Cómo conseguir un efecto decapado en la madera

Yamila Papa · 11 marzo, 2019
Gracias al decapado en la madera, tus muebles se verán como antiguos.... ¡Sin necesidad de serlo! También puedes usar este método para cajas, estantes o lo que se te ocurra.

Para los estilos vintage o rústicos podemos usar diferentes técnicas que permitan dejar los muebles acordes al resto de la decoración. No hace falta gastar demasiado dinero, solo es cuestión de animarnos a hacerlo nosotros mismos en casa. En el siguiente artículo te damos unos consejos para que puedas conseguir un efecto decapado en la madera y usar los muebles que ya tenías en casa.

Qué es el decapado en la madera

Técnica decapé sobre mueble blanco.
Técnica decapé / totenart.com

Aunque nos cueste un poco creerlo, el mundo de la decoración ha logrado incluir todo tipo de objetos, incluso aquellos en estado deplorable. Los muebles que quizás antes hubiesen ido a parar a la basura, hoy se emplean en los ambientes más chic y aparecen en revistas de decoración como estrellas.

Incluso teniendo mobiliario en buen estado, lo gastamos para que parezca antiguo. El decapado en la madera es básicamente eso, quitarle capas para lograr un efecto avejentado. Puede ser una silla, una mesa, una caja, una bandeja o una puerta… y no existe una única técnica, sino varias, para lograrlo.

Cómo conseguir un buen decapado en la madera

Si quieres crear un ambiente vintage, no hace falta comprar muebles envejecidos con el paso del tiempo… Lo puedes simular muy bien con las técnicas del decapado, que sería algo así como ‘lijar y pintar’.

1. Con vinagre y agua

Técnica de decapado con agua y vinagre.

Lo mejor de todo es que no produce el típico polvillo de cuando lijamos y, además, nos evitamos tener que ejercer fuerza sobre la madera. Necesitas vinagre blanco, agua, tela de algodón y pintura. Primero pinta la superficie que quieres decapar, y en el color que quieras. Deja secar. Mezcla agua y vinagre en partes iguales y moja la tela. Frota la superficie para que la pintura empiece a salirse y queden partes de la madera a la vista.

2. Con esponja y cera

Lijar muebles.

Otra opción para hacer un decapado en la madera. En este caso se conoce como técnica shabby, y es bastante simple. Si bien necesitas una lija, no requiere muchas sesiones con ella. Los demás materiales a utilizar son: pintura acrílica, pincel o esponja y cera incolora.

Primero pinta el mueble de madera, y cuando se seque por completo, aplica la cera incolora con el pincel o la esponja. Lija suavemente en las áreas que quieres decapar. Por último, coloca una mano de barniz transparente para que se mantenga la pintura por más tiempo.

3. Con vaselina

Vaselina.

Para muebles grandes, como por ejemplo una mesa, esta es la mejor técnica. En poco tiempo conseguirás el efecto decapado deseado. Necesitas vaselina sólida, una tela de algodón y pintura.

Pasa la vaselina donde quieres producir el desgaste, ya sea con un pincel o con los dedos. Deja que se seque y aplica una buena cantidad de pintura. Tras dos o tres horas, pasa la tela de algodón y verás cómo se levanta fácilmente la pintura.

4. Con barniz y lija

Barnizar muebles

En este caso, primero tienes que tintar la madera con barniz y luego pintarla. Los materiales que necesitas son: tinte al agua color madera, pintura a la tiza, pincel y espuma de lija fina.

El primer paso consiste en teñir de forma homogénea. Deja dos horas para que se seque. Luego aplica una mano de pintura a la tiza y espera nuevamente a que se seque. Por último, lijarás suavemente la superficie de la madera, haciendo hincapié en las zonas donde quieras que más se note el decapado.

5. Con una vela

Cera de un mueble.

Se trata de una de las técnicas más conocidas para el decapado en la madera. Necesitas una vela blanca, de esas grasas, lija y pinta del color que desees. Primero tendrás que pasar la vela por toda la superficie del objeto o mueble, con mayor énfasis en los bordes o esquinas (que es donde usualmente se desgastan las cosas).

Después tienes que pintar con una sola capa. Cuando se haya secado, lija para quitar aquella pintura que sobra y que no permite el efecto decapado antiguo.

6. Con espátula

Espátula para quitar la pintura de un mueble.

El último de los métodos quizás es el menos sofisticado de todos, pero se recomienda para grandes superficies. Pinta con el color que deseas y, usando la espátula, retira pedazos de la pintura, para que se vea el fondo en madera. Para un decapado en la madera estas son las mejores opciones que tienes disponibles. ¡Manos a la obra!