Ideas de sala de juegos para mantener a los niños ocupados

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 23 abril, 2019
María Pilar Gimeno Landa · 23 abril, 2019
Echa un vistazo a estas ideas para crear una sala de juegos. Combinar la diversión y el entretenimiento con el aprendizaje es fundamental.

Una sala de juegos no solo es un espacio en el que los niños se entretienen y nos dejan descansar por un rato. Hay que concebir este lugar de la vivienda como mucho más que eso. Se trata de una zona de entretenimiento, pero también de aprendizaje, estimulación y desarrollo de la creatividad.

Para que logres todos estos objetivos, a continuación te proporcionamos una serie de ideas de sala de juegos. Si incluyes los elementos que presentamos a continuación, lograrás que tus hijos se desarrollen de la forma adecuada al mismo tiempo que se mantienen entretenidos.

Es una pena que las salas de juegos cada vez se utilicen menos. Al mismo tiempo, van ganando terreno los teléfonos móviles, las tablets y las videoconsolas. Merece la pena hacer un esfuerzo y volver a los juegos de siempre. Los beneficios son mucho mayores y más apropiados para su edad.

Divide la sala de juegos en diferentes zonas

Decorar salas de juegos.

Todos sabemos que los niños se aburren con facilidad. Son pequeños y es normal que les cueste mantener la atención en un mismo elemento durante bastante tiempo. Es por ello por lo que suelen pasar más tiempo montando y desmontando juguetes que jugando con ellos.

Una forma de acabar con este problema es dividir la sala de juegos en diferentes zonas. De este modo, al haber diferentes temáticas, podrán ir rotando y se mantendrán entretenidos.

Las diferentes zonas dependerán de los gustos de tus hijos. Algunas de las opciones más comunes son: rincón de lectura, zona de puzles, zona de cocinita o un simple baúl con ropa para disfrazarse.

Juegos colectivos, mucho más entretenidos

Habitación de juegos con tipi.

Cualquier sala de juegos debe ser un espacio de relación. Jugando con otros niños se logra una estimulación mayor. Al mismo tiempo, se trabajan aspectos muy importantes. Además, al jugar con otros iguales, los niños se mantienen ocupados durante más tiempo y tardan más en aburrirse.

En cualquier estancia de diversión debe haber juegos de mesa. Existe una gran variedad, así que podrás hacerte con unos cuantos para que los niños no se aburran de jugar siempre a lo mismo. Te recomendamos que escojas juegos que tengan un aspecto educativo y que potencien la memoria, la creatividad o el diálogo.

Una opción interesante y muy de moda es comprar juegos clásicos en formato gigante. Un ejemplo de ello es el parchís o la oca. El juego es el mismo de siempre pero en otro tamaño. Lo mejor de todo es que lo podrás doblar y sacar de la sala de juegos para disfrutar de él donde quieras.

Materiales de construcción que potencien su creatividad

Habitación de juegos rosa.

Hasta ahora hemos hablado de juegos que tienen una finalidad muy clara. Los juegos de mesa o los puzles tienen una finalidad concreta, y para lograr el objetivo no hay que salirse de un guión preestablecido.

Esto es muy positivo, pero también es importante que en la sala de juegos estén presentes los juguetes que potencien su creatividad.

Los materiales de construcción son un claro ejemplo de ello. Se mantendrán entretenidos al mismo tiempo que utilizan su creatividad e imaginación para crear diferentes figuras.

También puedes guardar una caja con diferentes sábanas viejas, mantas o cuerdas. Te sorprenderás de las cabañas que tus hijos son capaces de hacer. Lo mejor de todo es que pasarán largas horas jugando muy entretenidos.

Sillas y mesa, claves en cualquier sala de juegos

Habitación de juegos para niños.

En ninguna sala de juegos puede faltar un conjunto de sillas y mesa. Deben ser del tamaño apropiado para que los niños se sientan cómodos y no adopten malas posturas. Lo más adecuado es que sean de plástico o de un material similar. Así se podrán mover fácilmente y llevar de un lado hacia otro.

Las sillas y mesa harán que tus hijos también aprendan a entretenerse tranquilos sentados en un lugar fijo. En este espacio pueden dibujar o moldear plastilinas.

Manualidades con las manos que les ayudarán a trabajar la motricidad fina. También será muy útil para hacer puzles o para realizar las tareas del colegio. Por todo esto, un conjunto de sillas y mesa no pueden faltar en ninguna sala de juegos.