Consejos de Feng Shui para tu oficina en casa

Scarlett Laliberté · 17 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 17 abril, 2019
Las técnicas Feng Shui ayudarán a crear una oficina en tu casa completamente armónica y organizada.

Instalar tu oficina en casa podría ser algo muy práctico, siempre que se ejecute con cierta estrategia. El Feng Shui es un tradicional método de gran utilidad para adecuar este tipo de espacios.

Este sistema favorece el bienestar y la concentración, así que aplicarlo en tu despacho podría ser beneficioso para tu productividad en el trabajo. Para desarrollarlo correctamente, hoy traemos una serie de consejos y claves que te acercarán al ambiente zen.

El espacio adecuado para tu oficina en casa

Oficina en tu hogar.

Lo primero a decidir cuando vas poner tu oficina en casa es su ubicación concreta dentro de la misma. El Feng Shui es claro en este aspecto: en el espacio más alejado del dormitorio.

Si la distribución lo permite, será un punto de partida clave a la hora de aplicar esta técnica. Permitirá separar la vida personal de la profesional de alguna manera, y facilitará la tarea de descansar o desconectar del trabajo.

Si ademas de la ubicación tienes la posibilidad de escoger el tipo de habitación, es conveniente que uses una de las mejores de la casa para tu oficina.

Si la energía fluye en ese cuarto, atraerá al dinero con mayor facilidad. Un contacto con el exterior será muy importante, así que debe tener ventanas que den a la calle o al aire libre. Un cuarto completamente interior podría ser agobiante y poco armónico.

Colores Feng Shui en tu despacho

Oficina en casa.

El color es fundamental en todas las habitaciones, y no será menos para tu oficina en casa, ya que tendrá que ayudarte a trabajar de la mejor manera posible. Las técnicas del Feng Shui otorgan la importancia merecida a este tema, puesto que pueden intervenir en el estado de ánimo o la creatividad.

Además, la teoría del Ying y el Yang junto con la búsqueda del equilibrio son elementales en este aspecto. La interacción de estas fuerzas primarias genera los cinco elementos representados con cada color.

Según el tipo de trabajo que realices en tu oficina, podrás valerte de las diferentes influencias de los colores Feng Shui:

  • El color azul se vincula con el elemento de agua y tiene relación con los pensamientos o los trabajos teóricos.
  • El color verde se asocia en el Feng Shui con las maderas, que implican desarrollo o crecimiento.
  • El color rojo está vinculado con el fuego, para trabajos que requieren pasión y alta prosperidad.
  • El color marrón evoca a las tierras que representan los diferentes recursos según el Feng Shui.
  • El color gris es el metal, asociado con la llegada a las soluciones que se buscan.

Los muebles y el orden en tu oficina en una casa Feng Shui

Oficina en casa con sofá para descansar y estanterías

Los muebles serán muy relevantes en tu oficina en casa, y no solo en cuestión de escoger el diseño o modelo, también en su disposición. El Feng Shui apunta que la mesa de trabajo debe situarse en el centro de la habitación y no pegada a una pared.

Lo más adecuado será que te sientes de espaldas a una pared según esta doctrina. También es preferible que la mesa no tenga forma de L, como máximo una forma curva más orgánica. Es preferible optar por los muebles necesarios y no crear un espacio excesivo y agobiante.

El orden en tu despacho será muy importante para tu propia gestión, pero también como precepto del Feng Shui. Dejar la mesa ordenada y la silla en su sitio aportará un ambiente armónico, que podría, incluso, afectar al carácter.

Dejar los documentos guardados, los libros y los recursos en su sitio otorgarán un equilibrio muy positivo para las actividades laborales.

La luz apropiada para ser productivo

Oficina en casa incorporada al salón

Un factor determinante para el confort, la concentración y la productividad va a ser el tipo de luz o cantidad de iluminación en tu oficina. Siempre será preferible, según el Feng Shui, la luz natural y aprovechar esta vista exterior como foco de iluminación.

Esto aporta cierta pureza al ambiente y cansa mucho menos la vista cuando se están realizando actividades de lectura o que requieran precisión visual. Generalmente, los ambientes naturales pueden ejercer un efecto relajante en las personas.

Respecto a la cantidad de luz más adecuada para tu oficina, el Feng Shui apuesta por un punto medio. Ni demasiado iluminada, ni demasiado oscura.

Esto se debe a la conservación del equilibrio entre el Ying y el Yang en la habitación. Las cortinas o persianas ayudarán a compensar las cantidades en cada momento. También puedes instalar interruptores con modulación.