Vitrina: qué es, para qué se usa y cómo elegir la adecuada

Funcionalidad y estética mezcladas en uno de los muebles con más personalidad de la casa.

Los muebles auxiliares nos permiten complementar la decoración del hogar, dando un toque personal en la estancia. Aparte de sumar un plus estéticamente, aportan estilo, crean espacio de almacenaje y permiten tener todo ordenado. Este es el caso de las vitrinas, las grandes olvidadas.

No obstante, las estamos empezando a volver a ver cada vez más en las casas. Esto es por la tendencia vintage que está tan de moda ahora y el punto retro de las vitrinas. A parte de su gran presencia estética, no nos podemos olvidar de su funcionalidad.

Su uso tradicional era para guardar los objetos de valor de una casa o la vajilla más buena que se tuviera en casa. Hoy en día, también se le da un uso más bien práctico. Se convierte en un sitio más de almacenaje donde guardar cosas ordenadamente para exhibirlas.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de vitrinas, adaptadas a todos los estilos. Desde las más minimalistas, industriales, bohemias y como no, clásicas.

En el post de hoy te contamos todo sobre las vitrinas en decoración. Aléjate de su concepto más clásico porque las vitrinas vuelven a estar de moda.

Una vitrina: la mejor opción

Como ya sabemos, una vitrina es un mueble complementario cuya característica principal es que presentan puertas de cristal. Esto permite ver lo que hay dentro de ellas como si de un escaparate se tratara.

Quizá fuera el estilo nórdico, con su calidez, el que trajeran definitivamente estos muebles a nuestros salones después de mucho años en el olvido. Y menos mal, porque sin duda alguna son el complemento perfecto para almacenar y lucir.

No obstante, no solo se pueden incorporar en el salón. Las vitrinas podemos encontrarla en todo tipo de estancias. En cocinas, pasillos, comedores, recibidores y hasta en el dormitorio utilizando para exponer tus complementos preferidos del día a día.  Porque, ¿quién no tiene un complemento que, a parte de llevarlo puesto, le gusta lucirlo? Guardarlo en este mueble es una idea genial para tenerlo siempre a la vista y que se convierta en otro detalle decorativo más.

Está claro que, estos muebles no solo nos ayudan a mantener el orden sino a proteger los objetos más delicados de tu casa, alejándolos de cualquier tipo de accidente.

Vitrina de cristal para la cocina.

Tips para elegir una vitrina

Antes de escoger una vitrina, deberás tener en cuenta varias cuestiones para no equivocarte en tu decisión. Es un mueble que si no escogemos bien, puede desentonar con el resto de la decoración del hogar.

  • Lo primero que deberás hacer es decidir dónde querrás ubicar la vitrina y medir el espacio disponible que tienes. Esto será esencial para elegir el tamaño correcto ya que si lo compramos muy grande se “comerá” mucho espacio y parecerá más pequeño de lo que es.
  • Escoge un lugar en el que entre bastante luz natural y pueda lucirse durante todo el día sin problema. Al tener cristales estos se reflejarán con la luz y dará mayor sensación de amplitud. También podemos incorporar lámparas al lado para que, por la noche, esté bien iluminada.
  • Escoge un estilo de vitrina que case bien con el diseño de tu casa. Para ello tendrás que tener en cuenta los colores y tonalidades en los que se mueve tu casa, y los materiales del resto de muebles.
  • Piensa qué vas a querer colocar dentro de la vitrina. No será lo mismo poner copas, objetos decorativos o una vajilla. Esto es importante ya que la decoración de la estancia puede cambiar completamente. Podremos optar por un modelo u otro, dependiendo de lo que vayamos a incluir dentro. Si vamos a poner nuestra colección de copas de cristal, quizá deberíamos comprar una que tenga luz incorporada para resaltar más el cristal y que haya más brillo. Si por el contrario la queremos para almacenar objetos, no habrá que darle tanta prioridad a la cristalera en si.
Vitrina para colocar copas de cristal y vajilla.

Tipos de vitrinas para todo tipo de estilos

En la mayoría de las tiendas de decoración podemos encontrar vitrinas adaptadas a todos los gustos y estilos. Dependiendo del diseño que tenga tu casa, podrás optar por una u otra hasta que encuentres la que mejor vaya.

Hay distintos tipo de estilos, dependiendo de la utilidad que le vayas a dar. Las hay que son tipo aparador, es decir, que presentan puertas y cajones. Estas van muy bien para aquellas casas que cuenten con poco espacio para almacenar. Hay otras que se pueden colgar de la pared y añadir una nota distinta en la decoración de la casa. También las hay que son horizontales y más bajitas para que sirvan de mesa para colocar otros complementos encima y no se expongan tanto a la vista.

En cuanto a los materiales podemos encontrarnos diferentes. Las más frecuentes son:

  • Vitrinas de madera. Estas suelen ser las que más vemos en las casas. Coincide que son las que tienen un diseño más clásico y las que mejor suelen combinar con el resto de muebles de una casa. Presentan unos cristales de vidrio que, en contraste con la madera, queda muy fino y elegante. Va genial con los estilos más rústicos y vintage.
  • Vitrinas de cristal: Están recubiertas con cristal por todos sus lados. Quedan tremendamente elegante en el ambiente y aporta esa sutileza. Lo malo de estas es que hay que tener mucho cuidado con la limpieza ya que se quedan marcados los dedos y hay que limpiarlos cada dos por tres. Va perfecto con los estilos más minimalistas y modernos.
  • Vitrinas de aluminio: La estructura del mueble está formada por aluminio. Da mucha personalidad en la estancia donde se ubique. Casa a la perfección con el estilo industrial.
Vitrina de madera y de cristal.

¿Te animas a incorporar una vitrina en tu casa?

Categorías: De Paso Etiquetas:
Te puede gustar