Ideas para decorar una oficina en casa

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 15 mayo, 2019
Yamila Papa · 15 mayo, 2019
Tener una oficina en casa es bastante habitual en los últimos años. Contar con ese espacio profesional y privado puede ser todo un desafío en cuanto a la decoración y funcionalidad.

Cada vez son más las personas que usan su vivienda para trabajar, ya sea a tiempo completo o como oficina en casa, permitido en la empresa donde han sido contratadas. En el siguiente artículo te daremos algunas ideas para que puedas crear y decorar una oficina en casa, la cual incluya todo lo que necesitas.

Qué debe tener una oficina en casa

Como primera medida, es muy importante definir qué cosas deben estar en tu área de trabajo, según las actividades que realices.

Tener una oficina en casa puede servir como espacio donde trabajar, pero también para recibir clientes o, incluso, para estudiar o leer. Por lo tanto, este ambiente deberá cumplir con ciertos requisitos:

1. Ser un espacio tranquilo

Oficina en casa.

En la medida de lo posible, la oficina ha de encontrarse en el área más tranquila de la casa, lejos de la puerta de entrada, de la habitación de los niños o de la cocina. También ha de ser un sitio sin distracciones (por ejemplo: sin vistas a la calle).

2. Tener el mobiliario básico

Estantería de alamacenamiento para oficina.

Quizás cuando tenemos una oficina en casa queremos poner muchos muebles y objetos decorativos, pero luego en el día a día nos damos cuenta de que solo sirven para molestar. Por ello, piensa en lo mínimo que necesitas para realizar tus actividades y no coloques demasiadas cosas más. Preferible áreas libres y limpias para organizar mejor.

3. Estar pintado de acuerdo al uso

Oficina en el salón.

Una oficina en casa es igual que una oficina en otro edificio. Por lo tanto, nada de decoraciones demasiado extravagantes. Se recomienda el uso de tonos neutros, como el blanco con algunos detalles en colores pastel o claros para aumentar la concentración y ser más creativos.

4. Ser luminoso

Oficina en casa.

Si bien las ventanas hacia espacios comunes no es aconsejable, sí es bueno que la oficina cuente con luz natural en la mayor parte del día. Si usas ordenador de escritorio, que esté del lado a la ventana. Y para los que trabajan por las noches o hasta tarde, es fundamental que tengan una buena lámpara de luz cálida.

Ideas para la decoración de una oficina en casa

Ya has elegido el lugar, el mobiliario y la pintura para las paredes. Ahora comienza lo más divertido. Sí, porque incluso tener una oficina en casa puede ser la excusa perfecta para dejar volar nuestra imaginación y creatividad.

1. Coloca plantas en tu oficina en casa

Oficina en tu hogar.

No hace falta llenar el ambiente de macetas y flores. Pero sí sería bueno colocar alguna planta en un sitio cercano a la ventana o a la fuente de luz natural. Ten en cuenta que lo verde no solo purifica el aire, sino que además sirve como decoración. Hay varias especies que no requieren muchos cuidados.

2. Instala un panel de inspiración

Puedes usarlo para pegar papeles con recordatorios, frases que te ayuden, fotografías de tu familia o de tu lugar favorito (por ejemplo una playa) o cualquier cosa con valor sentimental que pueda servir cuando no tienes inspiración. También puede servir como panel de sueños y colocar todo aquello que deseas lograr.

Otra opción para un panel de inspiración es colocar una pizarra, o pintar la pared con pintura especial que te permita escribir sobre ella.

3. Pon estantes en tu oficina en casa

Estantería para oficina en casa.

Siempre y cuando tu trabajo requiera el uso de carpetas, documentos, libros o papeles, te recomendamos que utilices estantes o una biblioteca. También pueden servir como decoración para colocar ciertos objetos, pero recuerda la regla de ‘menos es más’. Así no pasarás horas limpiando ni ordenando.

4. Agrega detalles personales

Oficina en casa con sofá para descansar y estanterías

Si la oficina en casa será solo para ti… ¡aprovéchalo! Puedes poner aquello que te encante o represente, como por ejemplo, un cuadro, una fotografía o una obra de arte hechas por ti. O quizás una guitarra, un telar o cualquier cosa que al verlo todo el mundo sepa que ese ambiente te pertenece.

Cuando tenemos la oficina en casa debemos ser muy cuidadosos de no mezclar las cosas y utilizar este espacio únicamente para tareas relacionadas con el trabajo. Por ello, no se recomienda abrir la puerta los fines de semana ni en vacaciones. ¡Y tampoco para otras actividades familiares o personales.