decoración.

Lo que realmente interesa a la hora de decorar una sala de juegos es que puedan sentirse en un espacio mágico de luz y color.

La importancia del juego a una edad temprana

Habitación de juegos de madera.

Qué mejor que tener un buen escenario de juegos para que nuestros hijos disfruten de manera autónoma. Si tienen una habitación para potenciar la creatividad, entonces les haremos personas más sanas mentalmente hablando.

No cabe duda de que en la actualidad las tecnologías captan la atención de los más pequeños. Por eso, nosotros debemos mostrarles el otro lado, en el que la imaginación juega un papel fundamental para decorar una sala de juegos infantil.

AA. VV.: Crear espacios para niños. Proyectos originales para habitaciones infantiles, Londres, CEAC, 2002.