5 tips para hacer frascos que brillan en la oscuridad

Yamila Papa · 7 octubre, 2018
Los frascos que brillan en la oscuridad te pueden servir si tus hijos solo duermen con una luz encendida, si quieres decorar una fiesta temática o buscas una manualidad para un día de lluvia.

¿Tus hijos le temen a la oscuridad? ¿Quieres decorar una fiesta temática de cumpleaños? ¿Te gustaría contar con algún tipo de iluminación en la sala por si te levantas por la noche? Entonces, te recomendamos que leas el siguiente artículo, donde te contamos diferentes ideas y tips para hacer frascos que brillan. ¡Son muy bonitos y fáciles de hacer!

¿Cómo hacer frascos que brillan en la oscuridad?

Los frascos que brillan son perfectos para decorar una fiesta, la habitación o hasta el balcón. Sus colores fluorescentes le dan un toque diferente a los ambientes y también tienen una utilidad por las noches, tanto para temerosos como para noctámbulos. Algunas ideas para hacerlos tú mismo:

1. Frascos que brillan con tubos fluorescentes

Tubos fluorescentes.

Seguro conoces esos tubos o pulseras fluorescentes que están tan de moda en bodas y fiestas. Puedes usarlos para tus frascos que brillan. Necesitas:

  • Tubos fluorescentes
  • Tijeras
  • Frasco de vidrio con tapa
  • Guantes de látex
  • Colador (tendrá que quedar para manualidades, no lo uses en la cocina)
  • Papel periódico

Coloca papel periódico en la mesa o lugar donde trabajarás. Ponte los guantes y coloca el colador encima de la boca del frasco. Corta en trozos los tubos fluorescentes y vierte el interior en el frasco. Puedes añadir un poco de adhesivo brillante. Cierra el frasco y bate bien. El efecto durará aproximadamente tres horas.

2. Frascos que brillan con pintura fluorescente

Si tienes niños seguro conoces la pintura que se ilumina en la oscuridad y que se usa en diferentes fiestas temáticas. Puedes conseguirla en tiendas especializadas y hacer unos bonitos frascos. Necesitas:

  • Pintura fluorescente de dos colores
  • Pincel
  • Frasco de vidrio

Lava bien el frasco y haz puntos con el pincel y una de las pinturas fluorescentes. Deja que se seque antes de pintar el resto del frasco con el otro color. La idea es que no tengan un diseño específico; solo puntos de colores que a la luz del día parecerán blancas pero cuando se apague la luz ofrecerán toda su magia.

3. Frascos que brillan con figuras fluorescentes

Estrellas fluorescentes.

Las generaciones anteriores han disfrutado de estrellas, planetas y cometas luminosos en el techo de sus habitaciones. Hoy en día no se usan tanto estas figuras, pero aún se pueden conseguir en algunas tiendas. Necesitas:

  • Un frasco de vidrio
  • Figuras que brillan en la oscuridad
  • Pegamento

Una opción muy sencilla es colocar pegamento del lado de dentro del frasco y luego pegar las figuras contra el vidrio. Otra alternativa es armar una estructura de cartón (por ejemplo el tubo del papel higiénico) y pegar allí las formas fluorescentes. Luego se colocan en el interior y se cierra la tapa. Al apagar la luz, se verá cómo brillan.

4. Frascos que brillan con rotulador fluorescente

Una idea similar a la primera, pero en este caso con los famosos marcadores o rotuladores fluorescentes, los mismos que se usan para resaltar información en un papel o libro. Necesitas:

  • Rotulador fluorescente (hay amarillo, rosado, verde, naranja, etc.)
  • Cortador
  • Frasco con tapa
  • Papel periódico
  • Guantes de látex
  • Agua

Como primera medida, coloca el papel periódico en la mesa y ponte los guantes. Quita la tapa del rotulador y con el cortador o tijera corta la punta (por donde sale la tinta). Retira el tubo del interior y colócalo en el interior del frasco.

Rotulador fluorescente.

Rellena con agua caliente (no hirviendo), tapa el frasco y bate bien. Deja que el cartucho repose por lo menos durante seis horas. Pasado ese tiempo abre la tapa y retíralo (ponte guantes nuevamente). Desecha el cartucho y tapa. Coloca debajo de una luz negra, así brillará por horas.

5. Frascos que brillan con dibujos

En las tiendas puedes encontrar pintura que brilla o fluorescente muy fácil de aplicar presionando el envase. Te servirá para dibujar en la parte externa del frasco el diseño que más te guste. Necesitas:

  • Frasco de vidrio
  • Marcador para cristal
  • Pintura fluorescente en tubo
  • Agua

Es muy fácil. Primero haz el dibujo que quieras con el marcador y luego repasa con la pintura fluorescente. Deja que se seque bien y llena el frasco con agua. Tapa y espera a que sea de noche.

Los frascos que brillan son una perfecta manualidad para hacer con nuestros hijos y también para reciclar cosas que tenemos en casa.