El radio cassette, ¿es vintage o no?

Francisco · 21 noviembre, 2018
Tu hogar puede contener una decoración que haga un recuerdo del pasado; por eso, el radio cassette puede ser un recurso interesante para darle un toque vintage.

Hoy en día está de moda todo aquello que tiene que ver con los años 70, 80 y 90. Son épocas pasadas en las que la estética era bastante diferente a la actual. Un aparato muy curioso es el radio cassette.

Este artilugio ha tenido una importancia suprema entre los años 80 y 90. Actualmente ha perdido su capacidad funcional y ya no se utiliza para reproducir música, pero sí puede servir para la decoración; por tanto, ha cambiado por completo su utilidad.

Debemos tener en cuenta que en el caso de que se quiera utilizar para la decoración, no puede tener cabida en todos los estilos. En el fondo, va a estar más vinculado a un ambiente alternativo que muestra un gusto por una época pasada.

Contexto histórico del radio cassette

Radio cassette cintas.

El propio radio cassette, o también llamado radiocasetera, es fruto de una evolución que viene de las radios antiguas hasta su culminación en este producto. Era capaz de reproducir música de cintas de cassette y también la radio FM y AM.

Su producción y venta tendrá lugar en los años 70, llegando a tener una mayor profusión en la siguiente década y mejorándose poco a poco el aparato. Será en los años 90 cuando haya múltiples marcas y diseños cada vez más sofisticados.

Podía utilizarse enchufado a la luz o con pilas, lo que permitía su desplazamiento inalámbrico a cualquier parte. Va a convertirse en un recurso innovador para los amantes de la música deseosos de poder escucharla en cualquier parte.

– Qué bonitos eran aquellos maravillosos años 70.-

Un recurso vintage para la decoración

Los recursos vintage se están abriendo paso en la sociedad; cada vez son más los que utilizan recursos del pasado para la decoración. Por eso, un radio cassette puede constituir una pieza fundamental en la estética vintage. ¿Qué puede aportar?

  • Un recuerdo del pasado en que la música se abría paso entre la sociedad; no obstante, su mayor relevancia viene por poderse escuchar con sonido en estéreo y de calidad.
  • Una estética original que en su momento tuvo gran importancia por tener dos altavoces a los lados y un aparato central que reproduce los cassettes.
  • Se sale fuera de la norma, ya que hoy en día la música se escucha en los smartphones, ipods u ordenadores; sin embargo, el radio cassette era un aparato creado exclusivamente para la reproducción musical.
  • No tiene grandes dimensiones, lo que permite su disposición en cualquier parte de la casa.
Radio cassette azul.

En otras palabras, el radio cassette es un elemento interesante para decorar el interior de tu hogar, tratando de transmitir tu sensibilidad por la música y el pasado; es decir, se está recuperando un aparato pero cambiándole su utilidad.

Estilos decorativos donde mejor encaja

Si hubiese que hacer una distinción entre todos los estilos donde puede encajar un radio cassette como recurso decorativo, habría que seleccionar tan solo aquellos que realmente aporten una estética acorde y vinculada al pasado, es decir, a un principio vintage.

  • Minimalismo: hay que tener en cuenta que dentro de este estilo la sencillez juega un papel fundamental; por eso es importante saber que si se dispone un radio cassette en la decoración, no ha de tener una forma extravagante.
  • Urban style: sin duda, dentro de este estilo encaja a la perfección por ser un aparato que tuvo una abundante presencia en las calles y puedes gozar de una estética más urbana.
  • Jazz club: evidentemente, al estar hablando de música puede tener un claro vínculo con el estilo jazz.
  • Pop Art: al igual que con el anterior, en la estética pop encaja perfectamente porque pueden abundar colores intensos y recursos variopintos, y puede combinarse con el radio cassette.
Radio cassette pop art.

Espacios donde situarlo dentro de la casa

El salón es un lugar donde el radio cassette puede tener presencia. No interesa situarlo en un lugar central donde todas las miradas se dirijan a él, sino que dialogue con el resto de elementos y aporte un significado vintage.

Si se le quiere dar importancia decorativa, también puede disponerse en el dormitorio, con lo que se estaría definiendo el estilo personal del inquilino.

Sin embargo, en el baño, cocina o pasillo no interesa que esté. Es preferible que se sitúe en otros lugares más transitados y donde se trabaje más el estilo decorativo.

Wilson, Judith: La casa vintage, Océano Ámbar, 2009.