Cómo quitar las manchas de moho en la madera

29 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
¿El moho es un problema en tu hogar? Es momento de intervenir y ponerle remedio a la situación.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan nuestros muebles son los hongos. Estos suelen aparecer por la humedad, la suciedad, el paso del tiempo o, simplemente, por no cuidarlos. Por eso, te mostramos cómo quitar las manchas de moho en la madera.

Este problema tiene presencia sobre todo en el mobiliario de espacios cerrados. Un caso particular son los trasteros o buhardillas. Comprobarás que la madera cambia el color, su apariencia, la textura y, por supuesto, la estética.

En el momento en que detectes la aparición de moho, hay que intervenir de inmediato y realizar un tratamiento con el que mejorar el material y prevenir de nuevo su aparición. Para ello, es mejor que tengas presentes algunos de los consejos que veremos a continuación.

¿Cómo se genera el moho?

Madera con moho.

El moho aparece en superficies de todo tipo: madera, tela, plástico, etc. Por norma general, se manifiesta cuando el material se ubica en espacios de poca ventilación, con humedad y donde haya baja iluminación. Incluso, puede desarrollarse en las paredes de la casa.

Es posible que hayas oído hablar de distintos tratamientos y productos químicos que son eficientes, pero posiblemente perjudiquen la madera y generen problemas estéticos. Nuestro principal propósito es que los muebles no sufran y que se mantengan en buenas condiciones.

Lo ideal sería la realización de un mantenimiento continuado para prevenir su aparición; sin embargo, no siempre nos damos cuenta de la vulnerabilidad de la madera y de lo fácil que puede resultar el deterioro de un mueble si se encuentra en situación de abandono.

Observa y vigila el estado en el que se encuentran tus muebles.

Cómo quitar las manchas de moho en la madera en 3 pasos

Tratar la madera.

Si no quieres recurrir al uso de productos químicos, existen fórmulas para su eliminación a través de métodos más eficientes que, además, no perjudicarán el ambiente del hogar ni producirán contaminación.

  • Un ejemplo sería limpiando la superficie de la mejor manera posible con un trapo húmedo. Aunque no lo parezca, siempre se quitan algunos restos que están por la superficie y se deja todo preparado para que intervengamos con otros productos especiales.
  • Un método muy efectivo es a través de la unión de vinagre blanco con un par de cucharadas soperas de cloro. A continuación, conviene que lo removamos para que se mezclen ambos líquidos. Al aplicarlo, puedes utilizar un cepillo de dientes para sanear la superficie.
  • Otra posibilidad es limpiar el material con agua y jabón, tratando de frotar por la superficie con un cepillo. Una vez realizado este proceso, conviene aplicar cloro y seguir frotando hasta que comprobemos cómo se eliminan los hongos.

En cualquiera de estos puntos, podrás comprobar que, una vez que se ha secado la madera, queda más clara y renovada; incluso, quedará prácticamente como nueva.

Quitar las manchas de moho en la madera: intervención en casos extremos

Tratar la madera con moho.

Si el moho ha afectado de forma drástica y contundente a la madera, es momento de recurrir a un producto que pueda resolver el problema rápidamente; sin embargo, existe un inconveniente: el material puede salir damnificado.

Un caso particular podría ser lijando la superficie para que quede lisa y sin ningún tipo de mancha. Este es un paso crucial antes de que pasemos a la aplicación de un producto desinfectante que acabe con los hongos.

La lejía es el recurso con el que eliminar de forma directa el moho; en cambio, tiene otras consecuencias negativas: puede decolorar la zona donde hayamos realizado la intervención. Por tanto, es mejor que, una vez realizado el proceso, apliquemos sellador y barniz para devolver, así, un aspecto más natural.

Recurre a esta fórmula solamente en casos extremos.

Trata de controlar la humedad en las habitaciones

Pared de madera con humedad.

El moho produce un olor desagradable. Si aparece en cualquier mueble de la casa, puede estropearse y expandir un aroma insalubre. Si consideras que la situación no tiene solución, podemos pasar a otro nivel: cambio de la madera por otra nueva.

Recuerda que conservar un mueble en el que reaparece el moho significa que apenas podrá tener solución; por tanto, hay que valorar la idea de reemplazar el material o, directamente, comprar un mueble nuevo y controlar la humedad del espacio y hacer que tu hogar sea impermeable.

En definitiva, lo mejor es que observes de forma periódica la situación de tus muebles y, en general, de las habitaciones. La prevención es la mejor solución, es lo mejor para que el hogar goce de buena salud.

  • Barbado, José Luis: Consejos útiles para el hogar, Albatros, 2003.