¿Conoces las lámparas de sal? Te contamos todo sobre ellas

18 marzo, 2018
Presentan numerosas propiedades beneficiosas para la salud.

Quizá hayas oído hablar en algunos sitios de las lámparas de sal. Lo bonitas que son, y lo bien que quedan en los ambientes más hippies y bohemios.

No obstante, estas lámparas no son meros elementos decorativos. Está comprobado que limpian y purifican los ambientes donde se ubiquen. Además, lo hacen de forma natural, y tienen grandes beneficios para la salud.

En el post de hoy te contamos todo sobre este tipo de lámparas. Cómo funcionan, dónde colocarlas y todos sus beneficios. ¡Te enamorarás sin duda de ellas!

Origen

Las lámparas de sal se crean artesanalmente perforando una piedra de sal, normalmente del Himalaya. Se les introduce una lámpara incandescente en el interior que permite iluminarla gracias a las propiedades ópticas del mineral.

Las rocas naturales con las que están hechas, suelen tener más de 250 millones de años. Después son pulidas, y se les da forma para posteriormente, ser convertidas en lámparas, portavelas u otros objetos decorativos.

Podemos decir que las lámparas de sal, son un elemento que proviene íntegramente de la naturaleza. Cada uno presenta un color y forma únicos. Los tipos de sal más comunes que podemos encontrar en estas lámparas son: el litio, selenita, halita, colpa común blanca, roja, amarilla.

Sal del Himalaya para crear una lámpara de sal.

Funcionamiento de las lámparas de sal

Estas lámparas tienen algún que otro misterio en cuanto a su funcionamiento. No obstante, os contaremos cómo lo hacen.

La sal tiene la propiedad de atraer moléculas de agua del entorno. Estas se encuentran flotando por nuestra casa junto con el polvo, polen, hongos e incluso bacterias y virus. Estos últimos, son perjudiciales para la salud pudiendo provocar ciertas enfermedades.

La función de este tipo de lámparas es absorber estas moléculas de agua y limpiar el ambiente de elementos contaminantes. Los eliminan por el calor que desprenden, soltando vapor y dejándolo libre de contaminantes.

Como vemos, es importante para nuestra salud intentar emitir este tipo de iones para conseguir un ambiente limpio y sano.

Beneficios de las lámparas de sal

Las lámparas de sal, al ionizar el aire, reducen los agentes contaminantes del ambiente. Esto hace que se limpie la atmósfera de donde se ubique, reportando una serie de beneficios que, a continuación, os contaremos.

Purifican el aire

Esta es, sin duda, la propiedad de las lámparas que más se conoce. Como ya hemos dicho limpian los contaminantes del aire como el polvo, el humo del tabaco o el polen, pudiendo respirar aire más puro.

Esto lo hacen ya que al desprender calor producido por la bombilla, se evapora el aire y estas partículas quedan atrapadas en la sal.

Lámpara de sal para purificar el aire.

La terapia del color

El color de las lámparas de sal también se utiliza en la conocida “terapia del color.

Esta terapia utiliza las cualidades de color para realzar el bienestar y el equilibrio emocional. Asegura que la luz naranja potencia la creatividad y posee efectos dinamizantes y relajantes. Y la luz blanca, aumenta la concentración y favorece la claridad de ideas.

El ambiente que genera esta lámpara, crea una atmósfera delicada y tranquila. Esto repercute directamente en el estado físico y afectivo, mejorándolo y despejándolo.

Disminuye los síntomas de la alergia

Al eliminar las partículas contaminantes del ambiente, permite que, al situar una de ellas en los dormitorios o en los cuartos donde más tiempo estemos, se puedan reducir los síntomas de alergia.

Esta comprobado que la sal del Himalaya es tan buena para las vías respiratorias que hasta la podemos encontrar en formato de inhalador.

Lámpara de sal colocada en el dormitorio ya que ayuda con las alergias.

Potencian la energía

Según expertos, los iones negativos aumentan el flujo de oxígeno al cerebro. Esto es un efecto similar al que nos puede proporcionar dar un paseo por la montaña, ir a la playa o respirar aire fresco en el campo. Esto hace que disminuya el sueño y se tenga más energía mental.

Los iones positivos, por el contrario, descargan las pilas de nuestro organismo haciéndonos sentir más cansados y somnolientos.

También aporta un aumento en la liberación de serotonina, la sustancia que nos hace “felices”. Esto afecta directamente a nuestro estado de ánimo, consiguiendo relajarnos, que estemos más descansados y mejorando nuestra concentración.

Cuidado y mantenimiento

Lo primero que tenemos que controlar es no colocarlas cerca de focos de vapor como pueden ser los lavavajillas, la vitrocerámica, la lavadora, o cerca del baño. Esto es porque la sal puede fundirse con altas temperaturas y por tanto, estropearse.

Su limpieza será muy importante. Es aconsejable limpiarla cada dos o tres días. Valdrá con un paño levemente humedecido, para eliminar el polvo.

Podrás dejar la lámpara encendida tanto tiempo como desees. De esta forma se generarán más iones negativos que eliminarán la humedad y las partículas nocivas para la salud.

 

Como ya hemos visto, las propiedades positivas de estas lámparas son numerosas. Si aun no tienes la tuya, podrás encontrarla en herbolarios, o tiendas de productos naturales. ¿Te animas? 

Te puede gustar