Sillas de caucho: una nueva tendencia

24 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Dale un toque original al hogar y renueva tu patio o jardín con la última tendencia en decoración: las sillas de caucho

Nuestra sociedad cada vez está más preocupada por el reciclaje y la conservación del medio natural. Esto nos ha llevado a un sinfín de ideas para dar un nuevo uso a objetos que considerábamos inútiles. Es el caso de las ruedas de los coches, a través de las cuales se puede hacer sillas de caucho: una nueva tendencia.

La rueda de caucho es uno de los objetos más frecuente en los residuos y que más contamina el medio ambiente. Este problema medioambiental se ha abordado desde muchas perspectivas para evitar que este material se siga multiplicando y acumulando.

En Europa reciclamos casi el 50 % de las ruedas de caucho que utilizamos. Sin embargo, lamentablemente, el 50 % restante se acumula o quema, generando un grave problema de contaminación. Por suerte para nosotros, el mundo de la decoración nos ofrece una alternativa para darle una segunda vida a este material.

 ¿Cómo conseguir una rueda de caucho vieja?

Rueda de coche.

España es uno de los países más concienciados con el reciclaje de neumáticos viejos. Desde 2005, todos pagamos una pequeña cuota al comprar ruedas nuevas, destinada al futuro reciclaje de las mismas. Esto ha dado lugar a una gran disminución de la acumulación de neumáticos viejos.

La mayoría de estas ruedas usadas están destinadas a nuevos usos: material de combustión industrial, relleno de parques infantiles, realización de ruedas nuevas, etc. Esto ha provocado que cada vez sea más difícil encontrar ruedas de caucho viejas.

No obstante, en la mayoría de los talleres de recambio podemos pedir las ruedas viejas de nuestro coche o de algún conocido cuando las sustituyamos por unas nuevas. En el fondo, es una manera diferente de embellecer nuestro hogar.

Modelos de sillas de caucho

Los neumáticos viejos son un recurso muy versátil a la hora de crear muebles nuevos. Si tenemos que decantarnos por uno de sus usos, sin duda nos quedamos con las sillas de caucho. A continuación te mostramos 3 ideas para convertir tus ruedas viejas en una silla única y original.

1. Un taburete muy colorido

Taburete de caucho.
Taburete / m.wikihow.com

Los taburetes hechos con restos de neumático son unas de las tendencias decorativas que más nos gustan. Se trata de una reutilización muy alegre, perfecta para agregar un toque informal al patio o jardín. Además, su realización es muy sencilla:

  • Tan solo necesitamos uno o dos neumáticos, dependiendo de la altura que le queramos dar a nuestro taburete.
  • Antes de ponernos manos a la obra, debemos asegurarnos de que los neumáticos estén limpios y saneados.
  • A continuación, solo tenemos que incorporarle un tablón de madera redondo a modo de asiento. Este lo podemos encargar a medida en cualquier ferretería.
  • Por último, tenemos que aplicarle pintura en el color que deseemos.

2. Taburetes cubiertos de cuerda de pita

Taburete de rueda de coche y cuerda.
Taburete / conideade.com

Los taburetes de caucho pintado son perfectos para crear un espacio divertido y alegre. En cambio, si lo que queremos es crear un espacio más íntimo y acogedor y con carácter rústico, podemos optar por la alternativa del taburete de caucho con cuerda de pita.

Su elaboración es igual de sencilla que la anterior. Tenemos que sustituir la pintura de caucho por cuerda de pita. Así, en vez de pintar el neumático, lo que vamos a hacer es rodear con la cuerda toda la superficie de la rueda hasta que quede cubierta del todo.

Es resultado final es espectacular. Nadie creerá que tu fabuloso taburete de estilo rústico en algún momento fue una vieja rueda.

3. Sillas con respaldo

Sillas de caucho.
Sillas de caucho / javies.com

Las ruedas de caucho nos brindan todo un compendio de posibilidades para crear cualquier tipo de silla, ya sean simples o complejas, con reposabrazos y respaldos.

Para la realización de una silla completa a base de caucho, necesitaremos al menos cuatro neumáticos y varias herramientas, ya que se trata de una creación más complicada.

  • En primer lugar, usaremos dos neumáticos para hacer la base. Para unirlos, necesitaremos un atornillador, así nos aseguraremos de que la estructura no se moverá.
  • Para crear el respaldo, utilizaremos el tercer neumático. Para que la silla sea más cómoda, podemos incorporar una red o malla en el orificio de este.
  • Finalmente, crearemos los reposabrazos con el último neumático que nos queda.

Podemos dejar esta silla-neumático sin pintar. De este modo, conseguiremos un estilo industrial más desenfadado. Pero si de lo contrario prefieres un toque más alegre, siempre puedes pintarlo de un color vivo y brillante.

  • Campbell, Deanna: Arreglos para el hogar, Albatros, 2006.