Objetos decorativos para los amantes del té

Maite Córdova · 6 diciembre, 2018
Si eres un amante del té o bien, simplemente te encanta la estética de los elementos que se utilizan en torno al disfrute de esta bebida, no te puedes perder los siguientes objetos decorativos.

A pesar de que ha perdido su encanto ritual en muchos lugares, la hora del té es un momento especial para muchas personas. Incluso hay quienes desarrollan cierta afición por descubrir, probar y comprar las diversas variedades, así como todo tipo de objetos decorativos relacionados.

Por ejemplo, hay quienes prestan más atención a las características y diseño de las tazas y la tetera como tal, mientras que otros prestan más atención a los infusores, los contenedores de té y otros objetos, como los termos take away.

Aunque no se suele pensar en este tipo de objetos como parte de los accesorios del hogar, ciertamente lo son. Quienes consideran que al menos una tetera no puede faltar en su hogar, lo saben bien.

Asimismo, los amantes del té saben que pueden encontrar objetos que combinan tanto funcionalidad como creatividad en sus diseños. Por tanto, aún cuando no se están utilizando, hacen que un espacio luzca encantador. A continuación te mostramos cuáles son los mejores objetos decorativos.

El momento del té y sus objetos decorativos

Colección de tazas.

A la hora de disfrutar de una taza de té o crear un rincón para este momento dentro del hogar, no hace falta recurrir a muchos objetos decorativos. Muchas veces contar con lo básico es suficiente. Eso sí, lo básico debe tener personalidad para que se pueda crear la atmósfera deseada.

¿Y qué viene a ser lo básico? El juego de té y las respectivas cucharillas. Fuera de esto, lo demás vienen a ser complementos. Tal es el caso de los recipientes para galletas, las cajas para guardar el té, las varillas, los infusores, entre otros.

Para elegir el juego de té apropiado es necesario tener en cuenta ciertas cuestiones, como el número de personas a disfrutar la bebida regularmente. Hay juegos de té a partir de dos tazas en adelante. Y en cuanto a la capacidad de los elementos, esta puede ser muy variada según el diseño.

Hay juegos de té para dos personas que imitan los estilos orientales y tienen un tamaño pequeño, pero también puede haber juegos de este mismo estilo en un formato completamente ‘maxi’.

Para conseguir la estética deseada o bien potenciar una atmósfera determinada en el rincón del té, se debe tener en cuenta desde el tipo de material del juego de té, hasta detalles como la inclusión de cuencos en lugar de tazas.

Descubre: Consejos para elegir tu vajilla

Las tazas, una expresión de la personalidad

Tazas de té.

En lugar de elegir un juego de té muchas personas adquieren las piezas por separado. Y, por lo general, las piezas que reciben más atención son las tazas, en vista de los muchos y diferentes diseños que pueden encontrarse y también por la facilidad de personalización que ofrecen.

Así pues, las tazas se han convertido en verdaderos objetos decorativos. Hay quienes incluso gustan de coleccionar varios modelos, para rotarlos a lo largo del año, según las preferencias del momento.

Más que objetos, accesorios de diseño

Accesorios de té.
Accesorios de té / musa.lavoz.com.ar

Dentro del mundo del té, uno de los objetos que ha ganado mayor popularidad estos días viene a ser el infusor. Se trata del útil para infusionar o extraer el sabor de las sustancias aromáticas al sumergirlas en un líquido caliente. El modelo estándar más conocido consta de una esfera sencilla, sin ningún tipo de adorno.

Sin embargo, hay una amplia variedad de diseños que resultan muy simpáticos y que convierten la hora del té en un momento más alegre. Este viene a ser el caso de los infusores con forma de gato, casa de muñecas, submarinos, fresas, y un sinfín de formas más.

Te puede interesar: Las mejores vajillas de IKEA 2018

Otros accesorios

Bandeja para la cama de té.

Además de las teteras, las varillas, los infusores, las cajas, hay otros accesorios geniales que pueden ayudar a disfrutar aún más el momento del té, tales como: las cucharillas, los salvamanteles y, por qué no, una bandeja para la cama.

Hay quienes en lugar de colocar un rincón del té como tal dentro de sus hogares, lo colocan cerca de una ventana o bien, en su terraza. Sumado a esto, una manta ayuda a crear un ambiente acogedor y si se quiere, muy chic. 

La clave está en ser creativos con los elementos que se tiene a disposición. Ahora, si el té no es tu bebida preferida, sino más bien las infusiones o el café, ten en cuenta que puedes recurrir a muchos de estos objetos decorativos para darte un gusto estético.