La tendencia lavanda en la decoración de dormitorios

Sofía Sangrador · 15 marzo, 2018
¿Conoces la tendencia lavanda? Si quieres aplicarla en tu dormitorio, tienes principalmente dos caminos: escoger el color como tal, o bien estampados con flores de lavanda sobre un fondo de otro color, como el blanco.

En el siguiente artículo nos centraremos en la tendencia lavanda en la decoración de dormitorios.

En primer lugar, hablaremos brevemente de las cualidades de este color, que es una variante un poco más clara que el violeta. Destaca por dar sensación de frescura, de suavidad, de relax y serenidad. Nos puede remitir a la primavera.

En los últimos tiempos, no solo ha sido muy utilizado en interiores, sino también en ropa, como podemos ver en los desfiles y pasarelas. En cuanto a su uso en interiores, podemos verlo en cualquier zona o habitación, siempre con un toque elegante. A la hora de combinarlo, no encontrarás muchos problemas.

Quizás asocies la lavanda con la zona de la Provenza, en Francia. El principal atractivo de esa zona son sus campos de lavanda. Es tal su importancia que incluso se puede realizar una auténtica ruta de la lavanda, conociendo a la vez pequeños pueblos con mucho encanto.

Campo de lavanda en Provenza.
Campo de lavanda / nationalgeographic.com.es

Además, en muchas ocasiones esta planta ha recibido un significado casi mágico. Se le han llegado a atribuir propiedades extraordinarias.

A continuación, en los siguientes apartados te dejamos algunos recursos que puedes utilizar para meterte de lleno en la tendencia lavanda en la decoración de dormitorios. Asimismo, verás que es un color bastante versátil, que podrás utilizar en cualquier habitación, independientemente del estilo que escojas, ya que se puede adaptar a cualquiera.

Los textiles en la tendencia lavanda en la decoración de dormitorios

Nunca debemos olvidar la importancia de los textiles en interiorismo: siempre dan un toque final a cualquier proyecto que se tenga entre manos. Realmente, a pesar de que parece que tienen un papel algo secundario, su peso es muy importante.

En la tendencia lavanda, hay dos opciones principales, que determinarán a su vez la decoración del resto de la habitación.

  1. Textiles de color lavanda.
  2. Textiles con estampados de flores de lavanda.

En realidad, podrás combinar estas dos posibilidades sin ningún problema, siempre con cuidado de que el espacio no quede demasiado recargado.

Para evitar esa saturación, por ejemplo puedes escoger una colcha o edredón color lavanda y colocar sobre ella cojines estampados, o viceversa.

Además de la ropa de cama, hay que pensar también en cortinas o estores, alfombras y, si se diera el caso, la tapicería de muebles (si por ejemplo tienes una butaca en el dormitorio).

Habitación de invierno con detalles en lavanda.

Obviamente, aunque el color lavanda sea el protagonista del dormitorio, puedes combinarlo con muchos otros colores. Quizás los primeros que te vengan a la cabeza son azules, morados o lilas. Sin embargo, pueden quedar muy bien tonos claros como blanco o beige, algunos toques en color verde e incluso el amarillo.

El color lavanda en el mobiliario

En cuanto al mobiliario, puedes comprarlo directamente en este color o bien pintarlo tú mismo.

Si tienes oportunidad, quedaría muy bien el cabecero a juego con la mesilla de noche y el escritorio. Si el dormitorio es grande y cabe un biombo, el resultado será francamente bonito.

Además, no olvides que puedes optar por un verde clarito en los muebles, complementándose entonces con el color lavanda de los distintos textiles y objetos decorativos.

Si además, quieres reutilizar alguna silla o butaca, puedes pintarla (como ya hemos dicho) o tapizarla.

Debemos prestar atención a las combinaciones de colores, para que el resultado final siga siendo armónico y equilibrado.

La tendencia lavanda en la decoración de dormitorios: algunos complementos

Por último, queremos hablarte de algunos objetos por los que puedes decantarte.

En primer lugar, puedes optar por marcos de espejos o fotos de color lavanda o, al contrario, por marcos de otro color que estén enmarcando una lámina o foto de un campo de lavanda, por ejemplo.

Además, a modo complementario, puedes colocar ramilletes de lavanda en pequeños tarritos o jarrones. Cuando estén listos, puede colocarlos sobre los muebles del dormitorio. Quedarán muy bien estéticamente hablando, además de valer también como ambientador totalmente natural.

Ramilletes de lavanda para decorar.

Si te gusta también la tendencia DIY (o hazlo tú mismo), puedes realizar bolsitas para repeler polillas. Solo tienes que meter en el sito flores de lavanda, y después colgarlas en el interior del armario o vestidor. Su perfume dura bastante y, como ya hemos dicho, es una opción completamente natural. Del mismo modo, hablamos de las velas aromáticas. Lo mejor de todo es que también las puedes realizar tú mismo, añadiendo un aroma o esencia de lavanda.

 

 

Como ves, resulta realmente sencillo decorar según esta tendencia. Solo tienes que tener cuidado para no crear un ambiente demasiado cargado y escoger atentamente los colores con los que combinar el color lavanda. No olvides que también puedes pintar una o varias paredes, o comprar papeles pintados para colocar sobre ellas. De esta forma, conseguirás que tu dormitorio transmita serenidad, frescor y elegancia.