Tendencia natural en salones

¿Quieres decorar tu salón con una tendencia natural? Lo principal es usar maderas, fibras, tejidos naturales y plantas. Además, hay que dar una mayor importancia a la luz natural. Conoce más ideas en el siguiente artículo.

Durante este 2018 observaremos una tendencia natural en salones y demás estancias en nuestras casas. Para ello, dispondremos de una serie de recursos, sobre todo materiales y colores concretos.

En general, estos espacios adquirirán un toque cercano al minimalismo, apenas estarán recargados. Además, poco a poco se irá dejando atrás el estilo nórdico, para dar mayor importancia a otros, como el estilo vintage, utilizado ya desde hace unos años.

Como consecuencia de esta tendencia hacia lo natural, en algunos casos quedarán a la vista imperfecciones de los materiales, pero en este momento, quedará bien estéticamente, quedará bonito.

Por tanto, encontraremos interiores muy relajantes, cálidos, acogedores y obviamente naturales.

Antes de pasar a hablar de los materiales que podemos utilizar en la búsqueda de ese naturalismo, nos centraremos brevemente en los colores más utilizados:

  • Colores asociados a los bosques: por tanto, predominarán los verdes (sobre todo el verde oscuro) y tonos terrosos y ocres. Estos colores aluden a la naturaleza de manera muy clara.
  • Colores que nos remiten a minerales: en este caso, destacan los azules, morados y violetas.

Estos colores pueden ser utilizados en los papeles para pared, preferiblemente pintados a mano. Con ellos, se pueden crear verdaderos escenarios, como bosques, paisajes marinos, temas florales... Obviamente, no dejamos de ver el blanco, pero esta vez lo encontraremos combinado con otros, como los que acabamos de nombrar. También podemos optar por dotar a los materiales de un acabado natural.

Salón con tendencia hacia lo natural: fibras naturales, importancia de la luz natural...Fibras naturales como mimbre y madera / pinterest.es

Uso de fibras naturales en la tendencia natural de salones

A continuación te dejamos algunas de las fibras naturales (de origen vegetal y animal) más utilizadas en esta tendencia hacia lo natural.

  • Mimbre: puedes optar por cestitas hechas de mimbre, para utilizarlas como espacio de almacenamiento, quizás colocadas en algún estante o incluso en el suelo, si tienen un tamaño medio o grande. También hay sillones, sillas y sofás, aunque quizás se coloquen más en espacios exteriores. Aún así, es posible verlos en espacios interiores, como es este caso el salón.
  • Ratán: también conocido como rattan, utilizado sobre todo en cestas, muebles y marcos para espejos.
  • Lino: por ejemplo para tus cortinas o estores, fundas de sofá o de cojines.
  • Algodón: principalmente para tapicerías y fundas, con estampados muy bonitos.
  • Yute: con el yute se pueden tapizar muebles como sillones, aunque también se puede usar para tapizar paredes o para hacer cortinas.
  • Sisal: podemos encontrar el sisal formando cuerdas o cordeles, de los que es posible colgar objetos decorativos variados. Asimismo, es frecuente su uso en esterillas o alfombras.
  • Lana: muy versátil, podemos encontrarla en mantas, que podemos colocar dobladas en el sofá mientras no son utilizadas.
Carrito camarera de mimbre.

Otros materiales que puedes utilizar

  • Madera: preferiblemente si apenas ha sido sometida a tratamientos, cuanto más natural, mejor. En relación con esto, está el uso de maderas recicladas. Si decides utilizar palés, puedes utilizarlos como mesas bajas, estructura de sofá o sillones y estanterías o espacios de almacenamiento. Otra opción consiste en los suelos de madera.
  • Barro: muy utilizado tanto en objetos decorativos (por ejemplo jarrones o vasijas) como en baldosas del suelo.
  • Corcho: sobre todo como constituyente de pequeños elementos decorativos, como recipientes, posavasos o lamparitas. Por otro lado, también podemos encontrarlo en forma de panel sobre paredes, a veces ocupando una por completo. De esta manera, podrás colgar en esa superficie notas, fotografías, pequeños adornos… creando un panel de inspiración.
  • Arpillera: mediante este material, puedes hacer pequeños centros de mesa. También puedes tapizar muebles. Además, esto lo puedes hacer reutilizando viejos sacos, dejando a la vista las letras que informaban del contenido que se transportaba en dicho saco, como por ejemplo café. Asimismo, puedes hacer fundas de cojines e incluso cortinas, aunque quizás el aspecto no sea muy delicado.
  • Cuero: sobre todo en muebles, principalmente en color blanco, beige o marrón.
  • Papel: es muy importante el papel de pared, preferiblemente pintado a mano. Los posibles estampados son infinitos. También puedes hacer tú mismo pequeños adornos de papel (puedes coger ideas en tutoriales sobre papiroflexia), que obviamente puede ser reciclado. Después, solo te hace falta colgar las figuritas de un hilo o cuerda o colocarlos sobre un estante.
  • Bambú: usado en suelos, revestimientos de paredes o muebles.
Salón decorado con una tendencia naturalista

Tendencia natural / mueblesperez.es

Conclusión

Por último, recuerda que para aumentar esa tendencia natural en salones, además de usar los materiales y colores de los que te hemos hablado, puedes probar a colocar plantas.

Asimismo, ten en cuenta que para lograr un estilo homogéneo y coherente en tu salón, debes optar solo por algunos de ellos, acordes entre sí. De esta manera, lograrás un salón equilibrado, que desprenda calidez a la vez que naturalidad.

 

 

Categorías: Salón Etiquetas:
Te puede gustar