Diseña tu propio rincón de lectura interior

A todos nos gustaría tener un rincón en nuestra casa donde poder leer y tener un poco de tranquilidad. En este artículo te dejamos algunas ideas para que te inspires un poco. ¡Te encantarán!

En el siguiente artículo queremos dejarte algunas ideas para diseñar tu propio rincón de lectura interior. 

La verdad es que a veces nos resulta complicado tener tiempo para nosotros mismos, por lo que cuando lo conseguimos es importante aprovecharlo al máximo.

Por eso, es importante tener un espacio cómodo donde poder descansar y disfrutar nuestros hobbies. Así mejorará nuestra calidad de vida.

La lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo.

-Joseph Addison-

Además, aunque en general sean espacios pequeñitos, esto no significa que no sean lugares cómodos y acogedores donde leer, escuchar música…

A continuación te dejamos algunos aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de diseñar el rincón de lectura, al igual que algunas ideas para que te inspires en ellas.

Iluminación

En la medida de lo posible intenta potenciar la luz natural. Por eso sería ideal que las ventanas/balcones estén lo más cerca posible.

Una posibilidad son los cerramientos acristalados, que podemos ver por ejemplo en balcones y terrazas. De esta forma nos aseguramos de tener la luz suficiente para leer y una temperatura más o menos constante a lo largo del año.

También puedes plantearte colocar un pequeño banco justo debajo de la ventana, para aprovechar al máximo posible la luz exterior.

Crear espacios de estilo Slow Design.

Además, puedes escoger un banco que tenga espacio de almacenamiento debajo. Este espacio puede encontrarse a la vista o tapado con pequeñas puertas. En el caso de que el espacio inferior se encontrase totalmente a la vista, puede ser utilizado a modo de estante, para colocar en él todos tus libros.

En el caso de que no sea posible crear tu rincón bajo la ventana, debes optar por focos de luz artificial, para crear así un ambiente cálido y acogedor.

Si por ejemplo quieres hacer tu rincón de lectura bajo el hueco de la escalera pues tendrás que prestar atención para tener la iluminación necesaria para leer cómodamente.

Asimismo, recuerda que con los espejos y usando el color blanco puedes potenciar y ampliar la sensación de luminosidad, lo que nunca está de más.

Estantes

No podemos imaginar un rincón de lectura sin estanterías o estantes donde colocar todos nuestros libros.

Como ya te hemos dicho en el apartado anterior, puedes aprovechar el hueco bajo los bancos para colocar algunos libros.

También puedes optar por estantes colgantes, que puedes hacer tú mismo con facilidad. Otras posibilidades son las estanterías hechas mediante escaleras, palés, maderas recicladas…

Escalera con baldas.

Además, si no hay espacio para una estantería completa, puedes colocar estantes sueltos. De esta forma no desperdiciarás todo el espacio que quede libre. Si hay una zona en esquina puedes aprovechar ese espacio colocando una estantería en “L”.

También otra opción es colocar dos o tres estantes en la parte más alta de la pared, es decir, a media altura. Así para en la zona inferior podremos colocar algún asiento.

Asiento

Es muy importante escoger un asiento donde realmente nos sintamos cómodos. Algunas personas colocan colchonetas en el suelo y con eso están a gusto a la hora de relajarse.

Si no, otras opciones son puffs, butacas, una otomana, sillones, huevos colgantes… incluso un diván, chaise longue o sofá, siempre que haya espacio suficiente.

Además, para estar más cómodo todavía puedes comprar un reposapiés o escabel.

Complementos para tu rincón de lectura

Por último, queremos dejarte algunos complementos que consideramos imprescindibles en tu rincón de lectura interior.

Nos estamos refiriendo en primer lugar a los textiles:

  1. Cortinas y estores: mejor si son ligeros, para que no tamicen en exceso la luz, fundamental para una buena lectura.
  2. Cojines: puedes combinar tamaños y estampados, para dar un toque de color.
  3. Mantas y plaids: escógelas a juego con los cojines, para conseguir un ambiente equilibrado.
  4. Alfombras: si eres de los que prefieres estar a nivel del suelo, las alfombras son fundamentales. Puedes escoger una con pelo largo o hecha con pompones de lana, para que te encuentres más cómodo aún.

También podría estar bien tener cerca alguna mesita auxiliar donde dejar tus libros o una taza de café, así los tendrás siempre a mano. Además, puedes hacerla tú mismo, por ejemplo reutilizando una caja de madera de frutas, solo tienes que colocarla de manera vertical y listo.

Puffs para relajarse.

Ya te hemos hablado de la importancia de una buena iluminación. Una posibilidad son las lámparas de pie o de mesa, además de las de techo. Para crear un ambiente más íntimo y acogedor coloca algunos farolillos o una guirnalda de luces.

También podrías colocar plantas, con todos los beneficios que tienen para nuestra salud, además de quedar bien a modo decorativo. Así el rincón tendrá un toque más natural.

Conclusión

Esperamos que después de haber leído este artículo te animes a hacer tu propio rincón donde poder relajarte. Además, recuerda todos los beneficios que tiene la lectura o escuchar música, por lo que no dejes abandonadas estas buenas prácticas.

Como has visto, tampoco se necesita demasiado espacio, con 2-3 metros puede ser suficiente. Solo hace falta una buena organización y un poco de buen gusto.

Te puede gustar