3 maravillosas ideas para decorar con frutas tus bandejas

Sofía Sangrador · 24 noviembre, 2018
Haz que tus bandejas resulten más atractivas colocando frutas de manera original, parecerán otras.

Si quieres que tus bandejas resulten un poco más atractivas y no simples accesorios del hogar tienes que conocer las siguientes ideas para decorar con frutas que te dejamos en este artículo.

Estas ideas te servirán a la perfección para fiestas, cumpleaños u otras ocasiones especiales. Visualmente, las bandejas llamarán más la atención simplemente por la forma en la que está colocada la comida.

Además, puedes jugar con los colores de las frutas para que el aspecto sea más colorido, dinámico. Verás que hay muchas opciones diferentes, solo tienes que ser creativo y cuidadoso.

Ya sabes que hay que cuidar de los detalles más pequeños, así que aunque no lo parezca, decorar con frutas hará que tus bandejas se vean mejor y más llamativas. Al igual que con el tipo de vajilla o mantelería, una correcta presentación de los platos es indispensable.

A continuación, te dejamos 3 formas diferentes para colocar la fruta, para que puedas coger algunas ideas a la hora de servirla en las comidas.

1. Banderillas de fruta

Banderillas de fruta.

Aunque es una opción básica y sencilla, el resultado queda bien. Solo debes cortar las frutas que hayas escogido en pedacitos pequeños, intentando que sean del mismo tamaño. Ten en cuenta cuáles son las frutas de cada temporada o cuáles son las mejores para tu dieta.

Luego, debes ir insertándolas en los palillos, para ello, puedes hacerlo según los colores o los sabores. Para que el resultado sea más homogéneo, colócalas siempre de la misma manera siguiendo siempre el mismo orden.

Después, solo tienes que colocarlas en la bandeja de forma ordenada, todas en la misma dirección. Por encima, puedes echar un poco de sirope de chocolate, fresa o nata, por ejemplo. Y alrededor de la bandeja puedes colocar fresas, moras o alguna otra fruta para que quede decorado el borde también.

Si la bandeja es pequeña o no tiene forma rectangular, puedes hacer mini banderillas. Tienes que hacer exactamente lo mismo que con las más grandes, pero en vez de colocarlas tumbadas sobre la bandeja, puedes colocarlas verticalmente, siempre que dejes en la parte inferior un pedacito de fruta plano, para que se sostengan bien.

2. Separando por colores

Fruta por colores.

En este caso, también tienes que cortar las frutas en pedazos del mismo tamaño. Existen algunas herramientas para cortar la fruta con formas, por ejemplo en bolitas, ideal para la sandía o melón. Si quieres, puedes colocar pequeños platitos sobre la bandeja (sobre todo en el caso de una mesa auxiliar con bandeja), para que luego sea fácil limpiarla.

Una vez las hayas cortado todas, solo tienes que colocarlas sobre la bandeja de forma estética. Hay varias posibilidades, dejándolas en pequeños montones (cada uno con un tipo de fruta), en filas horizontales o verticales…

También puedes hacer una línea que recorra todo el borde de la bandeja y luego seguir ese mismo diseño hasta llegar a la zona central. En este último caso, te recomendamos que dejes las frutas más grandes para las líneas más externas.

Si quieres, en la zona del centro puedes dejar un pequeño cuenco con sirope o nata o un recipiente con cubiertos/palillos y servilletas.

Lo más importante es que las coloques por colores, yendo de más oscuros (moras, por ejemplo), hasta los más claros (peras, manzanas…). También puedes jugar con las formas, cortando algunas en triángulos y otras con forma circular.

3. Decorar con frutas las bandejas para los más pequeños

Palmera con trozos de fruta.

Esta última posibilidad es ideal si hay niños pequeños en casa, les encantará ayudarte. Esta idea consiste en realizar figuras con los cachitos de fruta: una carita sonriente, la cabeza de un león o un ratón, letras y números (como las iniciales de cada miembro de la familia), entre otras muchas ideas.

De este modo, puede que te cueste un poquito menos que coman la fruta. Y, al  igual que en los otros casos, puedes dejar en una esquina de la bandeja azúcar, sirope…

Como has visto, todas estas ideas son muy sencillas pero muy agradables a la vista. Con un poco de creatividad podrás decorar con frutas de mil maneras diferentes sin ningún problema.

Algunas personas, por ejemplo, vacían el interior de una sandía usándola luego como recipiente para colocar todas las frutas.